EE. UU. toma distancia de Arabia Saudita en su guerra en Yemen

Hasta ahora EE. UU. había provisto de combustible a los aviones de combate sauditas que enfrentaban a los rebeldes hutíes, pero la implicación de Arabia Saudita en el asesinato de Jamal Khashoggi ha hecho distanciar a los norteamericanos.

Estados Unidos dejará de reabastecer de combustible a los aviones de la coalición árabe, liderada por Arabia Saudita, que combate contra los rebeldes hutíes en Yemen, según informó este 10 de noviembre el secretario de Defensa, James Mattis.

Esta decisión llega cuando organizaciones que luchan por los DD. HH. han pedido el cese de la ayuda a Arabia Saudita. Además pone fin a uno de los aspectos decisivos del apoyo de EE. UU. a la coalición árabe en un conflicto que ha creado la que muchos consideran la mayor crisis humanitaria del mundo, con 1,8 millones de niños que sufren de malnutrición aguda, y de los cuales 400.000 corren peligro inminente de morir de hambre.

“Todos estamos enfocados en apoyar la resolución del conflicto, bajo el liderazgo del Enviado Especial de la ONU, Martin Griffiths”, añadió Mattis, antes de asegurar que EE. UU. “continuará trabajando con la coalición y Yemen para minimizar las víctimas civiles y expandir los esfuerzos humanitarios urgentes en todo el país”, explicó el secretario de Defensa.

Pese a este anuncio, la coalición árabe había pedido a Washington que cesara el apoyo de reabastecimiento aéreo de sus aviones, ya que han aumentado su capacidad para hacerlo de forma independiente, según informó la agencia oficial de noticias SPA.

Esfuerzos por un cese al fuego en Yemen

La coalición mostró “su esperanza de que las próximas negociaciones auspiciadas por la ONU en un tercer país lleven a un acuerdo negociado” para el final del conflicto, que comenzó en 2015.

Pero los esfuerzos por la paz en Yemen, el país más pobre de Medio Oriente, están estancados por ahora debido a la reciente ofensiva en Hodeida, en el oeste. Las tropas leales al presidente Abd Rabbuh Mansur al-Hadi, apoyadas por la coalición saudita, entraron a ese puerto el 8 de noviembre donde encontraron una feroz resistencia de los rebeldes hutíes.

Además, Riad se encuentra en el ojo del huracán hasta que se esclarezca el asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi, que presuntamente murió en manos de un grupo de sauditas en el consulado de su país en Estambul, lo que suscitó una ola de indignación internacional.

El mismo día que EE. UU. hizo este anuncio, las fuerzas yemeníes arrebataron a los rebeldes chiíes hutíes el segundo hospital más grande de la ciudad de Hodeida, tras duros combates, según informaron fuentes militares.

Con EFE

Primera modificación : 10/11/2018

Noticias Asia

También puede interesar

Dejar un comentario