IEVENN
Asia

Baja la tensión en Gaza tras una tregua entre Israel y la Yihad Islámica

Cursos Online Habbility.com

Luego de una breve tregua de cuatro horas entre Israel y el grupo islamista Yihad Islámica, con la mediación de Egipto y Naciones Unidas, las sirenas antiaéreas sonaron de nuevo por el lanzamiento de cohetes desde Gaza.

La tensión entre Gaza e Israel se rebajó este jueves 14 de noviembre tras una escalada de violencia que duró 50 horas, después de Israel desencadenara el intercambio de disparos al matar en un ataque selectivo al líder del grupo islamista (respaldado por Irán), Bahaa Abu Ata, considerado por ese país como una amenaza inminente. 

Los incesantes bombardeos se saldaron con la vida de vida de 34 palestinos, entre ellos tres mujeres y ocho niños, el menor de ellos tenía siete años. El enfrentamiento –el más grave desde la guerra del 2014- protagonizado por el grupo islamista Yihad Islámica y el Ejército israelí deja un reguero de destrucción y heridos en ambos lados, siendo la población palestina la más afectada debido a los rudimentarios servicios sanitarios que tiene el país debido al bloqueo.

A primera hora de la mañana Musab Al Brain, portavoz de Yihad Islámica, informó del acuerdo alcanzado con Israel para poner fin a las hostilidades, pero el lanzamiento de cinco proyectiles desde territorio palestino puso en peligro el tenue pacto, que contó con la mediación de Naciones Unidas y la presión de los servicios de inteligencia de Egipto sobre el grupo islamista, cuya dirección permanece exiliada en Siria. 

«Confirmamos que se alcanzó un acuerdo de alto el fuego bajo la supervisión de Egipto. Entró en vigencia sobre el terreno a las 5:00 a.m. (hora local) con condiciones de la Yihad Islámica en nombre de las facciones de resistencia palestinas», dijo Al Brain.

Según el portavoz islamista, el acuerdo está condicionado a que Israel termine con «los asesinatos selectivos», deje de disparar a los manifestantes durante la Marcha del Retorno (que se celebra cada viernes desde hace un año en la línea divisoria) y «alivie el bloqueo» al que está sometida la población de Gaza. 

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores israelí, Israel Katz, dijo en la radio del Ejército que su país observaría un quid-pro-quo más limitado: «El silencio será respondido con silencio» y añadió que no habría cambios en la política militar israelí en Gaza. Egipto matizó que en el acuerdo la milicia islamista se comprometió a no emplear la violencia durante las marchas de los palestinos en la frontera, en tanto que Israel dejara de emplear munición real contra los manifestantes.

Un niño palestino observa mientras se para frente a los restos de una casa destruida en un ataque aéreo israelí en el sur de la Franja de Gaza el 13 de noviembre de 2019.

Un niño palestino observa mientras se para frente a los restos de una casa destruida en un ataque aéreo israelí en el sur de la Franja de Gaza el 13 de noviembre de 2019. Ibraheem Abu Mustafu / Reuters

Las automóviles volvieron a circular por las calles de Gaza y los comercios abrieron de nuevo sus puertas ante la aparente tranquilidad tras dos días de intensos intercambios de cohetes, pero muchos palestinos se mostraron incrédulos sobre la tregua. «En los últimos días, la vida era un horror, la gente estaba asustada y esperaba la guerra, pero gracias a Dios ahora estamos más tranquilos», dijo un residente. Otros, como Emad Tawel, criticaron a Israel: «No queremos calma. Somos un pueblo que vive bajo asedio y destrucción». 

¿Quiénes son los implicados en los recientes ataques?

El primer «ataque selectivo» de un alto mando de Yihad en Gaza en los últimos cinco años fue el detonante de los bombardeos en ambos lados de la frontera. El primer ministro en funciones, Benjamin Netanyahu y la cúpula militar ordenó el bombardeo contra la vivienda del líder islamista, dijo: «Nuestros enemigos han recibido el mensaje» y añadió que la operación selectiva había sido alcanzada con éxito.  

Sin embargo, Netanyahu recibió acusaciones de haber orquestado dicha operación por motivos políticos, como una ruta de escape de sus atolladeros políticos y legales debido a las acusaciones de corrupción que recaen sobre el mandatario y al bloqueo político al que se enfrenta el líder del partido Likud, tras las pasadas elecciones parlamentarias.

El momento de este asesinato plantea algunas preguntas. Itxaso Domínguez, analista política y especialista en Medio Oriente, cree que «Netanyahu tiene una necesidad tanto de desviar la atención de sus acusaciones de corrupción como la necesidad de impulsar su idea de Gobierno de unidad nacional», puesto que le queda una semana para intentar validar su Gobierno. 

Mientras que Pedro Rivas, profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Loyola de Andalucía (España) opina que la escalada de violencia beneficia a Netanyahu. «Si no vuelve a salir elegido se despide con un éxito notable en contra de un enemigo poderoso de Israel. Y si vuelve a salir elegido como primer ministro y desbloquea esas dificultades para formar Gobierno, también empieza su investidura con un éxito», dice Rivas, lanzando que el hombre duro de Israel no sale perjudicado de esto, «más bien lo contrario». 

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, y el jefe de gabinete de Israel, Aviv Kochavi, se sientan juntos mientras hacen declaraciones conjuntas en Tel Aviv, Israel, 12 de noviembre de 2019.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, y el jefe de gabinete de Israel, Aviv Kochavi, se sientan juntos mientras hacen declaraciones conjuntas en Tel Aviv, Israel, 12 de noviembre de 2019.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, y el jefe de gabinete de Israel, Aviv Kochavi, se sientan juntos mientras hacen declaraciones conjuntas en Tel Aviv, Israel, 12 de noviembre de 2019. Corinna Kern / Reuters

La estrategia de Netanyahu atacando al líder yihadista es, según Rivas, debilitar su iniciativa, romper una posible relación más estrecha con Hamás y al mismo tiempo, «marcar las reglas del juego, emplear una estrategia de contención pasando por el uso de la fuerza», lo que envía un mensaje triple a la organización islamista. 

