Curry se lesiona en una noche fatídica para los Warriors

Noche para el olvido la que vivieron los Warriors de Golden State en su campo del Oracle Arena, donde perdieron su condición de invictos al caer derrotados 111-134 ante los Bucks de Milwaukee y perder también a su base estrella Stephen Curry por lesión.

Curry, que sufrió un tirón en el abductor izquierdo, tuvo que abandonar el campo cuando faltaban 6:50 minutos para que concluyese en tercer cuarto, sin que pudiese regresar ya más al partido, lo que aprovecharon los Bucks y aseguraron la victoria.

La estrella de los Warriors se lesionó en una jugada que protagonizó junto con el base de los Bucks, Eric Bledsoe, a quien intentó cortarle un pase en transición, y aunque se mantuvo en el campo por unos minutos, luego pidió el cambio y se fue directamente a los vestuarios, de los que ya no regresó.

Antes de dejar el partido Curry, que no había tenido su mejor inspiración encestadora, falló 11 de 14 tiros de campo, aportó apenas 10 puntos en 26 minutos de acción. El equipo al concluir el partido no dio a conocer más detalles sobre el alcance de la lesión de Curry e informaron que el viernes se someterá a una resonancia magnética que defina con exactitud el alcance de su lesión.

La perdida de Curry pesó como una losa en el juego individual y de equipo de los Warriors, que ya habían llegado al partido sin el ala-pívot titular Draymond Green, el jugador más completo que hasta ahora habían tenido los actuales campeones de liga, que también rompieron racha de ocho triunfos consecutivos.

El ala-pívot griego Giannis Antetokounmpo acabó con 24 tantos, nueve rebotes y cuatro asistencias para los Bucks, que mejoraron a 9-2 su marca en lo que va de temporada, la segunda mejor de la Conferencia Este y la tercera de la liga.

Los Thunder ganan con un discreto Abrines

El alero balear Álex Abrines fue el único español que jugó durante la madrugada del jueves en la jornada de NBA, pero se quedó sin anotar en la victoria en casa de su equipo, los Oklahoma City Thunder, por 98-80 ante los Houston Rockets.

Así, los Thunder firmaron su séptimo triunfo de la temporada regular (7-4) para colocarse en la cuarta posición de la Conferencia Oeste. El conjunto de Oklahoma estuvo guiado por los 20 puntos y 11 rebotes del alero Paul George, junto a los 19 puntos y 10 rebotes del pívot Steven Adams.

Aunque Abrines no puntuó, sí capturó cuatro rebotes e hizo un robo de balón, en un partido que significó la sexta derrota de unos insulsos Rockets (4-6) que son duodécimos en el Oeste. La franquicia de Houston no supo aprovechar la ausencia por lesión de Russell Westbrook en las filas de los Thunder.

También puede interesar

Dejar un comentario