IEVENN
Motor

F1 – El aniversario más envenenado de Red Bull

Cursos Online Habbility.com
Max Verstappen (i) y Daniel Ricciardo (d) en el GP de Bakú. SRDJAN SUKIEFE

La FIA ha preferido silenciar el conflicto en Montmeló, donde hoy no se espera a ningún piloto de Red Bull en la rueda de prensa oficial. Las luchas intestinas en la escudería austriaca, sin embargo, vivirán este fin de semana otro capítulo apasionante en el GP de España. Una cita que supone un aniversario muy especial para Daniel Ricciardo y Max Verstappen.

En los últimos días se han sucedido las reuniones en el equipo y la única prioridad es no revivir la pesadilla de Azerbaiyán. Justo ahora, cuando se cumplen dos años del inicio una de las rivalidades más prolíficas de la F1 contemporánea. Una fecha de particular importancia para el holandés, que en 2016 sumó en Barcelona la primera victoria de su carrera y se convirtió en el más joven de la historia en recibir la bandera a cuadros: 18 años y 227 días.

Ventaja de Ricciardo

Por supuesto, en aquel domingo la polémica se sirvió desde bien temprano. En la primera vuelta, Verstappen se llevó por delante, en una controvertida maniobra, a los Mercedes de Lewis Hamilton y Nico Rosberg. Se trataba, tras su rodaje en Toro Rosso, de su primera carrera con Red Bull. Así que los comentarios elogiosos silenciaron a los críticos. Todo el ‘paddock’ se rindió a aquel descarado adolescente. Dos años después, aquella unanimidad ha dejado paso al debate.

Durante este periodo, los pilotos de Red Bull han sumado tres victorias por cabeza. Sin embargo, Ricciardo se impuso tanto en los puntos (457-377) como en los podios (18-11) y mostró una madurez muy superior. Su consistencia en carrera sus adelantamientos quirúrgicos hicieron palidecer el talento de Max, que encontró su mejor expresión en las sesiones clasificatorias.

Reglamento interno

Christian Horner y Helmut Marko, máximos responsables en Red Bull, siempre han mostrado debilidad por Verstappen. De hecho, las certezas de su futuro contrastan con el contrato aún no firmado de Ricciardo, que suena con fuerza para Ferrari en 2019. Hasta entonces, la convivencia en el ‘box’ debería regularse con otro reglamento interno.

La escalada de tensión, de hecho, no puede permitirse más episodios vergonzantes como el de Bakú. O como el de hace 10 meses en Hungría, cuando Verstappen, víctima de una embestida ‘familiar’ en la primera vuelta, exclamó por la radio: «Esto es responsabilidad de quien yo creo… Jodido perdedor«. Por no hablar de Malasia 2016, cuando el pique pudo causar otra desgracia. Con los Mercedes fuera de circulación y el terreno libre hacia la victoria, Ricciardo debió defenderse de un acoso fuera de lugar.

Sainz: «¿Nervios? Las canas sirven para algo»

Medios

El claro mensaje de Fernando Alonso sobre su vuelta a la F1

Medios

Fuerte accidente del copropietario de los Dodgers

Medios

Alonso: «Siempre quiero algo más, y ganar una etapa sería mágico»

Medios

Al-Attiyah: «El Dakar es totalmente diferente a lo que Alonso ha hecho hasta ahora»

Medios

Lewis Hamilton: su extraña confesión acerca de «los demonios y el lado oscuro»

Medios

Hamilton puede sumar su sexto Mundial de F1 en México

Medios

Peterhansel: «Sería un error para Alonso correr el Dakar con Marc Coma»

Medios

Marc Márquez: «Ha sido un año de ensueño»

Medios

Leclerc consigue una nueva 'pole' para Ferrari y Sainz saldrá quinto

Medios

Fallece Jessi Combs, 'la mujer más rápida del mundo', mientras trataba de romper el récord de velocidad

Medios

Leclerc hizo la pole, sanción a Hamilton y el «dedito» de Kimi al campeón

Medios

Dejar Comentario