El delirante problema de Vettel en Interlagos: “Hay algo suelto entre mis piernas”

Vettel, durante la segunda sesión libre en Interlagos. NELSON ALMEIDAAFP

El accidente de Nico Hulkenberg, tras pisar la hierba en la subida hacia la recta de meta, no tuvo demasiadas consecuencias para Renault, aunque sí pasó una inesperada factura a Ferrari durante la segunda sesión de entrenamientos libres en Interlagos. Así se lo hizo saber Sebastian Vettel a Riccardo Adami, su ingeniero de pista, en uno de los mensajes más curiosos de la temporada.

“Hay algo suelto entre mis piernas… aparte de lo obvio. Algo vuela alrededor de mis pies. Me sentiría bien si sólo fuese lo que tú estas pensando, ¡pero no lo es!”, reveló el tetracampeón mundial ante el estupor en el muro de la Scuderia. Al parecer, todo se debió a una pieza que salió volando del coche de Hulkenberg.

“¡Al final lo encontramos!”

“La mayor preocupación de hoy fue un pequeño tornillo que se aflojó y estaba en algún lugar entre mis pies. ¡Al final lo encontramos!”, adelantó el alemán, tercero en la sesión vespertina, a sólo seis centésimas de Valtteri Bottas y Lewis Hamilton. El finlandés marcó el mejor registro (1:08.846), apenas tres milésimas más rápido que su compañero en Mercedes.

Ferrari, aún en la pelea por el Mundial de Constructores, mostró un mejor ritmo en las tandas largas, aunque también una degradación más acusada en los neumáticos. Esta cuestión, como ya sucedió en México, se antoja esencial para el fin de semana, donde además se espera un notorio aumento de las temperaturas.

“Aún no está del todo bien”

Vettel, ganador tres veces en Interlagos, necesita un nuevo triunfo, con la contribución de Kimi Raikkonen, para mantener las opciones de su equipo de cara a la última cita, el 25 de noviembre en Abu Dhabi. “Aún debemos mejorar el coche, porque aún no está del todo bien”, comentó.

En cualquier caso, en su análisis final no podía faltar de nuevo la anécdota de la radio: “Tuve algunas vueltas decentes y aprendimos sobre los neumáticos. El día estuvo bien. Fue más grande que el tornillo”.

También puede interesar

Dejar un comentario