Colapso en Artz Pedregal; erores en supervisión y carga en edificación

Original

CIUDAD DE MÉXICO.

Especialistas en estructuras y construcción señalaron que el colapso del volado en una zona de la plaza comercial Artz Pedregal se debió a falta de supervisión y omisiones.

Carlos Ceja Tejada, maestro en estructuras metálicas y mixtas y Director Responsable de Obra en la Ciudad de México, señaló a Excélsior que el desplome de volado se debió a una combinación de condiciones de sobrecarga, fatiga de elementos estructurales y vibraciones medioambientales.

Cuando me refiero a vibraciones medioambientales me refiero al impacto que tiene la vialidad principal hacia la que daba el volado, que es de alta velocidad. El segundo nivel y de tráfico pesado en la planta baja. Esas dos vibraciones hicieron que entrara en resonancia el volado, que en combinación con las sobrecargas que tenía, producto de la saturación de la lluvia provocó que se fatigaran los elementos estructurales”, indicó.

Al comentar sobre los materiales que deben emplearse para crear zonas verdes, indicó: “Es importante considerar para esas áreas ajardinadas, buenos drenajes con filtros, principalmente de arena, grava, tezontle, en combinación con una capa pequeña vegetal para que pueda subsistir la parte vegetal que instalen”.

No consideraron la saturación del suelo  y la vegetación que iban a colocar; éste es un factor que prácticamente duplica el peso; seguramente no consideraron el peso del agua y del extracto saturado.

Esto nos deja de experiencia que todas las azoteas verdes deben de ser revisadas, incluyendo la saturación del estrato donde va a colocarse la capa vegetal que se debe incluir en el diseño”.

Por su parte, el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción en la Ciudad de México, Arturo Bautista, señaló que el derrumbe se debió a una falta de supervisión.

Yo considero que es un problema de supervisión, más que de diseño”, expresó el ingeniero.  “Es un hecho que es una falla estructural”, dijo.

Un buen diseño toma en cuenta absolutamente todo, la tierra, la humedad; que los árboles van a crecer y que con el tiempo pesarán más”, dijo  Arturo Bautista y aclaró que el desvío del cauce del río Magdalena no tuvo nada que ver con el accidente.

En entrevista en Imagen Informativa con Pascal Beltrán del Río, Fausto Lugo, titular de Protección Civil capitalino, reiteró que la falla estructural tiene una relación con los trabajos de jardinería realizados en la azotea de la zona colapsada.

Precisó que “no se puede hablar todavía de si existió un sobrepeso o no, porque lo que se está revisando es si los cálculos consideraban ese peso o no. Otro de los elementos que se está evaluando es el de los materiales, ver si la resistencia de los materiales estaba diseñada para aguantar este peso”.

Luego de concluir una reunión con las partes involucradas, empresas y autoridades,  Lugo señaló que la Procuraduría capitalina ya concluyó el levantamiento de muestras, por lo que Protección Civil trabaja con acciones de mitigación para devolver la movilidad en la zona.

Dijo que desde anoche iniciaron los trabajos para el retiro de los caídos y que los trabajos durarán aproximadamente dos días, por lo que se mantendrá cerrada la lateral del Periférico.

Después de mediodía el arquitecto Sordo Madaleno y su equipo realizaron una revisión junto con personal de Protección Civil.

Previo, en un comunicado de prensa, Grupo Riobóo precisó que su participación en el diseño estructural y los cálculos del centro comercial “fue únicamente por lo que refiere a las estructuras de concreto que conforman la edificación”; cumpliendo con la normatividad vigente y atendiendo a los estándares de calidad a nivel mundial.

Añadió que la parte colapsada “es una estructura metálica que no formó parte de los procesos de cálculo y diseño estructural” del grupo y aclaró que ninguna de sus empresas se dedica a la realización de obras y/o construcción.

PGJ pide más peritajes

La Procuraduría General de Justicia (PGJ) solicitó la opinión del Instituto de las Construcciones para robustecer la realización de los peritajes que permitan determinar de manera fehaciente las causas del colapso de parte de la estructura de Artz Pedregal.

