El Comité de Empresa del Ayuntamiento tacha de “torticera” la querella de los policías a Arce

La concejal de Ahora Madrid, Rommy Arce JAVIER BARBANCHO

El Comité de Empresa del Ayuntamiento de Madrid ha mostrado su apoyo a Rommy Arce ante la querella policial interpuesta por la Policía Municipal tras los tuits enviados por la concejala durante los disturbios de Lavapiés. Lo ha hecho este martes a través de un comunicado, en el que ha calificado la actuación de la Policía como “chapucera” y “torticera”.

Un día después de que la juez haya imputado a la concejala de de Arganzuela y Usera por un presunto delito de injurias y calumnias, el Comité de Empresa ha lanzado un comunicado en el que muestra su apoyo a Rommy Arce. El órgano de representación de los empleados municipales ha criticado el “reiterado uso de las vías judiciales como forma de acallar voces disidentes y críticas”.

“En un contexto de evidente recorte de libertades y de un giro autoritario cada vez más cada vez más peligrosos, diferentes sectores pretenden usar las instancias judiciales para ganar posiciones políticas y tratar de amedrentar a las voces críticas”, explican en el comunicado.

Desde el órgano municipal han criticado el uso que los querellantes pretenden hacer del delito de odio, que han calificado como “torticero y perverso”: “Este delito, cuya base jurídica trata de proteger a colectivos sociales particularmente vulnerables, es usado esta vez de una forma paradójicamente contradictoria. Ante la denuncia pública de Arce (…) la denunciada es ella (precisamente, una mujer migrante) por un presunto delito de odio contra un colectivo profesional como la Policía Municipal no considerado colectivo vulnerable”, apuntan. Finalmente, la juez ha decidido no imputar a Arce por este delito, ya que ha estimado “que no hay base para ello”.

Los representantes de los trabajadores municipales, que señalan que la acusación contra la concejala “carece de fundamento”, solicitan que la querella “se archive de inmediato, pues el alargamiento del proceso carecería de base jurídica”.

Arce ha sido imputada finalmente por el Juzgado de Instrucción número 12, al inhibirse el Juzgado número 9 por una querella similar. La edil es acusada de un presunto delito de injurias y calumnias contra la Policía Municipal de Madrid, tras la difusión de unos mensajes a través de una red social con motivo de la muerte el pasado 15 de marzo del Mame Mbaye.

En concreto, el tuit de la munícipe decía lo siguiente: “Lucrecia Pérez, Sanba Martinem hoy Mame Mbaye. Los “nadie” víctimas de la xenofobia institucional y de un sistema capitalista que levanta fronteras interiores y exteriores. El pecado de Mame ser negro pobre y sin papeles. Hermano, siempre estarás en nuestro recuerdo”.

En el comunicado, el Comité de Empresa asegura que el fondo de la cuestión del caso, “y que determinados sectores pretenden ocultar”, es precisamente lo que Rommy Arce “puso encima de la mesa con sus tuits: la existencia de unas políticas migratorias y contra la población migrante que constituyen, estructuralmente, una práctica cotidiana y dramática de racismo institucional”.

El órgano municipal ha ensalzado la “valentía” de la concejala, “que ha hecho uso de su libertad de expresión“. “Frente a quienes desean imponer el silencia de la disidencia y amordazar las voces críticas, apoyamos a Rommy Arce y nos comprometemos a seguir denunciando a quienes agitan el odio xenófobo y racista en las calles y a quienes lo alimentan impulsando políticas racistas y discriminatorias”, sentencia el Comité.

También puede interesar