El Buducnost bate el récord de triples de la Euroliga y complica al Baskonia

Edwin Jackson, en el partido contra el Baskonia. euroleague.net

El Buducnost es, probablemente, el equipo más débil de toda la Euroliga. Comenzaba esta jornada colista sin ninguna victoria. Un partido que se preveía asequible para el Baskonia. Pero el conjunto de Podgorica dio la sorpresa a base de triples. Batieron el récord (21) y humillaron a su rival, alejado en el marcador durante todo el partido. [Narración y estadísticas 99-84].

El pabellón Moraca vio la mala cara de los baskonistas, que en competición doméstica sí aguantan el tipo a Barça Lassa y Real Madrid en la lucha por el liderato, pero que flojea demasiado en la máxima competición continental. Así, el Kirolbet se quedó con balance de 2-5 en la zona baja y con escasa ventaja sobre el conjunto montenegrino (1-6).

El ala-pívot Earl Clark marcó su territorio en la pintura desde el inicio, en favor de un Buducnost que también estaba desatado desde la línea de tres puntos. Y es que los locales comenzaron el partido con un parcial de 12-5 tras enlazar cuatro triples, lo que provocó que el técnico baskonista pidiera tiempo muerto para mitigar ese efecto sorpresa. Pero Pedro Martínez no dio con la tecla idónea en ese objetivo, viendo a sus pupilos incapaces de engancharse al marcador. El 26-18 tras consumir 10 minutos ya fue una losa, más pesada de lo que aparentaba, y presagió la primera buena noticia en Euroliga para el graderío del Moraca.

Nueve triples al descanso

El acierto local desde lejos continuó en el segundo periodo (22-19), firmando una estadística de 9 de 16 triples al descanso (48-37). Clark ya llevaba 13 puntos y enfrente no había respuesta ni entre los habituales referentes anotadores del Baskonia, esperando la aparición de Tornike Shengelia o de Marcelinho Huertas.

Sí emergieron al inicio del tercer periodo, en un conato de resistencia que no obstante cortó el Buducnost con más certeza desde el 6,75 y merced al despertar de Jackson dirigiendo el juego. El escolta galo, viejo conocido de la ACB, fue un quebradero de cabeza para sus defensores y ganó varios duelos en velocidad, doblando pases para que sus compañeros aumentaran la sangría de triples.

El 27-23 de ese tercer acto mantenía con vida al conjunto vitoriano, pero era un espejismo ya que el Buducnost hacía la ‘goma’ y gestionaba bien su renta. No en vano, terminó el encuentro a lomos de un Jackson que anotaba y anotaba casi sin cesar, ayudando a su equipo a batir el récord de triples en una cita de Euroliga.

Así, los montenegrinos concluyeron con 21 canastas desde la línea de tres, de 34 intentos en total, y enfriaron cualquier tentativa del Kirolbet por evitar el naufragio. La diferencia final de +15 evidenció la falta de destreza que tuvieron los jugadores visitantes, de entre quienes destacó Shengelia con 16 tantos.

Huertas, intermitente en ataque, acabó con 13 puntos y su labor fue cubierta por Shavon Shields (14) y Darrun Hilliard (14). Sin embargo, no fue suficiente para un club que venía de encajar en una Liga Endesa una dura derrota frente al MoraBanc Andorra (93-73), dejando escapar con ello el liderato. Por tanto, dudas para el Baskonia cuando menos se esperaba.

También puede interesar

Dejar un comentario