Además, la PGJ lleva a cabo trabajos coordinados con la Secretaría de Protección Civil para retirar los escombros y abrir a la circulación las vialidades de la zona lo antes posible.

El Ministerio Público analiza la documentación enviada por la autoridad delegacional en Álvaro Obregón relacionada con el inmueble.

Asimismo, la Procuraduría local solicitó al Instituto de Verificación Administrativa y a la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial información respecto del procedimiento de construcción del inmueble, a efecto de contar con todos los elementos para la continuación de las averiguaciones.

Fuentes cercanas a la investigación informaron que aún no se ha determinado si el sobrepeso causó el derrumbe o fue consecuencia de una mala planeación o de negligencia por parte de los constructores.

La terraza que colapsó estaba en el último nivel del inmueble y tenía una jardinera perimetral.

 El daño ocurrió en la estructura de la zona nororiente del edificio, que comprende la fachada B y el pasillo denominado cantiliver.

-Filiberto Cruz

Mancera acusa a la delegación

El exjefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, aseguró que las autoridades de la delegación Álvaro Obregón autorizaron la construcción de Artz Pedregal.

Durante una entrevista para Imagen de la Noche con Ciro Gómez Leyva, Mancera Espinosa aseguró que el trámite de obra terminada debe hacerlo el Gobierno delegacional y no el Gobierno de la Ciudad.

A mí me parece que todas las empresas que participaron en esa tarea, fueron empresas serias. La información que yo tengo es que se cumplió con todos y cada uno de los requisitos que marcan las normas”, aseguró el exmandatario capitalino.

Para finalizar, Mancera Espinosa pidió “que se revisen los documentos y en caso de encontrar alguna artimaña, que se proceda”.

-De la Redacción

En servicio, 2 restaurantes

En el área colapsada en Plaza Artz Pedregal operaban dos restaurantes: Frutos Prohibidos y Maison Kayser.

Además, negocios como el Japonez, la Casa del Pastor e Innova Sport acondicionaban sus locales para empezar a ofrecer sus servicios.

De acuerdo con testimonios de empleados de los diversos negocios del centro comercial, el piso tres del área colapsada estaba concebida para establecimientos de comida.

Hasta arriba, el tercer piso era de pura comida”, expresó Víctor Cuéllar, chef del restaurante El Bajío, quien agregó que otros negocios como Sonora Grill ya contaban con el espacio rentado para instalarse.

Relató que la zona que colapsó era un área verde que contaba con seis largas jardineras, que medían aproximadamente 50 metros de largo y tenían una altura de 50 centímetros.

Además había pasto en el piso y más plantas, para cumplir con algunos requisitos ambientales en construcciones”, dijo.

Tras recordar cómo escucharon una explosión y minutos después elementos de seguridad de la plaza les solicitaron evacuar, Víctor Cuéllar aplaudió la labor de la seguridad del lugar:

Es de reconocer la cuestión de seguridad que tienen aquí,  porque luego de que se percataron de lo que pasó,  inmediatamente se empezó a evacuar los lugares. Es cuestión de reconocerlos a ellos, porque evitaron varias tragedias que pudieron haber pasado aquí”.

Rememoró que estaban en el restaurante aproximadamente 62 personas, la mitad eran comensales y la otra, empleados. Señaló que en total había unas 300 o 400 personas que pudieron salir 25 minutos antes de que colapsara el volado.

Trabajadores de la construcción y empleados de los diversos negocios acudieron ayer al lugar, resguardado por elementos de la policía capitalina, en el que miembros de seguridad de la plaza indicaron que no habría labores hasta nuevo aviso.

Algunos esperaron para conocer los resultados de la reunión que tuvieron, desde las ocho de la mañana hasta las 16:30 horas, administradores de la plaza y responsables el proyecto, para recibir indicaciones.

Otros, se mantenían en el lugar para conocer si podían pasar por sus pertenencias que dejaron al evacuar.

Los albañiles intentaban pasar por las herramientas que también habían dejado.

– Natividad Tello

Noticias México

También puede interesar

Dejar un comentario