Destruiste con gran calma mi amor por ti, mi poesía por ti... - Literatura

Destruiste con gran calma mi amor por ti, mi poesía por ti… – Literatura

Horas del corazón

En la tranquilidad de mi alma

cuando el reloj apenas marcaba las once

con gran paciencia, con calma

los sentimientos salieron; eran las doce.

La mente no pudo ver ni expresar

aquello que mi interior sufrió,

aquel oscuro e insensato frío

que mis huesos hizo calar.

En la tranquilidad de mi alma

con tanta paciencia, con calma

la expresión conocida

la misma mirada

recorrieron mis sentidos

expusieron mis miedos.

Cuando el reloj marcaba las doce,

en mi mente pensaba aún en las once.

las horas, los pensamientos

los días, los dialectos

con los que cualquiera se expresa

con la cordura perdida y difusa.

Lo sentí de nuevo a la hora indicada

tu toque, tu voz, tu mirada

cuando el reloj marcaba las doce

yo recordaba lo sucedido a las once

cuando en la tranquilidad de mi alma

destruiste con gran calma

mi amor por ti,

mi poesía por ti…

**

**

Las fotografías que acompañan al texto pertenecen a Andrew Labreck.

Noticias InternacionalFuente Original

También puede interesar

Dejar un comentario