Tarjetas Parking Minusválidos

Campaña Concienciación Tarjetas Parking Minusválidos

Campaña Concienciación Tarjetas Parking Minusválidos – El Ayuntamiento de Málaga pretende reducir el fraude en la ocupación de plazas reservadas para personas con movilidad reducida.

Campaña Concienciación Tarjetas Parking Minusválidos

Debido a la detección de un uso indebido en las tarjetas de aparcamiento que el Ayuntamiento de Málaga concede a las personas con movilidad reducida, el Área de Accesibilidad del Consistorio ha decidido poner en marcha una campaña de concienciación ciudadana para fomentar una utilización correcta de la misma y reducir el fraude en la ocupación de plazas reservadas para este colectivo, así como evitar que otras personas de su entorno dispongan de ellas como si fueran propias. De esta manera, también se pretende combatir otros comportamientos incívicos como el estacionamiento en las plazas reservadas para minusválidos sin la correspondiente tarjeta autorizadora.

Para desarrollar esta campaña, que comenzará en los próximos días, el Ayuntamiento ha elaborado una guía explicativa del buen uso de estos espacios y ha preparado además un vídeo explicativo en colaboración con la Agrupación de Desarrollo “Málaga Accesible” que da ejemplos de buenas prácticas relacionadas con la tarjeta. La acción se completará también con cartelería diseñada para crear este efecto que se colocarán en los autobuses de la EMT.

Actualmente existen en Málaga 1.475 plazas de aparcamientos reservadas a personas con movilidad reducida. Su ubicación puede consultarse en esta web municipal y se van ampliando según las peticiones que se reciben y tras un análisis y estudio de su idoneidad.

Las famosas tarjetas de aparcamiento azules están destinadas a aquellas personas que, debido a su discapacidad, tengan limitada su capacidad de movimiento y ello les dificulte la utilización de los medios de transporte público. Para ello deben acreditar discapacidad mayor o igual al 33% con graves dificultades de movilidad.

La adjudicación de la misma conlleva la aceptación de normas legales que rigen su uso, como la concesión exclusiva a personas con limitación en el movimiento o con deficiencia visual, la obligación de renovarla cuando termine su vigencia, así como la necesidad de ser colocada en un lugar visible del vehículo y el conocimiento de que su mal uso podrá ser sancionado por el Ayuntamiento. En relación a ello, se podrán imponer sanciones si se presta la tarjeta a otra persona o el titular de la misma no va en el vehículo, si no se coloca en un lugar visible, si ha caducado o si se usan fotocopias de la misma. La cuantía de las sanciones podrá oscilar entre los 90 y los 200 euros. Además, la Ordenanza de Movilidad del Ayuntamiento prohíbe expresamente algunas prácticas fraudulentas, como realizar duplicados y falsificaciones de tarjeta, así como su utilización por otras personas.

Enlace al vídeo del Ayuntamiento de Málaga sobre las tarjetas de aparcamiento para minusválidos

También puede interesar

Dejar un comentario