IEVENN
España

Camino al 26-M | El PSOE deberá optar entre dar Navarra a los 'abertzales' o a la coalición PP-UPN-Cs

Camino al 26-M

Encuesta EL MUNDO – Sigma Dos

La dirección del PSN y, sobre todo, Pedro Sánchez, tendrán la llave sobre la gobernabilidad en Navarra.

Uxue Barkos, presidenta de Navarra y candidata de Geroa Bai. Jesús Diges EFE

Javier Esparza ha conseguido el milagro de resistir en la oposición de las instituciones de Navarra frente al cuatripartito liderado por Geroa Bai y EH Bildu y, además, agrupar en una coalición de centroderecha al voto moderado, cuya fragmentación en otras comunidades autónomas ha acabado beneficiando a PSOE y a Podemos. El líder de Unión del Pueblo Navarro (UPN) y aspirante a la Presidencia de la Comunidad Foral de Navarra rubricará el próximo 26 de mayo otra victoria electoral con una enorme ventaja respecto a la siguiente lista, pero este triunfo estará condicionado por los intereses y urgencias del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez. «Sánchez decidirá si quiere en Navarra respetar la voluntad de los ciudadanos o estar en manos de los amigos de Josu Ternera», advirtió ayer Esparza desde una de las orillas del pantano de Itoiz.

La presa que canaliza el agua proveniente del Pirineo constituye en sí misma una metáfora de una división política que en la pasada legislatura autonómica premió a los cuatro partidos que apoyaron la investidura de Uxue Barkos como presidenta. Una arriesgada operación política en la que Geroa Bai -representante del nacionalismo moderado cercano al PNV- consiguió el apoyo de EH Bildu -su rival ante el mismo electorado nacionalista en Navarra-. La encuesta elaborada para EL MUNDO por Sigma Dos constata que la fórmula del cuatripartito no sumaría esta vez los 26 escaños que sí lograron en 2015 para desbancar de la Presidencia a UPN y cualquier pacto a partir del día 26 necesitaría de la intervención directa del Partido Socialista de Navarra de María Chivite.

Las urnas, según esta encuesta, refrendarían el liderazgo incuestionable de UPN, al que votarán uno de cada tres navarros y que sumará dos diputados más a los 17 que consiguió hace cuatro años. Esparza ha liderado la oposición durante esta legislatura con un contundente discurso de denuncia de la deriva «nacionalista vasca» del Gobierno de Barkos, con decisiones como la derogación de la Ley de Símbolos de Navarra que ha facilitado la utilización de la ikurriña como bandera en algunos ayuntamientos navarros, la aprobación de un decreto foral que incorpora el euskera como requisito para acceder a plazas de funcionario de la Administración foral y la defensa por los partidos del cuatripartito del denominado «derecho a decidir», que se puso de manifiesto en el primer pleno monográfico impulsado por la coalición abertzale de Arnaldo Otegi.

Más del 70 % de los votantes de UPN valoran muy negativamente al Gobierno presidido por Uxue Barkos, pero este contundente rechazo se reduce sustancialmente cuando los encuestados son los votantes de Partido Socialista de Navarra: el 33% emite una opinión negativa mientras que prácticamente el mismo porcentaje valora positivamente al Ejecutivo conformado por nacionalistas y partidos de izquierda como Podemos e Izquierda-Ezkerra.

La dirección del PSN y, sobre todo, Pedro Sánchez tendrán la llave sobre la gobernabilidad y, conscientes de ello, han dejado abiertas todas las posibilidades de pactos bajo la premisa de que sea su secretaria general, María Chivite, quien asuma la Presidencia de Navarra. Chivite conseguiría sumar hasta 10 diputados en una Cámara de 50 representantes, pero le dejaría en la mitad de los obtenidos por Esparza al frente de la coalición que une a UPN con PP y Ciudadanos bajo el nombre de Navarra Suma.

Esparza ya ha advertido de que sólo su formación es una «garantía de gobierno constitucionalista» frente a cualquier alianza en la que Geroa Bai y EH Bildu estén presentes. Pero en UPN no descartan que, si como constata la encuesta de Sigma Dos, Chivite transforma su estimación de voto del 18,4% en un diputado más que Geroa Bai (17,6%) reclame al partido de Barkos su respaldo para activar un nuevo experimento político que deje al margen a la fuerza política más votada de la Comunidad Foral.

Una nueva alianza de izquierdas que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, abandera, como puso de manifiesto esta misma semana en su fugaz paso por la capital navarra. Podemos sufre la pérdida de cuatro de sus siete diputados tras una cainita guerra interna durante toda la legislatura en la que el sector crítico mantuvo un grosero pulso con sus ex compañeros que hizo tambalear al Ejecutivo de Barkos.

Podemos | Isa Serra se reafirma: «La sanidad pública no puede aceptar donaciones de Amancio Ortega»

Medios

Podemos | Isa Serra se reafirma: «La sanidad pública no puede aceptar donaciones de Amancio Ortega»

Medios

Andalucía | Jaén: Borrón y cuenta nueva del PP para no perder su feudo

Medios

Valencia | Cuatro detenidos por tratar de agredir sexualmente a una mujer

Medios

VIDAS.ZIP | Auge y caída de un feminista

Medios

Análisis | A veces los delincuentes se saltan el reglamento

Medios

Política | Sectores del PSOE lamentan el uso electoral de la figura de Rubalcaba tras su muerte

Medios

Encuesta | El PP quedaría en manos de Ciudadanos para mantener su feudo de Castilla y León

Medios

Cultura | El musical LGTBI que reina en el Teatro Lara

Medios

Gato Adoptivo | Chamartín y el N1C de Londres

Medios

26-M | Pepu Hernández: «Noto el prejuicio de quien me ve como sólo un tío del deporte»

Medios

Urbanismo | Carmena debe decidir si aprueba el plan urbanístico antes del 26-M

Medios

Dejar Comentario