IEVENN
Cultura

12 cómics para el fin de semana

Os vamos a recomendar 12 cómics para el fin de semana, de todos los estilos y para todos los públicos, para que encontréis alguno que os seduzca. Os aseguramos que todos merecen mucho la pena. Son, por orden alfabético:

Balas perdidas 4: Días negros

Balas perdidas, de David Lapham es uno de los mejores cómics de serie negra de los últimos años, sobre todo porque su historias no están protagonizadas por gángsters ni policías, sino por gente corriente que se ve envuelta en situaciones extraordinarias. La editorial está reeditando todos los tomos de esta premiada serie y ahora le llega el turno a Balas perdidas 4: Días negros (La Cúpula), que nos cuenta tres historias que terminarán entrecruzándose.

Historias que nos muestran lo más oscuro del alma humana pero en las que no falta la esperanza. Aunque hay que reconocer que esta es una de las historias más tenebrosas de la serie. En la que vuelve a destacar el manejo de la tensión narrativa de Lapham, sus maravillosos personajes y un dibujo que nos remite inmediatamente a la mejor serie negra, pero conservando ese aspecto de cotidianidad que hace tan especial a esta serie. Y es que, cuando terminamos de leer sus apasionantes historias nos damos cuenta de que podrían habernos ocurrido a nosotros. Una lectura tan absorbente como las mejores novelas negras.

Betty Boob

En los últimos tiempos ha habido varios cómics estupendos sobre el cáncer de mamá como Qué no, que no me muero, de María HernándezAlicia en un mundo real, de Isabel Franc Susana Martín, o  Historia de mis tetas, de Jennfer Hayden, por citar algunos. A los que ahora se suma Betty Boob (Planeta Cómic), de Vero Cazot y Julie Rocheleau, que se acercan al tema con un enfoque muy original, con unos dibujos absolutamente maravillosos, un derroche de humor y un eperanzador mensaje de superación.

Aprovechando el juego de palabras entre el famoso personaje de cómic (Betty Boop) y el nombre de las tetas en Inglés (boob), las artistas francesas cuentan la historia de una joven cuya vida cambia traumáticamente a raíz de que le descubren un tumor y le quitan un pecho. Al principio la joven sufrirá un shock que le hará perder la confianza en sí misma, el trabajo e incluso a su novio. Pero luego encontrará la salvación donde menos se lo espera, como bailarina de burlesque. Un trabajo gracias al que recuperará la confianza en sí misma e iniciará una nueva vida. Un cómic con unos dibujos preciosos y que prácticamente es mudo. Una pequeña obra de arte con un mensaje de valentía y optimismo.

Infinity 8: Guerrilla simbólica

Llegamos al ecuador de una de las series de ciencia ficción más originales de los últimos años con su cuarto volumen. Infinity 8: Guerrilla simbólica (dib>buks) sigue contándonos los viajes de la gigantesca nave, del mismo nombre, que transporta a los supervivientes de la humanidad a través del espacio. En cada tomo se encuentran con un obstáculo en su camino que obliga a parar la nave y a adelantar el tiempo ocho horas para que un agente, siempre femenino, investigue lo que puede ocurrir. Tras completar la misión, la nave vuelve a retroceder en el tiempo y continúa su camino.

Si la serie es un homenaje al Incal (de Jodorowski Moebius), eso se acentúa en esta historia protagonizada por Patty Stardust, una joven agente que lleva cinco años infiltrada en la Guerrilla simbólica (un grupo hippie que se pasa el día drogado y pretende acabar con el sistema). Un viaje psicodélico que es un divertido y bello homenaje a la cultura, la estética y la música de los 70; y en la que el famoso Club de los 27 (los cantantes de rock fallecidos a esa edad como Jimi Hendrix, Janis Joplin o Jim Morrison) cobran un inesperado protagonismo. Una de las mejores historias de la serie con un maravilloso guion de Lewis Trondheim y Kris, y unos espectaculare dibujos de Martin Trystram, muy influenciado por Mebius.

