Carroll, el tirador que nunca caduca

Carroll, durante el partido del jueves ante el Maccabi. REALMADRID.COM

A sus 35 años, el escolta sigue asombrando por su eficacia

“Puede seguir así hasta que se retire”, asegura José Manuel Beirán

No se puede decir que Carroll fuera un apuesta arriesgada. El Real Madrid adquirió en 2011, el primer fichaje de la era Laso, al jugador que más puntos había anotado en la ACB las dos últimas temporadas. Aunque ni el más optimista se hubiera atrevido a aventurar lo que vino a continuación, lo que hoy se mantiene con una vigencia que rompe todos los moldes. Jaycee se convirtió en ídolo y leyenda blanca, puntal clave de todos los títulos (16) recientes. Quién puede olvidar sus triples en la final de 2015 contra el Olympiacos… Pero con 35 años, recién renovado, ni se intuye su ocaso.

El domingo le hizo 32 puntos al Andorra. No sirvieron para ganar, pero sí que le colaron entre los 10 máximos triplistas de la ACB (superó, con 710, a Xavi Fernández y muy cerca tiene ya a Rafa Jofresa y Bullock). Cuatro días después, destrozó al Maccabi en un ratito absolutamente genial, 14 puntos seguidos para dinamitar el duelo, una hazaña al alcance de tan pocos.

“Puede seguir así de pleno hasta el día que se retire, porque el tiro se suele ir mejorando con el paso del tiempo. De hecho, él sigue mejorando. Y su mentalidad es perfecta”. Habla José Manuel Beirán con triple autoridad. La de mito madridista, la de uno de los mejores tiradores puros de la historia del baloncesto español y la del psicólogo que analiza lo que pasa por la cabeza de un tipo imparable cuando entra en ebullición.

“Fortaleza mental”

Jaycee Carroll asombra tanto por su mecánica como por “su fortaleza mental”. “Porque no juega demasiado y no dispone de muchos tiros por partido, a veces dos o tres. Pero él tiene claro su papel. Además, no le importa fallar. Puede hacerlo cinco veces seguidas y afrontar el sexto lanzamiento con la misma determinación. Eso es lo que más miedo da a un defensor”, analiza.

Sólo contra el Andorra Carroll superó los 20 minutos de juego. Parte siempre desde la segunda unidad en la rotación de Laso. Y su plan de juego es tan simple como efectivo. Con el paso del tiempo, nadie lo ha desentrañado. En lo que va de curso ha lanzado 60 triples entre ACB y Euroliga y ha atinado con casi la mitad (27). En Europa tiene sus mejores números anotadores (11,2) desde 2013. Un estilete en un equipo cada vez más volcado al triple, como dicta la norma del basket moderno. El Madrid, máximo anotador en Euroliga (93,8), presume de un acierto brutal en sus tiradores: Rudy (57,1%), Randolph (55,6%), Campazzo (52,6%), Carroll (41,7%)…

Hasta 2020

A comienzos de curso, en una noticia que a muchos pudo sorprender por la veteranía del mormón, el Madrid anunció la ampliación del contrato de Carroll hasta 2020, cuando tendrá 37 años. Es ya el extranjero que más partidos ha disputado con la camiseta blanca. En el club le estiman por su entrega al vestuario y le consideran clave en el éxito de la era Laso, más allá de lo deportivo: “Es como un español más”. “Y está entre los mejores tiradores de la historia del club. Le situaría junto a Brabender, aunque no tenga nada que ver con él. Pero es que no existe el tiro perfecto”, prosigue Beirán.

Pone la lupa Beirán, muñeca envidiable, en la forma de lanzar del de Wyoming, su otro gran secreto. “Tira rápido, no para de moverse. Necesita mucha fuerza en las piernas, porque se queda suspendido en el aire y ejecuta cuando está en lo más alto. Eso es peligroso y totalmente diferente a otras mecánicas, como la de Curry”. También ensalza el ex jugador el peculiar e infalible tiro de tres-cuatro metros que ha desarrollado Carroll como alternativa a defensas que enciman demasiado.

La perenne aportación de Carroll tiene un reverso negativo. No permite que broten los que están llamados a darle relevo. Así, Klemen Prepelic, único refuerzo del verano junto a Deck, y de un perfil similar al estadounidense, apenas ha disfrutado de oportunidades todavía.

También puede interesar

Dejar un comentario