Marbella Low Cost

Las Estaciones y Los Días: Marbella Low Cost

Las Estaciones y Los Días: Marbella Low Cost – El turismo en Marbella, reflexión de la calidad del comportamiento de los visitantes.

Marbella Low Cost

La posverdad nace bajo el paraguas de un interés, crece al amparo de las redes sociales y se instala en los patios de corrala, en las sobremesas, en las barras de bar como verdad indiscutible, hasta que salta a los mentideros nacionales como un problema serio que hay que abordar con urgencia. Y después de esto, del salto a las televisiones nacionales, aquellos que colaboraron en la creación de esa posverdad, de esa mentira, que alentaron su evolución y que soliviantaron una corriente de opinión pública artificial son los primeros que se rasgan las vestiduras.

Ha pasado con un tema principal para la ciudad de Marbella: el turismo. Desde hace unas semanas se escuchaba un runrún, un eco, una calificación que ha ido creciendo. Se hablaba de turismo ‘low cost’ y se acompañaba este runrún, este eco, de algunas imágenes de turistas impresentables, abocados a lo repugnante por culpa de los excesos. Estos hechos, localizados en dos o tres puntos muy concretos y nunca extrapolables a la mayoría de la ciudad, han sido utilizados de manera torticera por unos y otros para crear un estado de opinión alarmista que ha terminado con una moción del Partido Popular en el pleno del mes de julio y un reportaje torticero en una televisión nacional.

Después del reportaje emitido por Mediaset la semana pasada ha venido el llanto y el crujir de dientes, curiosamente, por gran parte de aquellos que alentaron, promovieron, crearon y alimentaron la polémica que ahora se soliviantan en las mismas redes sociales y plataformas que ayudaron a alimentar a la bestia.

Entre lo uno y lo otro se ha perdido la oportunidad de abrir un debate real en el que se defina qué es turismo ‘low cost’ y qué es turismo ‘high cost’, qué es turismo de calidad y qué no lo es, qué modelo de turismo se quiere para esta ciudad, qué estrategia existe a medio y largo plazo, abrir un proceso de ideas para combatir la estacionalidad, de buscar nuevos nichos de mercado…. En fin, un debate abierto y sin intencionalidad de aprovechamiento político, para establecer y definir qué es lo más adecuado para la principal economía de Marbella.

Se ha hablado mucho del “antes en Marbella”… ¿Se puede hablar de turismo de calidad el de aquellas elites que navegaban a caballo entre las corruptelas, el tráfico de armas y de estupefacientes y que se gastaban a expuertas el pecunio en la Marbella de los ochenta aplaudidas por tirios y troyanos? ¿Eso era turismo ‘high cost’ o turismo ‘low cost’? Solo por poner un ejemplo real y que no le acusen a uno de demagogo si sigue con la retahíla, que la hay…

Para mí el futuro del turismo está en la sostenibilidad, en el turismo que busca, investiga y se interesa más allá del sol y la playa (que también), que apuesta por el conocimiento, por las estancias prolongadas, por los posibles clusters que representan la Costa del Sol y la Sierra de las Nieves, por las sinergias con los lugareños, por el turismo de experiencias ligado a las costumbres e historia de la ciudad, que define su estancia en relación a las emociones… Eso es, para mí, turismo de calidad. Y en estos días se ha hablado muy poco de todo ello.

En el pleno municipal del mes de julio se apuntaron grosso modo algunas ideas al respecto, pero poco o nada concluyentes. El aumento de turistas sigue imparable en la ciudad eso es incuestionable, como es cierto que hay dos o tres focos de turismo incívico impresentable, pero creo que responden más a un problema de seguridad que a un problema de ofertas de turismo de borrachera. También creo firmemente que la marca Marbella está firmemente asentada, que no se transformará en Magaluf porque los marbelleros y marbelleras, porque la propia ciudad, porque la propia marca no lo permitirían.

De la campaña “Starlite somos todos” ya hablaremos cuando el levante amaine.

También puede interesar

3 comentarios

  • Juana 08/08/2017   Respuesta →

    El revoltijo de ideas que yo tenia respecto a este tema me ha quedado perfectame aclarado.Yo estoy viviendo una Marbella viva,en unas playas familiares y tranquilas.Con mucha gente,mucha sí pero vivo en el mismo centro y no me llegan jamás esos ecos salvajes.Vamos,que se está muy bien y seguro que va a seguir siendo así
    Gracias. gracias

  • Toñi 08/08/2017   Respuesta →

    Siempre son las mismas noticias. Aburridas ya. Los que trabajamos todo el año aquí. Tenemos ya a muchos “turistas-amigos” sí, así, todo junto. A los que nos encanta ver, saludar e incluso echar de menos el resto del año.

  • Santiago 16/08/2017   Respuesta →

    Sobre él te,a del turismo los Costa, no puedo estar más de acuerdo contigo.
    Empecé a trabajar a los quince años, en un reconocido edificio de apartamentos y después en algo que otro hotel de lujo de la ciudad, y recuerdo que siempre en una época determinada del año llegaban los turistas llamados de tortilla, que ahora se denominan low Cost, europa se achinaban en apartamentos o dormían en su coche, y que además en lugar de ir de restaurante, compraban en los supermercados, recuerdo aquellos jóvenes italianos en sus Fiat que pretendían ligar con todo lo que llevaba faldas o aquellos hoolligans borra chuzos que se dedicaban a cantar por las calles y entrar a los establecimientos a formar sus peleas británicas, por eso creo que el tema no es nuevo en absoluto, lo que ocurre es que las redes sociales ahora muestran esa realidad por qué la podemos compartir, antes era una anécdota que nos la contaba alguien peo no la veíamos.

Dejar un comentario