La resistencia

Una de las malas noticias de este año ha sido la despedida de la revista La resistencia (Dib>buks) que nos ofrecía historias cortas de autores españoles (tanto consagrados como recién llegados). Pero nos quedan diez estupendos números llenos de historias maravillosas y muchísima ilusión y amor por el cómic. Una aventura que vuelve a demostrarnos que los lectores prefieren las historias largas. Una pena porque pensamos que ambos formatos son compatibles, igual que el cuento y la novela, y que este formato es ideal para presentar y apostar por nuevos artistas.

Pero la revista se despide a lo grande, con un número espectacular en el que encontraréis desde Premios Nacionales del cómic, como Santiago Valenzuela, hasta grandes autores de todos los estilos y edades como Vicente Navarro, Pedro Villarejo, Fidel Martínez, Ion Arretxe, Enrique Ventura, Alfonso Bueno, Alberto Cimadevilla, Fermín Solís, Gol, Manel Cráneo, Albertoyos, Alfonso Bueno, Eduardo Molina, Manuel Romero, Antonio Sachs, Rubén Gil, Miguel Ángel Martín, Manolo Hidalgo, F.H. Navarro, Juan Alcudia, Juan Gallego, Koldo Azpitarte, Mikel Bao, Andrés Leiva, Olga de Castro, Chema García, Kike Infame. La portada es de Joaquín López Cruces y hay un precioso homenaje a la gran Ana Miralles.

Malas compañías

No es muy frecuente que nos lleguen cómics de Corea aunque, afortunadamente, de vez en cuando nos llevamos alguna agradable sorpresa, como Malas compañías (Astiberri), de Ancco. La artista coreana nos cuenta la dura historia de Jinju, una joven de 15 años que vive en un pequeño pueblo de Corea del Sur duramente castigado por la crisis. Parece una chica mala porque fuma y se ríe de sus profesores pero lo hace como una forma de rebelarse contra una vida absolutamente miserable: Su padre la pega, sus compañeros también e incluso sus profesores. Ella solo intenta comprender el por qué de tanto sufrimiento y, a pesar de ese trato brutal, adora a su padre.

Una infancia marcada por el maltrato y la falta de esperanza que llevará a la joven al límite, a plantearse incluso dedicarse a la prostitución. Y terminará fugándose con una amiga, en una huída a ninguna parte. Lo peor de todo es que esta dura historia está basada en la juventud de la propia autora que confiesa que cuando la pegaban nunca pensó que su vida fuera difícil, porque era la única que conocía y gracias a sus amigas podía divertirse. Nunca se les pasó por la cabeza pedir ayuda. Historias que, desgraciadamente se siguen repitiendo en la actualidad en muchos países del mundo. Un estupendo cómic que consiguió el Premio revelación en el Festival del Cómic de Angoulême 2017.

Shock. Anthology

Una de las mejores noticias del cómic de este 2019 ha sido la llegada a España de los tebeos de la editorial independiente norteamericana Aftershock que, desde 2015, ha reunido a algunos de los mejores escritores y artistas de las últimas décadas  como Garth Ennis (Predicador), Neil Gaiman (Sandman), Warren Ellis (Planetary), Brian Azzarello (100 Balas), o Sam Kieth (The Maxx). Lo publica Planeta Cómic y si todavía no conocés su universo, una forma estupenda de acercarse a él es a través de Shock Anthology, una selección de historias cortas en las que participan grandes autores.

Confieso que soy amante de esas historias de 8 o 10 páginas que consiguen contarte una historia redonda, y a veces con un final que te deja en estado de shock. Algo muy difícil de conseguir pero lo que encontraréis estupendos ejemplos en este tomo. Por citar solo un par de historias hemos alucinado con Cosas de brujas, de Neil Gaiman y Michael Zulli, y con Iste bu Istambul!, de Charles Vess. Pero en estas páginas también encontraréis a Brian Azzarello, Bill Willingham, Francesco Francavilla, Marc Guggenheim, Mike Carey, Paul Jenkins o el veterano Jim Starlin.

