Di María salva al PSG de la histeria

Tuchel felicita a Di María tras el empate frente al Nápoles. ANNE-CHRISTINE POUJOULATAFP-PHOTO

El empate contra el Nápoles (2-2) en París fue una noticia insatisfactoria para el PSG, pero pudo ser todavía peor. Di María, con un golazo en el descuento, evitó que la clasificación se pusiera ya muy cuesta arriba para los de Tuchel tras sólo tres jornadas. Sigue tercero, pero apenas a un punto del Nápoles y a dos del Liverpool, nada que no pueda subsanar en las tres jornadas que quedan. [Narración y estadísticas: 2-2]

El partido había comenzado con malos presagios para el equipo de Tuchel. Antes de los dos minutos, Cavani y Neymar se lanzaron a por un remate y el uruguayo pisó a su compañero, torciéndole el tobillo. Aunque pudo recuperarse, apenas tuvo incidencia en lo que ocurrió en la primera parte, en la que sólo Mbappé destacó en el PSG.

Tras un cuarto de hora, el Nápoles empezó a apropiarse del partido a partir del talento de Mertens -que estrelló un balón en el larguero- y la profundidad de Mário Rui y Callejón. Fue precisamente el extremo español el que habilitó a Insigne para que adelantara a Nápoles, anticipándose a Kimpembe y superando a Aréola con un disparo picadito. Más allá de un disparo de Mbappé que Ospina sacó por el pie, el PSG pasó de puntillas por la primera mitad.

Tres centrales

Tuchel trató de cambiar la dinámica pasando a una defensa de tres centrales tras el descanso. Con el nuevo esquema gozó de mayor protagonismo, que se evaporó en cuanto Ancelotti aprovechó la lesión de Insigne para meter más cemento. Sin embargo, el PSG tuvo la suerte de que Rui despejó hacia su portería un centro sin peligro de Meunir, logrando el empate.

Pero la fortuna siempre vuelve y el PSG lo comprobó cuando Mertens marcó el segundo para el Nápoles tras un disparo de Fabián que al golpear en Marquinhos se quedó muerto en el área. El gol de Di María en el descuento evitó la crisis.

También puede interesar

Dejar un comentario