Al Baskonia no le basta con la defensa ante Obradovic

Hilliard intenta anotar ante la oposición de Lauvergne. DAVID AGUILAREFE

El Fenerbahce, en un igualado partido, se impone en el Buesa Arena pese a la gran actuación atrás de los hombres de Pedro Martínez (72-74)

Hay victorias que dejan con un regusto amargo a los entrenadores y derrotas que les llenan de orgullo. Pedro Martínez, seguramente, se irá a la cama pensando en que poco o nada puede reprochar a sus jugadores. Acaso la gestión de esa última posesión real en la que todo quedó definido. Por lo demás, el Kirolbet Baskonia merece un aplauso pese a caer derrotado frente al Fenerbahce, el vigente subcampeón de la competición. Hizo casi todo lo que podía hacer para evitar ese desenlace y simplemente no le alcanzó para lograrlo. [Narración y estadísticas (72-74)]

No hay muchos equipos en el continente capaces de tutear al equipo de Obradovic como lo hizo el Baskonia, menos aún con tanteadores bajos. Son ambos dos conjuntos acostumbrados a sobrepasar los 80 puntos, a gustarse en ataque y sobrevivir en defensa, pero en el Buesa sublimaron el trabajo en la canasta propia. Los instantes finales y el mayor acierto turco desde el triple (10/25 frente al 5/27) del Baskonia decantaron la balanza a favor del ogro.

Aparición de Diop

Shengelia y Lauvergne amanecieron como referencias ofensivas de sus respectivos equipos, con prevalencia para el francés, que guio a su equipo hacia un primera ventaja parcial importante de siete puntos (6-13). Fue entonces cuando apareció Diop, habitualmente una pieza secundaria de la rotación baskonista, para cambiarlo todo. Sumó ocho puntos en un abrir y cerrar los ojos que permitieron al Kirolbet recuperar el paso. Vildoza, con un triplazo sobre la bocina, selló la ventaja de los locales (20-18) al término del primer cuarto.

A partir de entonces, todo iba a cambiar de nuevo. Tras 10 entretenidos minutos iniciales, las defensas se impusieron claramente, especialmente la del Baskonia, que rayó a un nivel pocas veces visto, secando a jugadores clave del Fenerbahce como Sloukas, Kalinic o Vesely. En los cinco primeros minutos del segundo cuarto, sólo se vieron dos canastas, una en cada bando. Todo se aceleró de nuevo con Hilliard liderando al Baskonia y el Fenerbahce esquivando los obstáculos que encontraba. El 33-33 con el que se alcanzó el descanso definió fielmente la igualdad vivida hasta entonces en el Buesa.

Carga de minutos

Pedro Martínez pidió defensa e intensidad a los suyos para la segunda mitad y sus muchachos le hicieron todo el caso que pudieron. Daba gusto ver defender al Baskonia, ágil de manos, llegando a todas las ayudas, cerrando el rebote defensivo y abalanzándose hacia el ofensivo, tapando todas las líneas de pase que podía… Pero el Fenerbahce es hueso duro de roer y pese a su gran tercer cuarto, el Baskonia sólo logró irse siete arriba (55-48) al parcial final.

En él, a los vitorianos les empezó a pesar muy pronto la carga de minutos jugados a máxima intensidad y le costaba un mundo anotar si no era desde la línea de personal. En el Fenerbahce, mientras tanto, resurgían Datome y Kalinic. Dos tiros libres del alero serbio devolvieron la ventaja a los turcos (70-71) a apenas medio minuto para el final. La siguiente posesión era crucial para el Baskonia y en ella logró tirar a canasta hasta en tres ocasiones, pero nadie acertó. Tras una antideportiva rigurosa de Janning, Sloukas y Datome sentenciaron desde el tiro libre.

También puede interesar

Dejar un comentario