«(Yihad Islámica) está dañando con contundencia a Israel, más de lo que lo está haciendo Hamás»

En el otro lado de los ataques se encuentra el grupo palestino Yihad Islámica, un movimiento más pequeño que Hamás pero que como explica Rivas a France 24: «La principal diferencia entre Hamás y Yihad Islámica es que este último es un aliado directo de Irán con los palestinos. La singularidad es que, pese a ser más pequeña (Yihad Islámica) está dañando con contundencia a Israel, más de lo que lo está haciendo Hamás». 

Por su parte, Hamás – movimiento islamista que gobierna en la Franja de Gaza desde el 2007 y principal fuerza militar – se mantuvo al margen de estos ataques, lo que parece haber ayudado a detener la escalada. La relación entre Hamás y el grupo Yihad Islámica, con mucha menos capacidad de movilización, es estrecha. “Yihad Islámica no hace nada si Hamás no lo autoriza. Si bien Hamás no ha tenido nada que ver en el lanzamiento de cohetes, sí ha apoyado a la resistencia desde la Franja”, explica a France 24 Mikel Ayestarán, periodista español en Jerusalén.

El experto añade que, pese a que existe mucha fragmentación entre la sociedad palestina en su conjunto y las distintas facciones en Gaza, «no hay una división entre las facciones contra Israel». Si bien Hamás estuvo abierto a ceses de fuego a largo plazo, ambos grupos se niegan a aceptar la coexistencia bajo el control de Israel.

¿Cuál es la situación socioeconómica en la Franja de Gaza?

Los dos días de hostilidades, ni la tregua repentina, cambiaron la dinámica del conflicto central subyacente. Los habitantes de Gaza buscan poner fin a años de bloqueo israelí. «En estos últimos dos días nadie estaba emocionado por la posibilidad de que pudiera estallar una nueva guerra, la población palestina está cansada», dice Ayestarán. 

La Franja de Gaza es uno de los lugares más poblados del mundo con 1,9 millones de habitantes en apenas 365 kilómetros. Según Raquel Martí, directora ejecutiva de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo para España (UNRWA), la población civil en Gaza vive en la prisión al aire libre más grande del mundo, de la cual no pueden salir. «Hay que tener en cuenta que en Gaza estas situaciones son una constante, no a esta escala que estamos viendo ahora, pero todas las semanas hay incursiones del Ejército israelí. El cielo está constantemente siendo surcado por drones y aviación militar israelí», matiza Martí.

La situación a la que se ve sometida la población palestina es de violencia constante, según un informe de la ONU, basado en una proyección de todos los indicadores de desarrollo humano, Gaza será prácticamente inhabitable en el año 2020. 

Por otro lado, explica Martí, existe un factor muy importante que hace que Gaza se encuentre en la crisis humanitaria en la que está sumida: «Es el hecho de que Israel lleva 12 años aplicando un férreo bloqueo sobre la Franja de Gaza en el que no permite ni la entrada y salida de materiales ni la libre circulación de personas entrando y saliendo de Gaza». Esto ha llevado al colapso de la economía y al incremento de las tasas de paro, especialmente entre los jóvenes y las mujeres.

Además, hay un millón de personas, refugiados, que sin la ayuda alimentarias de UNRWA no podrían sobrevivir. «Hay una inseguridad alimentaria muy elevada en la Franja», dice la directora de la Agencia de las ONU para los Refugiados Palestinos.

Un bloqueo que, según la organización, incide en la entrada de combustible, que hace que la central eléctrica de Gaza prácticamente no tenga gasolina y no pueda suministrar más de unas cuatro o seis horas diarias de electricidad, que impacta en la vida diaria de las personas, pero también en los hospitales. 

Los últimos acontecimientos en la región alarmaron de una posible guerra, donde una vez más la población civil es la más perjudicada. «La población civil no puede pagar las consecuencias de las decisiones políticas. Es cierto que hay un gran número de yihadistas que han perdido la vida, pero es cierto que hay mucha población civil, entre ellos varios niños que han perdido la vida en esta escalada. El lanzamiento de cohetes contra Israel también produce víctimas del lado israelí. Y es absolutamente dramático que todo ello se produzca por decisiones políticas de los grupos de poder en ambos lados», critica Martí. 

Noticias Asia

Israel irá a unas terceras elecciones el 2 de marzo de 2020

Medios

Argelia: condenados a 12 y 15 años de prisión dos ex primeros ministros de la era Bouteflika

Medios

Turquía: grupo de feministas detenidas por cantar “un violador en tu camino”

Medios

Estados Unidos e Irán intercambian prisioneros a pesar de las tensiones

Medios

Irak: pese a la matanza de 23 personas, la población sigue protestando

Medios

Argelia: masiva movilización contra los próximos comicios presidenciales

Medios

Irak quiere dejar atrás la división sectaria

Medios

Amnistía Internacional: más de 200 muertos en dos semanas de protestas en Irán

Medios

El parlamento iraquí aprueba la renuncia del primer ministro

Medios

A pesar de la probable renuncia del primer ministro, continúa la violencia en Irak

Medios

Primer ministro de Irak anuncia su dimisión tras semanas de protestas que dejan más de 400 muertos

Medios

En visita sorpresa a Afganistán, Trump anuncia reinicio de diálogo con el Talibán

Medios

Dejar Comentario