El 'ascenso' de González Pons en Europa le aleja de Valencia

Isabel Bonig junto a Esteban González Pons, en la puerta de las Cortes. BIEL ALIÑO

La dirección regional asegura que siempre hay un ‘plan B’ y señalan que la decisión ya está tomada

«Siempre hay un plan B». «Tenemos alternativa». Con estas frases, dirigentes de la cúpula del PP restaban importancia a las informaciones que aseguraban que Esteban González Pons es el favorito para ser, tras las elecciones europeas de 2019, el próximo líder del grupo parlamentario del Partido Popular Europeo (PPE) en la Eurocámara. «Si González Pons se presenta, no habrá más candidatos», aseguraron a Efe fuentes del grupo popular europeo. El dirigente valenciano ya ha asumido las funciones del alemán Manfred Weber, después de que este fuera proclamado candidato a la Presidencia de la Comisión. Una circunstancia que hace aumenten sus posibilidades de quedarse, como él desea, haciendo carrera política en Bruselas.

No obstante, todavía no se puede descartar del todo la posibilidad de que González Pons deje Europa y se convierta en el cartel electoral del PP para Valencia, obligado por la dirección nacional.De hecho, su nombre aparecía en la famosa encuesta realizada por Génova a espaldas del PP valenciano.

La noticia sobre el aumento de protagonismo de González Pons no fue recibido con excesiva alarma en la dirección regional. «No es un problema que no sea Esteban. Lo importante es que dé muchos votos». Así insisten en que cuando se plantea una candidatura siempre hay guardada una alternativa, un plan B por si la primera opción falla. «Tenemos banquillo», argumentan.

Con todo, dan por hecho que la decisión sobre quién será el cartel electoral ya está decidido aunque no se haya hecho público. «No se va a dar a conocer el nombre del aspirante por Valencia sin tener claro los candidatos por Madrid o Barcelona». «Bonig sí que sabe quién es y está hablado con la dirección nacional», señalan desde el entorno de la presidenta regional del partido. Una afirmación que contrasta con el hecho de que la cúpula del partido no consultara con la ejecutiva valenciana el encargo del estudio demoscópico ni los plazos para nombrar a los candidatos.

Tensión interna

Y mientras González Pons se aleja de Valencia, otros se esfuerzan para hacerse un hueco para que se les tenga en cuenta a la hora de hacer la candidatura municipal. Es el caso del diputado autonómico y presidente de la gestora, Luis Santamaría, que tiene su propia agenda de actos y va haciendo promesas electorales. Como explicó este periódico el jueves, su manera de actuar no ha gustado a la presidenta regional que ha perdido la confianza que le tenía. Bonig aceptó que Santamaría apostara por Casado durante el congreso nacional pero no entiende que aproveche ahora ese apoyo al nuevo líder del PP para intentar hacerse con la candidatura a la Alcaldía.

También puede interesar

Dejar un comentario