IEVENN
Derecho a la frustración
Baloncesto

Derecho a la frustración

Derecho a la frustración – ¿Es la frustración un sentimiento que nos debamos permitir? Dicho así parece una pregunta estúpida. ¿Cómo no vamos a poder? Pues no lo veo tan claro. Permítanme que matice.

Derecho a la frustración

Prescindamos de comparaciones tópicas – aunque reales – sobre el  privilegiado lugar del mundo donde vivimos respecto de otros que no lo son tanto y enfoquemos el asunto de manera introspectiva: ¿Cómo de fácil es frustrarse hoy en día?

A tenor de lo que se puede oír a pie de calle, es facilísimo. La mayor parte de los universitarios que finalizan sus estudios o están a punto de hacerlo se sienten frustrados sobre el empleo. Los adolescentes viven en una permanente frustración sobre casi todo. Los niños – ellos no lo saben, pero los padres nos encargamos de que lo piensen – viven en riesgo de estarlo. Probablemente hemos banalizado el significado del término.

Un viejo proverbio dicta que “para tener la idea de un movimiento, debe repetirse 1.000 veces; para conocerlo, 10.000 veces; y para poseerlo, 100.000 veces”. Viene a explicar que la persistencia es la madre del éxito.

Algunos jóvenes jugadores de baloncesto practican un movimiento durante unos cuantos entrenamientos, intentan usarlo en el partido y cuando no sale… se sienten frustrados. Alumnos que dedican el tiempo justo al estudio esperando un sobresaliente el día del examen, con un resultado que no cumple sus expectativas… frustración.

Creo que sería recomendable recordar que Frustración es un término que sólo puede usarse después de otros como esfuerzo, constancia, tenacidad, entrenamiento o dedicación.

No puede haber frustración sin antes perseverar en el intento hasta donde nos alcancen las fuerzas… y un poco más. Esta facilidad para la frustración es justo lo contrario a la cita de Jacob Riis que el entrenador de baloncesto Gregg Popovich utiliza para explicar su línea de pensamiento en los San Antonio Spurs: “Cuando nada parece ayudar pienso en un cantero picando su roca, a lo mejor 100 veces, sin que aparezca una sola grieta. Sin embargo en la vez 101 se dividirá en 2, y sé que no fue el último golpe el que provocó la fisura, sino todo lo que hizo anteriormente”.

Volviendo a la pregunta inicial: ¿tenemos derecho a frustrarnos? Quizás sí, aunque sólo si previamente hemos hecho todo para conseguir el objetivo. ¿Saben lo más curioso? Esos mismos que lo intentan todo, suelen ser los que menos se frustran. Seguramente porque consideran que si no sale, es que hay que intentarlo más.

Frustración: Sentimiento que se genera en un individuo cuando no puede satisfacer un deseo planteado. Ante este tipo de situaciones, la persona suele reaccionar a nivel emocional con expresiones de ira, de ansiedad o disforia, principalmente. 

Y la defensa en baloncesto ¿pa’ cuándo? – Manuel Povea

Manuel Povea

Caen los líderes: el Madrid se descompone en Zaragoza y los Lakers sucumben ante Doncic

Medios

Pau Gasol anuncia que deja de ser jugador de los Portland Trail Blazers

Medios

Un estelar Alocén lidera al Zaragoza a la segunda plaza tras vencer al Barça

Medios

Españoles por España – Baloncesto

Manuel Povea

Nikola Mirotic iguala a Felipe Reyes con el mejor inicio de la Liga ACB en 20 años

Medios

Triple de Georgina Bahí a tres segundos del final para ganar el partido

Medios

Mirotic redebuta a lo grande con el MVP de la jornada y Laprovittola pasa desapercibido ante sus excompañeros

Medios

San Pablo Burgos se estrena con victoria (76-87)

Medios

Vidal y Richotti reforzarán al Montakit Fuenlabrada durante un mes

Medios

Enigma acb: ¿Dónde está el trofeo?

Medios

MoraBanc Andorra: El equipo más ilusionante de todos los tiempos

Medios

1 comentario

Mitch 22/01/2019 at 3:38 pm

This is an amazing article! A very famous American psychologist by the name of Albert Ellis suggested years ago that schools should provide frustrating situations for student in order to help them develop the ability to face frustration and grow from it.

Respuesta

Dejar Comentario