IEVENN
Motor

Álex Márquez llama, por fin, a las puertas de MotoGP

Motociclismo

El hermano del heptacampeón del mundo, gana en Montmeló y se coloca como nuevo líder de Moto2. Marcos Ramírez consiguió la primera victoria de su carrera en Moto3

El piloto español de Moto2, Álex Márquez Andreu Dalmau EFE

A principios del año pasado, Marc Márquez andaba nervioso. No le inquietaba el Mundial de MotoGP, ni tan siquiera su enésima polémica con Valentino Rossi en Argentina, le alteraba su hermano Álex. Más que nunca, necesitaba ganar una carrera en Moto2. Y no es una frase hecha. Necesitaba ganar sí o sí. Honda ya había decidido que Dani Pedrosa no continuaría en el equipo y, en la búsqueda de un sustituto, el cinco veces campeón quería que todo quedara en familia. En más de una ocasión ha dicho que su sueño, más allá de superar los títulos de Giacomo Agostini o Valentino Rossi, es competir en la categoría reina con su hermano como hacen cada día entrenando en el circuito de motocross de Rufea.

Por eso Álex tenía que ganar. Pero no lo conseguía. Subía el podio alguna vez, se caía alguna otra, pero las victorias nunca llegaban -de hecho no venció en toda la temporada- y sin victorias Honda no podía justificar su contratación. Al final, el puesto fue para Jorge Lorenzo y al pequeño de los Márquez le tocó quedarse por quinta temporada consecutiva en Moto2.

Y muy posiblemente por sexta. Desde hace una década los contratos en MotoGP se prolongan dos años y si no firmas en el periodo que se abre entre ellos, al curso siguiente no hay plazas disponibles. Para 2020, por ejemplo, ya están casi todos los equipos cerrados. Por eso hasta hace un mes la carrera de Álex parecía estancada. Incluso empezaba a vestirse de piloto maldito. Mientras veía como compañeros de su equipo, el Estrella Galicia 0,0, llegaban de Moto3, triunfaban y ascendía, él sólo sumaba infortunios y errores y su magnífico 2014, cuando fue campeón de la categoría pequeña, parecía cada vez más lejos.

Pero en las últimas tres carreras ha renacido. O ha recordado. O mejor, ha madurado. Desde su última desdicha, en Jerez, ha sumado tres victorias consecutivas con una solidez impropia, siempre con segundos de ventaja sobre sus perseguidores. Aunque Moto2 este año es una categoría llena de veteranos, como Thomas Luthi o Lorenzo Baldassarri, Álex Márquez domina cada domingo y ya es líder del Mundial. ¿Qué ha cambiado? «Se ha hecho mayor», analizaba su padre Julià, más emocionado con su triunfo que con el éxito de Márquez, cosas de la costumbre. «He hecho el click. Necesitaba creer en mí mismo», reconocía el mismo ya a las puertas de MotoGP. Necesitará un despido, un favor de su hermano Marc o ambas cosas, pero el año que viene, por fin, podría dar el salto.

Ramírez estrena palmarés en Moto 3

El futuro estaba despejado: Marcos Ramírez ganaba el Campeonato de España (CEV) de 2013 justo antes de cumplir los 16 años, convencía a Emilio Alzamora para que fuera su manager y al año siguiente podía saltar al Mundial de Moto3 con el mejor equipo posible, el Estrella Galicia 0,0, y como compañero de Álex Márquez. Sería el tercer Márquez, la nueva promesa del motociclismo español, le esperaba el éxito.

El futuro se oscureció: en la última carrera del Campeonato de España, un adolescente un año más joven que él –Fabio Quartararo- le arrebató el título por un punto, se llevó los contratos y Marcos Ramírez se quedó en la estancada. Era un piloto sin equipo en la edad más delicada, un joven desilusionado, una promesa sin rumbo.

Si no se perdió entonces fue de milagro. De hecho, un milagro obrado por su padre. Después de la decepción, en 2014 se hundió en el CEV en conjuntos con pocas aspiraciones y 2015 parecía la temporada de su adiós: antes de los 18 años, empezó a probar en categorías de serie, en el Mundial de Supersport y nada le salía bien. Pero su padre no quiso que se perdiera en la senda del Mundial. Para 2016 la familia echó el resto para que tuviera un equipo en el Mundial junior, el antiguo CEV, y funcionó. Gracias a sus resultados y por una baja a media temporada, Mahindra le ofreció un hueco en el Mundial del Moto3 y, al final, llegó. En 2017 ya conseguía dos podios en Sachsenring y Cheste, en 2018, otros dos en Jerez y Le Mans, y ayer en Montmeló logró su primera victoria en la categoría.

Fue a los 21 años, mucho tiempo después de lo esperado, pero fue. «Es increíble, ha sido una carrera muy loca, con un ritmo lento. En la última vuelta frené más tarde, aceleré, me vi primero, me dije, ‘tira, sólo dos curvas más’», describió tras superar en la vuelta final al líder del Mundial, Arón Canet.

La victoria de Ramírez fue la primera de un piloto andaluz en el campeonato pese a contar desde hace décadas con el circuito de Jerez. Nacido en Conil, se formó en el trazado vecino y en el Campeonato Andaluz para empezar una tradición competitiva hasta ahora inexistente en la región. En el Mundial, eso sí, el piloto del Leonard Racing está muy lejos de la cabeza por no haber puntuado en las últimas tres carreras. En Jerez, su casa, de hecho, estuvo peleando por la victoria, pero un incidente con Niccolò Antonelli le dejó fuera de carrera.

Fallece Jessi Combs, 'la mujer más rápida del mundo', mientras trataba de romper el récord de velocidad

Medios

Leclerc hizo la pole, sanción a Hamilton y el «dedito» de Kimi al campeón

Medios

La maniobra de Hamilton que provocó una furiosa peineta de Raikkonen

Medios

Fabio Quartararo, otra pole del novato que incordia a Marc Márquez

Medios

Muere un copiloto tras chocar contra un árbol en el Rally Balcón de Vizcaya

Medios

McLaren se codea con los grandes en Paul Ricard y Hamilton firma otra 'pole'

Medios

Jonathan Rea triunfa en Misano bajo la lluvia y Bautista acaba tercero

Medios

Hamilton consigue su tercera 'pole' de la temporada y Carlos Sainz saldrá sexto

Medios

Fernando Alonso: «Volvería a la F1 sólo con un coche ganador de inmediato»

Medios

Continúa el calvario de Lorenzo con Honda: caída aparatosa en los tests de Montmeló

Medios

Pole para Fabio Quartararo en Montmeló, pero… ¿Sirve para algo la pole?

Medios

Fernando Alonso y Tony Parker, dos ídolos de masas en Le Mans

Medios

Dejar Comentario