IEVENN
Música

El actor Julián Villagrán se entrega al rock electrónico en su debut musical como Asunción

Si hay un personaje con el que el actor Julián Villagrán (Trebujena, 1973) se ha colado en muchos hogares españoles es su encarnación de Velázquez en la serie ‘El ministerio del tiempo’. Pero este andaluz es un tipo inquieto y, bien pasados los 40 años, ha decidido tomarse en serio su otra pasión: la música.

Acaba de publicar su primer trabajo, un EP de cuatro canciones, bajo el nombre de Asunción. Presentará este minidisco homónimo el jueves 20 de febrero en el Conde Duque de Madrid (20.30 h, junto a Nova Materia) y el 1 de marzo en el festival MAZ de Málaga (a las 13.00 h, en el Muelle 1).

Hablamos de su recién estrenado proyecto y Villagrán duda al preguntarle si fue antes la música o la interpretación. “Es difícil de decir, porque yo desde muy pequeño en el colegio me juntaba con mi amigo Juan en el recreo y montábamos teatros para luego hacerlos en clase”, recuerda el actor. “Al final, de la actuación hice mi profesión y he estado muchos años viviendo de ello”.

Mientras, la música era “casi un hobbie” que nunca ha dejado de lado. Ha grabado discos tocando la guitarra para otros grupos e, incluso, ha compuesto bandas sonoras. “En la primera película que hice de protagonista, ‘Carlos contra el mundo’ de Chiqui Carabante, el personaje siempre iba escuchando con sus cascos ‘drum and bass’. Esa música que sonaba la hice yo”, revela.

La afición le viene de lejos y de familia: “Mi padre era guitarrista, tenía un grupo de joven y había vinilos por mi casa, así que desde niño ya empecé a escuchar rock. Con 13 años aprendí a tocar y a los 15-16 monté varios grupos en Sevilla, donde vivía”. Y entonces llegaron los 90.

El pasado ‘ravero’ del actor

El hecho de que Asunción conjugue rock y electrónica tiene mucho que ver con ese pasado ravero. Lo cuenta Julián: “Me pilló todo el vendaval de la música electrónica. Se dio el fenómeno de que en Andalucía se replicó un poco lo que estaba ocurriendo en Londres y Mánchester, tal vez por los ingleses que vivían en Marbella y Torremolinos. Se empezaron a montar raves, organizadas incluso con los ayuntamientos”.

Por eso, ese tipo de música “pegó mucho en toda Andalucía: el breakbeat, lo que se llamaba entonces hardcore… Fue la antesala del jungle y el drum and bass que luego llegó. Me dio de lleno y, como me gustaba la música, empecé comprando cajas de ritmos, vinilos, platos y acabé pinchando en raves, en clubs…”. Y de aquellos polvos, estos lodos.

Esa época marcó “un antes y un después”, reflexiona el cantante, “lo disfruté muchísimo y viví aventuras increíbles con los amigos del barrio. Cada fin de semana la fiesta era itinerante, de Huelva a Granada, Córdoba o Loja. Íbamos en el coche y superpreparados, con nevera… Intentaba dosificar pero con 22 años no se tiene mucha cabeza, ¡me dio tan fuerte! Fue muy divertido”.

Su debut musical a los 46 no tiene una explicación meditada. “Ha sido inevitable, natural, me ha salido y no lo he podido parar. No estaba planificado. Siempre he tocado pero nunca he tenido el tiempo o el motor suficiente para terminar las cosas”, reconoce. Pero, en los últimos años, “me puse a escribir canciones sin ánimo de sacarlo y fue cogiendo forma. Se ha ido descontrolando y al final ha derivado en esto”.

Las influencias de Asunción son tan variadas como los gustos musicales de su creador: “Desde el punk de los Cramps a los Stooges; Sonic Youth y My Bloody Valentine por la parte más guitarrera; en la lírica y la manera de cantar, me he fijado en grupos españoles como Golpes Bajos, Radio Futura, Parálisis Permanente, obviamente Charol [de quienes ha grabado la versión de ‘Sin dinero’]. Y en la electrónica me fijo mucho en un estilo que antes se llamaba hardcore o happy hardcore y ese primer breakbeat de grupos muy desconocidos como Manix o Two Bad Mice”.

