IEVENN
Salud

Cinco juguetes eróticos para probar en pareja

Los juguetes eróticos han dejado de ser solo una opción para disfrutar individualmente, para convertirse en el complemento perfecto para mejorar las relaciones sexuales en pareja. Por esta razón, en la actualidad podemos encontrarnos con una gran variedad. Una manera no solo de aumentar el placer, sino de avivar la pasión en aquellas parejas que hayan notado que esta ha disminuido con el paso de los años.

Según la Sociedad Internacional para la Medicina Sexual (ISSM) un estudio confirmó que “el 53% de las mujeres y el 45% de los hombres habían usado vibradores”. Unas cifras que nos hacen pensar en por qué no incluirlos, entonces, en las relaciones sexuales en pareja. 

Además, como indica también la ISSM usar juguetes sexuales es una manera de experimentar y, sobre todo, una recomendación para aquellas parejas que están realizando algún tipo de terapia sexual para mejorar sus relaciones. Por todo ello, veamos qué juguetes eróticos son los más recomendados.

1. Anillo vibrador

El anillo vibrador es un juguete erótico que estimula el clítoris durante las relaciones sexuales y favorece, así, un mayor disfrute de las mismas. Este debe ponerse alrededor del pene y permite que la penetración sea más placentera. Además, un aspecto fundamental de este juguete es que es adecuado para aquellos hombres que sufren eyaculación precoz.

2. Vibrador con control remoto

Las balas vibradoras o juguetes similares que se ponen en la ropa interior pueden ser uno de los mejores elementos para avivar la pasión. La pareja tendrá el control y podrá encenderlo, aumentar o disminuir su intensidad sin que la persona que lo lleva lo sepa. Una manera sorprendente de innovar en la rutina y de incrementar el deseo en la relación.

3. Masajeador para parejas

Este otro juguete erótico sirve para estimular tanto al hombre como a la mujer durante la penetración. Una parte del juguete se introduce en la vagina, mientras que la otra queda fuera estimulando el clítoris y el pene de quien penetra. Es una opción para aquellas parejas que quieren disfrutar más de sus relaciones sexuales y añadir un extra de innovación.

4. Arnés sin cuerdas

El arnés sin cuerda permite una doble penetración muy satisfactoria para que dos personas disfruten al mismo tiempo durante sus relaciones sexuales. Para utilizar este tipo de juguete una de las partes se introduce en la vagina, mientras que con la otra se penetra a la pareja. Una forma de obtener un placer doble sin necesidad de ningún arnés.

5. Aceites de masaje

Los aceites de masaje, también, pueden considerarse un juguete erótico porque en la actualidad existen desde aquellos que generan calor, hasta los que contienen sustancias estimulantes para potenciar las sensaciones. Son un buen complemento para crear un ambiente lleno de sensualidad y probar algo nuevo. Un producto atractivo y que puede resultar muy divertido.

Como hemos podido ver, tenemos a nuestro alcance una amplia variedad de juguetes eróticos que nos pueden ayudar no solo a cambiar la rutina, sino a innovar e introducir pequeñas variaciones en nuestras relaciones sexuales que nos permitan disfrutarlas mucho más.

Confunden un melanoma con un lunar y la metástasis alcanza el pulmón: la indemnización asciende a 87.000 euros

Medios

Sanidad dejará de financiar los medicamentos Sysadoas contra la artrosis

Medios

¿Por qué aparecen las manchas de nacimiento?

Medios

¿Se puede beber alcohol durante el tratamiento con antibióticos? Mitos y verdades

Medios

Marcas de nacimiento: distintos tipos, verdades y mentiras

Medios

¿Qué es un paciente anticoagulado? Riesgos, diagnóstico y tratamiento

Medios

10 razones para esterilizar a tu perro

Medios

La Inteligencia Artificial puede predecir si morirás pronto, sin que los científicos sepan explicar por qué

Medios

Sanidad financiará un segundo medicamento para dejar de fumar desde el 1 de enero

Medios

Así envejece el tabaco tu piel

Medios

Cada año mueren 3 millones de personas en el mundo por consumo de alcohol

Medios

Los problemas de espalda suponen el 25% de las bajas laborales y la segunda causa crónica tras la hipertensión

Medios

Dejar Comentario