Carmena rechaza nepotismo en Madrid Destino y acusa a la oposición de deslealtad

La alcaldesa, Manuela Carmena, en la comisión extraordinaria del ‘caso Cineteca’ OLMO CALVO

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, se ha enrocado este martes en la defensa del proceso de contratación en Madrid Destino -la empresa que se encarga de la gestión cultural del Ayuntamiento de Madrid-, y, en concreto, ha defendido la plaza que ha obtenido en un proceso de concurrencia pública la hija de Antonio Joaquín Fernández Segura, consejero delegado de dicha empresa, tal y como reveló EL MUNDO.

En su comparecencia en una comisión extraordinaria pedida por el PP para dar explicaciones sobre el ‘caso Cineteca’, en la que la hija de Fernández obtuvo el puesto de técnico de programación de festivales y cine de ficción, después de haber adquirido gran parte de la experiencia exigida para el puesto en esa misma entidad, Carmena ha insistido en la transparencia del proceso de selección, ha recalcado que “los exámenes” para elegir al candidato “son ciegos” (menos la entrevista personal) y los encargados de valorar no saben a quién corresponden. La regidora ha advertido de que “hay que tener mucho cuidado de no manchar la honra y la dignidad de las personas ” y ha considerado “muy imprudente hablar de nepotismo en este caso”.

Carmena ha señalado que entre junio y octubre de 2018 Madrid Destino contrató a 83 personas mediante el procedimiento de concurrencia pública, a los que se presentaron 14.144 personas, y ha visto lógico que algunos de los candidatos tengan vínculos con personas que trabajan en el Ayuntamiento. “¿Por qué no van a poder concurrir? A lo mejor son buenos, a lo mejor son los mejores“, ha manifestado la alcaldesa.

La regidora ha reconocido que Antonio Joaquín Fernández Segura, al que nombró como CEO de Madrid Destino en abril de 2017, es amigo suyo, pero ha insistido en que “no se puede deducir que de una persona que conozco todo sea un mecanismo para que se produzca un proceso tan irregular como el que están diciendo”, en referencia a la oposición, a la que ha advertido que eso no es la lealtad.

Sin embargo, no ha entrado de lleno a valorar el caso de la hija del CEO y la oposición ha considerado “un ejercicio de cinismo” las palabras de la alcaldesa. Tanto PP, PSOE como Cs consideran que fue una plaza “a la medida de la hija de Fernández”, con los requisitos específicos para que los cumpliera.

La concejal del PP, Isabel Rosell, esperaba que la alcaldesa “hubiera tomado alguna decisión antes de llegar a esto, pero antepone sus intereses personales a la defensa del interés general, le parece más importante devolver favores”.

Por parte del PSOE, Mar Espinar, ha lamentado que Carmena no haya dado explicaciones “en una lección no de vieja política sino de política rancia“. Y ha vuelto a reclamar una auditoría, “no de urgencia sino de emergencia porque Madrid Destino no apesta pero huele mal”. La socialista ha recordado que en Ahora Madrid “se han quedado roncos de criticar los amiguismos del PP, pero hacen lo mismo, sin disimulo, porque en esa izquierda purísima creen que lo hacen así porque ustedes lo valen”.

Para la edil de Cs, Sofía Miranda, “a Carmena se le ha caído la careta de sus concursos públicos”, al “diseñar” estos procesos para pagar a “afines, amiguetes y favores electorales”. Miranda considera que el “uso pornográfico” que el Gobierno de la alcaldesa “ha hecho de los concursos públicos es soez. Han cambiado a unos enchufados por otros”.

También puede interesar

Dejar un comentario