Música de baile en solitario

Aunque tiene muy claro que Asunción es “música de baile”, cuando empezó a componer lo hizo “con la guitarra acústica, canciones pop”. Pero luego, “como estaba yo solo para todo”, se puso a meterle “un ritmito con la caja de ritmos, un bajo con el ‘sinte’” y el proyecto “cogió forma”. “Al final, la cabra tira al monte”, reconoce Villagrán, y por eso, “a pesar de ser canciones con letra, tienen ese fondo y esas reminiscencias” y suenan a rock electrónico.

De momento, no le veremos bailando en el escenario. “En el concierto en Conde Duque va a ser la primera vez que no salga yo solo a hacer todo, que era demasiado; estoy trabajando con Charlie Bautista [músico de Christina Rosenvinge, Tulsa, Xoel López] y voy a estar más libre” así que “igual alguno cae”, bromea.

Todavía está buscando su sitio. Sorprendentemente, el artista reconoce que le da “muchísimo más pudor subirme al escenario a cantar que hacer cine, televisión o teatro”. Él lo justifica con que lleva “mucho tiempo ejerciendo como actor, que trabajas con un texto de un guionista, hay un director… al final la responsabilidad es de un equipo y te puedes escudar en el personaje”. En cambio, en el caso de Asunción, “las letras son mías y me muestro mucho más desnudo, con mis miedos, mis intimidades y mis cosas; me cuesta mucho más”.

«Me da muchísimo más pudor subirme al escenario a cantar que hacer cine»

Por eso está pensando en hacerse “un traje [metafórico] con un personaje para cada canción y probar a ver si así me siento más seguro y puedo disfrutarlo más en directo” y se rodeará de compañeros como Bautista y Paula JJ de Las Odio, quien pone voz femenina a la versión de Charol que figura en el EP. Además, su grupo aparece citado en otra de las canciones (Daga y cuello).

“Conocí a Paula hace tres años en un concierto de Las Odio y nos hicimos inseparables. Ellas me apadrinaron y tocaron conmigo en mi primera actuación, en el festival Rizoma. Les tengo especial cariño”, cuenta Julián. “Se me ocurrió meter en este primer EP una versión de un tema de los 80, un hit no demasiado conocido: Sin dinero, de Charol. Un día que pinchamos juntos en la sala El Sol puse ese tema y le encantó, así que cuando me decidí a grabarlo la avisé para que lo cantara, como era una chica en la original…”.

Las tías Asunción y Conchita

Será tópico, pero el nombre de la banda merece un párrafo sin intervención: “Empezó por un juego con mi hermana Aixa [Villagrán, también actriz]. Hemos vivido juntos en los últimos 5 años. En los encuentros y desencuentros de la convivencia nos reíamos porque nos recordábamos a dos tías nuestras, una de ellas crió a mi madre y fue un referente en mi casa. Se llamaban Asunción y Conchita; una era viuda y la otra, soltera”. Asunción y Conchita “fue el nombre en origen pero luego, como estaba yo solo, se quedó en Asunción. Aposté por el rollo de mezclar el concepto de liturgia con la lisergia y la figura de la virgen, que ha inspirado la imagen del disco y de las fotos que me he hecho”. Y cita el éxtasis de Santa Teresa: “Es como subir a los cielos a golpe de ‘rave’”.

Asunción, el éxtasis musical de Julián Villagrán.PLAN B MUSIC

Otra persona que ha ayudado mucho a que Asunción exista es el músico de Zaragoza Ricardo Vicente (La Costa Brava). “Después de un concierto de Sr. Chinarro, salí con el bajista que es amigo y también toca en Maga. Ahí conocí a Ricardo y se lo conté. Él enseguida me animó a hacerlo, quitarme los miedos y las inseguridades; ha estado todo el rato muy pendiente de mí y me ha dado mucha fuerza para sacar el proyecto adelante”, agradece Julián Villagrán.

