Así llevarás el esmoquin este otoño, palabra de Cara Delevingne

Cara Delevingne durante la presentación de la última fragancia de Burberry, “Her”. Foto: GETTY IMAGES

Nadie como Cara Delevingne para hacer de las prendas de corte masculino las apuestas más femeninas. La modelo es experta en reinterpretar estilos opuestos y hacerlos suyos prestando atención a los pequeños detalles. Fiel defensora del ‘athleisure’, en su vestidor encontramos opciones de todo tipo: desde chándales noventeros a vaqueros ‘mom fit’ o sensuales ‘tops’ con semitrasparencias. Pero si hay una prenda a la que guarda fidelidad por mucho que pase el tiempo ese es el esmoquin (y ella no es la única, Blake Lively o Alexa Chung son otras de sus acérrimas seguidoras).

Los tuxedos son una de sus debilidades; no importa la ocasión ni la época del año, Cara se atreve a lucirlos de formas completamente diferentes, tan sólo hay que observar su última aparición pública, durante la presentación de la última fragancia femenina de Burberry, “Her”. La inglesa se decantó por un diseño negro de la firma británica con las solapas satinadas y marcadas hombreras que contrastan con el corte del pantalón -ligeramente ‘oversize’- que incluía una banda de terciopelo en el lateral.

La forma en la que lo combina rejuvenece la prenda y le confiere un aire más urbanita, que se complementa a la perfección con su estilo. ¿Cómo? Gracias al chaleco, que Delevingne lleva sin nada debajo (y que no hacía más que resaltar su esbelta figura), y los botines con la puntera roja. El ‘look’ andrógino e completa con ‘wet’ hair y maquillaje en tonos ‘nude’.

Si te fijas, en otras de sus apariciones ha dado su toque personal al esmoquin, como en el desfile de Dior de la temporada pasada, donde dejaba al descubierto la ropa interior con un resultado de lo más sensual; y el estreno londinense de “Valerian y la ciudad de los mil planetas” en el que eligió de nuevo un modelo de Burberry que acompañó de un maxicolgante y sandalias joya de la firma.

Desde que Yves Saint Laurent reinventase la prenda masculina por excelencia en los años 60, los tuxedos no han dejado de formar parte de los vestidores femeninos. Esta temporada lo vemos en las propuestas de Isabel Marant o Marc Jacobs, que lo presentan con hombreras ‘XXL’ y haciendo referencia a la antigua labor de sastrería. Si quieres apuntarte a la moda con prenda recuerda que la puedes lucir de múltiples formas, se lleva con accesorios descarados -véase zapatillas de deporte o camisetas informales- y ‘beauty looks’ en lo que se enfatice más ese toque de “feminidad masculina”.

También puede interesar

Dejar un comentario