IEVENN
Actualidad Internacional Portada

Chile: Ganar por el Centro

Chile: Ganar por el Centro – Sebastián Piñera, «de nuevo, vuelve a ser el hombre del día en Chile. O quizás ya de la historia.»

Chile: Ganar por el Centro

Para los principiantes en política chilena, debéis saber que Chile, desde que Pinochet dejó de gobernar, tiene pactos ideológicamente poco coherentes. El número de partidos con representación supera la decena y van desde comunistas nostálgicos hasta conservadores reaccionarios. Sin embargo, a pesar de esta variedad, el antiguo sistema (complejo en su funcionamiento) hacía que siempre hubiera dos bloques mayores que se repartieran los escaños. Así fue hasta 2015, cuando se aprobó la nueva ley electoral, poniendo fin a esta extraña dinámica.

Por otra parte, las victorias son fácilmente confundibles. Ya sea por negación del adversario, por aprobación de tu propio pasado o por acuerdo con las ideas para el futuro, la euforia de una victoria holgada nubla los diagnósticos de situación. Quizás fue esto lo que sucedió con Michelle Bachelet en las anteriores elecciones, cuando arrasó y confundió esa legitimación con un mandato para virar hacia la izquierda. La Presidente, durante este segundo mandato, abandonó esos principios que unían a la Concertación (coalición de centroizquierda). Entre acusaciones de corrupción, una economía estancada, un déficit en aumento, la mala gestión de la descentralización y una legislación social que muchos sectores de la sociedad ha visto como demasiado avanzada, Bachelet hundió a los partidos tradicionales de la coalición, llegando a provocar la salida de la Democracia Cristiana (partido clave debido a su posición centrista).

Pero hablemos de las recientes eleccionesSebastián Piñera se presentó en estas elecciones de la mano de sus compañeros de 2009. Como se esperaba, ganó las primarias y pasó a segunda vuelta sin complicaciones. El candidato de Chile Vamos (coalición de centroderecha) hizo las del Presidente Alessandri para volver a la Moneda. Siguiendo un estilo de campaña de recuerdo, puso en valor aquello que su presidencia tuvo y no la de Bachelet: crecimiento y empleo. Alejandro Guillier, por el contrario, fue con los relates de la antigua Concertación y partía con la maldición de ser el oficialista, “el de Bachelet”. Con poca visión, centró la campaña en sacar de la abstención los votos de la izquierda populista; esos votos que conforman una dicotomía con ese ansiado centro necesario para la mayoría.

No obstante, son quizás más importantes las implicaciones de una amplia e inesperada victoria. Piñera vuelve a la presidencia reforzado, pero es notable la contundencia de la negación hacia Guillier. Chile, más que un sí ha dicho un no. No al cierre frente al mundo, a las formas autoritarias y populistas. Igual que pasara en 1988 con la derecha radical, hoy se dice que no a la izquierda. Y es Piñera quien, en su figura de eterno líder independiente, ha escenificado esta victoria.

Santiaguino, multimillonario, católico, antipinochetista y liberal-conservador, él fue quien ganó a la imbatida Concertación hace ocho años y a la izquierda en estas elecciones. De nuevo, vuelve a ser el hombre del día en Chile. O quizás ya de la historia.

Beat the Devil – 1953 – Inglés

IEVENN

Home Abduction – 2018 – Inglés

IEVENN

Baby Bootcamp – 2014 – Inglés

IEVENN

La mansión de los horrores – 1959 – Español

IEVENN

Infidelity in Suburbia – 2017 – Inglés

IEVENN

Devil’s Diary – 2007 – Inglés

IEVENN

Three Weeks, Three Kids – 2011 – Inglés

IEVENN

Rock-a-Bye-Baby – 1958 – Inglés

IEVENN

Ultimate justice – 2017 – Inglés

IEVENN

The trench – 1999 – Inglés

IEVENN

El verdugo – 1963 – Español

IEVENN

Los invasores – 2017 – Español

IEVENN

Dejar Comentario