Ricardo Vicente le empujó también a grabar en los estudios La Mina con Raúl Pérez. “Yo soy de Sevilla y además Ricardo había hecho su último disco allí, como Las Odio. Pablo Peña, de Pony Bravo y Fiera, me habló muy bien de él”. Todos los caminos conducían a Espartinas. “Me gusta cómo ha producido a Guadalupe Plata o Novedades Carminha, me encanta el sonido que tiene. Él me acogió, es selectivo y no graba con cualquiera, tuve la suerte de que las canciones le molaron”, dice el creador de Asunción, que ha tocado él mismo todo lo que suena en el disco.

De la policía al ministerio

Solo nos queda preguntarle por sus próximos proyectos audiovisuales. El más inminente es la película ‘Operación Camarón’ (estreno 13 de marzo), protagonizada por un grupo de flamenco-trap pero donde él hace de policía. Al indagar en su relación con ese tipo de música, responde: “Yo no le hago ascos a nada, me encanta el hip hop y no estoy metido en el trap pero he escuchado cosas que me molan muchísimo, chavales muy jóvenes que lo producen muy bien y suena increíble. No me disgusta para nada”. El género policíaco le dio suerte en 2012, cuando ganó el Goya a la mejor interpretación masculina de reparto por ‘Grupo 7’.

Nos despedimos con Velázquez, el personaje que ha popularizado al actor. Por supuesto, le veremos de nuevo en la cuarta temporada de ‘El ministerio del tiempo’, que TVE estrenará probablemente antes del verano. Aunque no está en la fotos de adelanto que se han difundido ya, hará sus apariciones estelares “en varios capítulos, pero hay un par donde tengo más trama y es tan reveladora y potente que no se puede enseñar nada porque sería un spoiler. Hay una sorpresa bastante jugosa en la nueva temporada… [risa maligna]”.

Cuando intepreta al pintor, “con la figura tan importante que es para nuestro país, bueno, y para el mundo entero”, intenta no pensarlo mucho. “Si no, me cohíbo. Desde el principio jugamos bastante, con los guionistas y los creadores de la serie, con ese punto egoísta y gracioso”, aunque en realidad Velázquez “era muy serio y ambicioso: se pasó la vida intentando conseguir la Cruz de Santiago. Se añadió después en Las Meninas, no se sabe bien quién, porque se murió al poco de dársela”. “Me lo paso genial haciéndolo, este personaje es un regalazo”, termina.

Julián Villagrán en la piel de Velazquez en la serie 'El Ministerio del Tiempo', de La 1.Julián Villagrán en la piel de Velazquez en la serie ‘El Ministerio del Tiempo’, de La 1.TVE

Aitana felicita a su madre con fotos de su juventud y sus seguidores reaccionan: «Sois idénticas»

Medios

Conciertos en casa, la iniciativa que recopila actuaciones a distancia de artistas de todo el mundo

Medios

El cantante de Rammstein, en cuidados intensivos por coronavirus

Medios

Jesús Rendón, de 'OT 2020', lanza su primera canción, 'Me sabe a sal'

Medios

Ya está aquí 'Gigaton' el regreso de Pearl Jam tras siete años sin disco de estudio

Medios

Los Grammy latinos crean nuevas categorías para el reguetón y hip-hop

Medios

Horario y dónde ver el concierto de Estopa 'online' de este viernes

Medios

La gira de Extremoduro será «cuando sea» y prometen: «Vamos a tocar por coj…»

Medios

Muere a los 59 años Bill Rieflin, baterista de Ministry, King Crimson y R.E.M.

Medios

Alejandro Sanz compone 'El mundo fuera', una emotiva canción sobre el aislamiento

Medios

Pau Donés canta desde su balcón 'Los ángeles visten de blanco', su canción de agradecimiento a los sanitarios

Medios

Muere Kenny Rogers, estrella del 'country', a los 81 años

Medios

Dejar Comentario