IEVENN
Internacional

Baloncesto – Zonas – Manuel Povea

El entrenador que tenga a bien leerme hoy, probablemente espera una reflexión sobre las defensas zonales en formación de baloncesto. Sin embargo, me gustaría hablar de ello bajo otro prisma.

Tuve la oportunidad, no hace mucho, de asistir a una reunión de un club de formación. Su responsable técnico no era partidario de dedicar tiempo de entrenamiento a la táctica de equipo sobre ataque contra zona. Algunos entrenadores, que preveían poder jugar fases finales, colocaron la cuestión de si no sería razonable hacer lo contrario y prepararse algo mejor.

Saltemos fugazmente a categoría senior y pensemos sobre cuáles son las razones de que una defensa zonal consiga éxito en un determinado momento. Además de una correcta ejecución, y de que se adapte adecuadamente a su propósito, la razón primordial suele ser la capacidad del rival para encontrar puntos débiles y anotar con las ventajas generadas.

Es verdad que existen zonas más complicadas de atacar que otras, y ejecuciones de las mismas más y menos brillantes, pero hay que contar siempre con el talento del ataque. A mayor talento, mayor la posibilidad de que no salga bien. Ésta es también la razón de que, en formación, una defensa zonal pueda resultar exitosa: que los jóvenes no hayan desarrollado – todavía – las habilidades que les permitan atacar con éxito esa defensa, que es lo más habitual, lógicamente.

Regresemos a la reunión del club de formación y al tiempo de preparación de ataque a zonas. ¿En qué se invertiría ese tiempo? En la respuesta está, creo, la madre del cordero, y que encuentro común en todas las categorías: el éxito no va a basarse nunca en el modelo colectivo – el sistema o las normas ofensivas – sino que va a depender de las capacidades técnicas y las lecturas individuales de cada jugador. Se trata de si esos jugadores tienen la habilidad necesaria para lanzar a canasta, pasar, que es fundamental, utilizar el bote para penetrar o moverse sin el balón en combinación con sus compañeros.

Confío en que son estos factores, y no otros, los que capacitan a los equipos para atacar bien las zonas. Claro que a mayor edad, hay menos tiempo para modificar las habilidades individuales de forma relevante, y por ello se hace necesario usar trucos para esconder dichas limitaciones. Pero no es menos cierto, que las capacidades técnicas permiten atacar cualquier propuesta defensiva sin necesidad de grandes estrategias.

Soy un convencido de que el desarrollo de las cualidades técnicas y la toma de decisiones individuales, deben ser las tareas que más tiempo nos ocupen en las etapas de formación, y nunca debemos dejarlas de lado.

Estoy en contra de usar zonas en categorías iniciales, pero existen otras formas de aprovechar las carencias del atacante en defensas individuales y eso no se comenta. Aprovechemos pues la crítica a la zona como motivación para no olvidar que de la evolución técnica de nuestros jóvenes jugadores depende que los trucos defensivos se queden en anécdota.

Manuel Povea

6 June 1944 – The Light of Dawn – Inglés

IEVENN

Violencia sexual como arma de guerra – Español

IEVENN

El fin de la Segunda Guerra Mundial

IEVENN

Convivir con Michael Jordan – Manuel Povea

Manuel Povea

Cómo afecta COVID-19 en el Mundo

IEVENN

Se Buscan Líderes – Manuel Povea

Manuel Povea

Coach, ¿qué haces con tu tiempo? – Manuel Povea

Manuel Povea

Héroes precarios o cómo el Gobierno humilla a los MIR

Javier Bustos

Cuándo éramos rebeldes

Javier Bustos

Cómo sobreviven los probres en Estados Unidos

IEVENN

Jóvenes y tiradores – Manuel Povea

Manuel Povea

¿Qué es 22 Days Nutrition?

Nicole Moscovich

Dejar Comentario