Dimite Màxim Huerta, el ministro más breve de la historia de España

Original

Màxim Huerta, el escritor y periodista español nombrado ministro de Cultura y Deportes por Pedro Sánchez el pasado jueves 7 de Junio, ha presentado este miércoles su dimisión, muy poco tiempo después que  El Confidencial revelase que el ya exministro fue condenado el año pasado a pagar a Hacienda 365.938 euros por un fraude fiscal de 218.322 euros.

“Me voy agradecido por la confianza que me dio el presidente, por la buena disposición de todos los funcionarios, por el talante que tuvo el equipo saliente”, declaró Huerta, que también indicó que está “convencido de que necesitamos transparencia”. “Me voy porque amo la cultura más que nada y porque así voy a poder colaborar más en este sueño y esta ilusión de Sánchez”, añadió.

Huerta olvida en su comparecencia hacer referencia al Deporte.

El escritor y periodista lamentó haber “pagado esta multa dos veces: primero pagando a Hacienda y ahora por segunda vez aquí, ahora”. El ministro dimitido afirmó que “la inocencia no vale de nada ante esta jauría”, en referencia a las duras críticas que ha recibido desde el ámbito político, los medios de comunicación y las redes sociales.

Huerta fue acusado de haber creado una sociedad con la que evadía sus obligaciones fiscales en los ejercicios de 2006, 2007 y 2008, cuando era presentador de televisión. Como el fraude fue menor de 120.000 euros por ejercicio y no hubo voluntad dolosa, no hubo delito.

Polémica por sus antiguos tuits

La controversia generada por este asunto ha tenido también una dimensión propia en las redes sociales, donde además se han rescatado y hecho circular algunos antiguos tuits de Huerta. Varios de ellos contienen comentarios diversos sobre Hacienda que resultan polémicos puestos en relación con la reciente noticia de su fraude.

También se han puesto de actualidad unas palabras que el hoy presidente Pedro Sánchez pronunció en 2015, en el contexto de una entrevista televisiva, cuando era líder de la oposición: “Si yo tengo en mi Ejecutiva federal, en mi dirección, a un responsable político que crea una sociedad interpuesta para pagar la mitad de los impuestos que le toca pagar, esa persona al día siguiente estaría fuera de mi ejecutiva“.

Aquellas declaraciones se referían al caso de Juan Carlos Monedero, por aquel entonces miembro destacado del partido Podemos, al que también se acusaba de haber utilizado en 2013 una compañía instrumental para facturar diversos trabajos de asesoría internacional por valor de más de 400.000 euros.

También puede interesar

Dejar un comentario