Sinfonía carcelaria

Sinfonía carcelaria (Dib>buks) es un interesante cómic escrito por Romain Dutier, que fue coordinador del Centro Penitenciario de Fresnes y que nos cuenta sus esfuerzos por hacer llegar un poco de diversión y cultura a los presos, sobre todo en forma de conciertos musicales. Un cómic que es, a la vez, una denuncia de las condiciones en las que viven los presos y una historia de esperanza en la que se defiende que la mayoría de esos reclusos pueden tener una segunda oportunidad si la cárcel sirve para rehabilitarlos, en vez de solo castigarlos.

Un cómic que nos cuenta las historias de muchos de esos reclusos y los esfuerzos de Romain por conseguir llevar a esos grupos musicales hasta la cárcel. No es una idea nueva ya que, como nos recuerda el propio cómic, ha habido muchos conciertos famosos en la historia de las prisiones, empezando por los conciertos que Johnny Cash ofreció en 1968 y B.B King en 1970. Dos grandes que no tardaron en ser imitados por otros artistas (Sex Pistols, Metallica…) Un cómic que cuenta con los expresivos dibujos de Bouqué, un conocido ilustrador infantil que con este trabajo se estrena en la novela gráfica.

The October Fraction

Casi coincidiendo con el esperado estreno de la serie en Netflix (este octubre), Norma editorial publica The October Fraction, un cómic de terror del guionista Steve Niles y el dibujante Damien Worm. Niles se hizo muy famoso por su serie 30 días de oscuridad, de la que se han rodado varias películas y, desde entonces, es uno de los imprescindibles del terror en los cómics, destacando sus colaboraciones con el gran dibujante Bernie Whrigtson (Frankenstein ¡Está vivo!, Dead, She Said, The Ghoul y Doc Macabre)

En este cómic se apoya en el arte de otro estupendo dibujante, Damien Worm, para contarnos la historia de la familia Allan que tiene una curiosa afición: se dedica a cazar todo tipo de monstruos y criaturas sobrenaturales. Un estupendo cómic de terror y una gran historia familiar, con unos personajes muy bien construidos, constantes sorpresas (del más allá) y un inteligente giro a los tópicos del género. Destacar su alucinante atmósfera. Esperemos que la serie de Netflix esté a la altura.

The Shaolin Cowboy: Bufé de extras

Norma sigue con la publicación integral (en tres volúmenes) de The Shaolin Cowboy, del genial dibujante Geof Darrow (famoso por sus colaboraciones con Frank Miller en Hard Boiled Big Guy). Una serie sorprendente, con la que ganaría el premio Eisner a Mejor guionista/dibujante y que está protagonizada por un monje shaolin, que también es un cowboy, y que vaga por el desierto enfrentándose a enemigos, desde dioses inmortales hasta todo tipo de pistoleros y criaturas, como un rey cangrejo.

En este segundo tomo (The Shaolin Cowboy: Bufé de extras) Darrow prescinde prácticamente de los textos para introducirnos en una orgía de ultraviolencia en la que veremos al monje descuartizar a cientos de zombis, con todo lujo de detalles. Aunque consigue que en ningún momento resulte desagradable; todo lo contrario, tenemos la impresión de estar asistiendo a un grandioso espectáculo de artes marciales. Destacar el sentido del humor y el surrealismo que impregna toda la obra. Lástima que no se prodigue más en el cómic pero es que hace ya tiempo que Hollywood le fichó para algunos de sus proyectos más innovadores (Matrix, The Spirit), además de dibujar juegos de cartas tan famosos como Magic. Una edición impecable que reunirá toda la serie en tres tomos de lujo. Un cómic con tantos detalles en sus páginas, que podemos pasar horas mirándolo.

