Carta: Javier Imbroda con Ciudadanos ¿Por qué? "Soy un ciudadano preocupado…"

Carta: Javier Imbroda con Ciudadanos ¿Por qué? “Soy un ciudadano preocupado…”

Carta de Javier Imbroda

Por qué Ciudadanos

No soy político, soy un ciudadano preocupado por los problemas de nuestra sociedad, como tantos otros. Mi vida está resuelta por otros caminos. Solo me mueve dar este paso ayudar y colaborar, aportando mis conocimientos y experiencias tras una trayectoria vital a un proyecto con el que me identifico, el de Ciudadanos. No traigo una mentalidad destructiva ni sectaria como desafortunadamente reina en nuestra política. No soy así.

¿Y por qué?

Conocí a Albert Rivera hace cuatro años, unos amigos en común, nos sentaron a la mesa en un almuerzo distendido y agradable. En aquel momento, Albert, se planteaba salir de Cataluña y ofrecer este proyecto reformista al resto de España. Me atrajo su impronta, su carisma, su defensa de un proyecto nacional desde Cataluña, un territorio parcialmente hostil para este empeño, y que sin embargo, tras esos años y con la sociedad catalán fracturada por el secesionismo, han sido capaces de ganar unas elecciones. Algo que nunca había ocurrido, un partido constitucionalista venciendo en un feudo imposible. Pero así es.

En aquel momento, dirigía la Dirección de Deporte y Eventos del Ayuntamiento de Málaga, un paréntesis en mi vida de cuatro años 2011-2015. Acudí a la llamada de mi amigo Damián Caneda, entonces Concejal de Cultura, Turismo y Deporte, que me pidió que le ayudara, y eso hice. Nunca he tenido afiliación política porque ese nunca fue mi universo, ni nunca nadie me lo pidió.

Fue Albert Rivera hace unos meses, tras varias reuniones con él, quien me pidió que si me encontraba fuerte tras mi enfermedad, diera el paso. Y tras un tiempo meditándolo y que mis constantes volvieran a ser normales, lo hice público hace unos días, presentándome a las primarias por Málaga a la Junta de Andalucía. Y lo hago con la convicción de aportar a este proyecto, que ya es el mío, toda esa vida dedicada a diversos sectores de la sociedad como el deportivo, educativo, empresarial y social.

Sé que al incorporarme a este mundo de la política, automáticamente pasas a ser sospechoso de todo. Te conviertes en una diana fácil donde apuntar todo tipo de flechas, incluidas las envenenadas. Y hoy día con las RRSS por medio, es muy fácil difamar. Es algo que ya he sufrido, y que no dudo volverá. La condición humana alberga también sus muchas miserias e intereses mezquinos. Soy consciente de ello.

Llego a la política con mis deberes hechos, mi vida resuelta, y por tanto, no necesito de ella para vivir. Sé que esto, tal como están las cosas, no es lo normal, desgraciadamente.

Mi vida ha sido y es muy clara, mi lucha constante desde una mentalidad de superación en el mundo del Deporte desde la nada, de la Educación, luchar por sacar adelante nuestros proyectos empresariales que dan trabajo hoy día a más de 200 personas, luchar contra un maldito cáncer que se interpuso en mi camino y trasladar esa superación vital a tantos que como yo lo sufren. Ayudar a niños y jóvenes en riesgo de exclusión social a través de mi fundación. Unos 100 niños, 75 hijos de la inmigración, son atendidos diariamente, y por supuesto, con el deporte como herramienta de inclusión con unos resultados llenos de esperanza. Y todo ello sin ayudas o subvenciones públicas. Con mis propios recursos y el apoyo de algunas entidades privadas o personas a nivel individual que han creído en mis inquietudes.

Mis sesiones de Coaching, mis ponencias sobre liderazgo, emprendimiento, acciones sociales en diferentes foros empresariales, sociales, universitarios o escuelas de negocios, mis artículos y algún que otro libro, han ido llenando mi tiempo con la única intención de crecer como persona en una vida que a veces olvidamos, estamos de paso.

Es en Ciudadanos, donde creo que podré aportar todas esas experiencias el tiempo que esté, que ya anuncio, no será demasiado. Solo compensa en una sociedad cívica, aunque en la nuestra no se lleve, en un período concreto desarrollar esa vocación de servicio público.

Ciudadanos puede liderar un cambio en Andalucía

Pienso que Ciudadanos puede liderar un cambio en Andalucía. Un cambio necesario tras más de tres décadas con la misma idea y las mismas siglas, y con una oposición que no sale de esa oposición. No solo Andalucía tiene esa oportunidad, España más que nunca necesita de una Andalucía que tantas veces no ha creído en sus propias posibilidades, sumida en el conformismo, y otras tantas ha sentido el desprecio que nos viene de otras latitudes, basado en un supremacismo rancio.

Andalucía es la mejor tierra del mundo para vivir y para desarrollar tu talento, y lo digo con conocimiento de causa, pero necesita de nuevas ideas, un nuevo impulso liderado por un proyecto como Ciudadanos, abierto, moderno, reformista, solidario, ilusionante. Ese es el camino que emprendo.

Muchas gracias por la acogida.

Javier Imbroda Ortiz

También puede interesar

Dejar un comentario