IEVENN
Deporte

Ciclismo | Dumoulin abandona el Giro en medio de la inundación

Ackermann gana al ‘sprint’ una etapa marcada por la lluvia de la que los favoritos salieron indemnes

Dumoulin, tras echar pie a tierra en la quinta etapa del Giro. LUK BENIES AFP

Tom Dumoulin había llegado a meta el día anterior con la rodilla escupiendo sangre, conducido por el resto de su equipo con si de una procesión se tratara. El holandés era un Cristo doliente portado por sus fieles costaleros, tipos cuya misión en este Giro era cuidar de él que no fallaron cuando su líder más le necesitaba. Esa maldita caída había eliminado prematuramente de la gran pelea al ganador de 2017, cuya pedalada, cuyo rostro dibujaba un triste ‘arrideverci’ aplazaba sus anhelos a julio y a ese Tour que todos parecen evitar, aburridos e impotentes ante la tiranía del Sky, ahora Ineos.

Pero Dumoulin, quizá por bravura, quizá por cabezonería, quizá simplemente porque de alguna manera se sentía en deuda con sus compañeros por su esfuerzo el día anterior, decidió intentar lo imposible. Se subió a su bicicleta en la salida y probó su pedalada. Encomiable esfuerzo sin sentido que apenas le duró a un kilómetro hasta que la evidencia le invitó a abandonar el Giro sin salir de Frascati, a las puertas de Roma. Era el momento ideal, aunque Dumoulin, bravo y noble, se negara a asumirlo.

Vervaeke, superviviente

No invitaba a alargar el sufrimiento un parte meteorológico espantoso, que convirtió una etapa sencilla y corta (140 kilómetros) en un peligro constante. Lluvia a mares y asfalto inundado, mucho que perder y poco que ganar para un pelotón al que aún le duraba el susto del día anterior.

Así que ocurrió lo que tenía que ocurrir, una fuga consentida de mil amores cuyo último superviviente fue Vervaeke, uno de los gregarios de Dumoulin. Sin él, el Sunweb ha de explorar otras maneras de brillar en este Giro, al menos de dejarse ver durante la carrera, y ni siquiera se tomaron un día de duelo para lanzar su nueva estrategia.

Riesgo excesivo

Mientras Vervaeke y sus compañeros hacían camino, al pelotón llegó una buena noticia. La organización, con buen criterio, decidió tomar los tiempos definitivos en el primer paso por meta, a falta todavía de 9 kilómetros para el final de la etapa. Era un riesgo excesivo que todo el pelotón llegara agrupado hasta el final, con los favoritos para la general jugándonse el pellejo entre los esprínters.

Así que tras ese primer paso por Terracina, una pequeña ciudad costera del Lacio, los hombres de la general se dejaron ir, asegurado ya que no perderían un solo segundo en meta, y delante quedaron los velocistas y sus lugartenientes para una nueva ‘volata’. En ella, Ackermann y Gaviria ofrecieron una bella pugna por el triunfo que se resolvió a favor del alemán, ‘maglia ciclamino’ de este Giro y ganador ya de dos etapas, exultante en el podio, como si la jornada no hubiera sido un húmedo calvario.

Fallece Pazos

Medios

Fallece Pazos

Medios

El Real Madrid responde a Pochettino sobre la petición de alojamiento del Tottenham: «Es falso»

Medios

Lance Armstrong no se arrepiente del dopaje: «Lo haría otra vez»

Medios

Entrega de diplomas a los alumnos de la Escuela de la Fundación y Evergrande FS

Medios

Muere Manuel Pazos, portero y leyenda del Atlético de Madrid

Medios

Paola Egonu, la estrella anti Salvini del voleibol italiano

Medios

Segundo día de atasco en el Everest: otros tres escaladores fallecidos

Medios

Campazzo, en el mejor quinteto de la Liga Endesa 2018/19

Medios

'Show' de Kawhi Leonard y los Toronto Raptors ya acarician las Finales

Medios

Gameiro: «Messi marca cuando quiere»

Medios

Servià: «Alonso demostró su casta de campeón al no querer comprar mi plaza»

Medios

Dejar Comentario