Tú, una bici y la carretera

Si os gusta el turismo en bici y el cómic. O, simplemente, una buena historia, tenéis que leer Tú, una bici y la carretera (Astiberri) el diario de viaje de Eleanor Davis desde Tucson (Arizona) hasta Athens (Georgia). Un viaje por las carreteras de Norteamérica pero también un viaje íntimo en el que la autora se conocerá a sí misma y hará que los demás también nos conozcamos un poquito mejor. Un viaje en busca de libertad y una historia de superación, pero sin moralejas, en la que la autora crecerá como persona y nos hará crecer un poco a los lectores al compartir sus experiencias con nosotros-

Eleanor confiesa que decidió hacer ese viaje antes de decidirse a ser madre. Y para disfrutar de la libertad que da la soledad (cuando es buscada) y el enfrentarse a un reto para poder seguir evolucionando. Un viaje en el que también nos ofrecerá numerosos consejos por si queremos seguir sus pasos y nos narrarásus encuentros con gente maravillosa. Y es que estamos convencidos de que, como nos demuestra este diario, viajar, conocer a otra gente y otras culturas, es una de las experiencias que más nos enriquecen. Y si no podéis viajar, sí podréis acompañar a Eleanor en esta inolvidable aventura.

Una pequeña mentira

Ya podéis ver en los cines Una pequeña mentira, una película de Julien Rappeneau que adapta el excelente cómic del guionista Mario Torrecillas y el dibujante Artur Laperla que habla de la pasión por el fútbol pero también de muchas otras cosas como las relaciones paterno-filiales, los sueños, la crisis económica y las mentiras. Para la ocasión, Astiberri ha lanzado una nueva edición de Una pequeña mentira (que en su primera edición se titulaba Dream Team).

Un cómic para todas las edades que cuenta la historia de Enzo, un chico de barrio que tiene una pasión que a la vez es su válvula de escape: El fútbol. Porque su vida no es fácil, tiene un padre que bebe demasiado y pierde los nervios. Un día un ojeador del Arsenal se acerca hasta el barrio y se fija en Enzo. Pero no le coge por ser demasiado bajito. Pero Enzo decide que esa buena noticia sería lo que su padre necesitaría para remontar su vida y cuenta la mentira de que el equipo inglés va a ficharlo, transformando la vida de todos los que le rodean, sobre todo la de su padre. Y el niño irá demostrando su ingenio para salvar todas las dificultades que se le presentan.

El folletín ilustrado

Aunque no sea un cómic, sino un libro ilustrado, no podemos dejar de recomendar El folletín ilustrado (Lunwerg), de la periodista Mar Abad y el ilustrador Buba Biedma. Un libro que recopila la exitosa sección que realizan, desde 2015, en la revista Yorokobu. Este libro es un compendio de personajes e historias fabulosas del siglo XIX y principios del XX, recogidos a imitación de los famosos folletines de la época, en los que predominaba el sensacionalismo.

Por eso nos encontramos historias alucinantes. Algunas nos parecen increíbles actualmente, otras absurdas… pero la gran mayoría son apasionantes y muy divertidas, gracias al sentido del humor de Mar y a los maravillosos dibujos de Buba, que buscan la parodia y el esperpento. Así descubriremos relatos como el de Victorina Durán, la artista que no ocultó su lesbianismo, el famoso Crimen de Fuencarral visto por Pérez Galdós, la historia de Canelo, el perro más fiel de la Bahía de Cádiz o la de Loreto Prado (La musa Manola), la actriz y empresaria teatral de principios del Siglo XX. Un libro tan bello como emocionante y divertido.

LEIA el proyecto de la RAE para regular el español en Internet

Mariángel Paola Álvarez

Magritte, Boccioni y Picasso protagonistas en subasta de 192 millones dólares

Medios

La RAE le da la bienvenida a zasca, sieso, mensajear o casoplón

Medios

Jean-Paul Dubois se lleva el mayor honor literario de Francia: el Premio Goncourt

Medios

Selva Almada, distinguida con el First Book Award de Edimburgo

Medios

La fortuna de la familia real británica, al descubierto

Medios

Fallece el disidente soviético Vladímir Bukovsky

Medios

Mario Vargas Llosa: «Las imágenes que crea la literatura valiéndose de la historia, a veces prevalecen más que la propia historia»

Medios

Aniversario luctuoso de Da Vinci en museo Louvre

Mariángel Paola Álvarez

Escritor español Javier Cercas ganador del Premio Planeta 2019

Mariángel Paola Álvarez

Los autores Olga Tokarczuk y Peter Handke ganan los Nobel de Literatura de 2018 y 2019

Medios

Un extracto original de Guerra y Paz llega a Ginebra

Medios

Dejar Comentario