El engaño de Carmena

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. OLMO CALVO

El Plan Económico pactado con Montoro era papel mojado: Carmena engañó al entonces ministro y utilizó a Martínez-Almeida

Ocupados todos en el inminente veto al coche privado en el centro de Madrid o en la instalación de semáforos en la A-5, que aumentará un 350% los atascos diarios, casi pasa desapercibido un demoledor informe de la Intervención General del Ayuntamiento de Madrid que pone el dedo en la llaga de la gestión de la alcaldesa Manuela Carmena. Está fechado el pasado 25 de octubre y es frío y directo, sin un adjetivo de más ni un dato económico de menos, como corresponde al órgano encargado de fiscalizar la actuación del Gobierno municipal.

Lo publicó el miércoles en estas páginas Isabel F. Lantigua y alerta de que el Ayuntamiento de Madrid superará en más de 220 millones de euros el límite de gasto legal este mismo año y en otros 131 en el ejercicio de 2019. Además, señala que en 2018 también se incumplirá el objetivo de estabilidad financiera en otros 605 millones. No son datos que denuncie la oposición, es un informe oficial que suscriben la Interventora General, el director de la Oficina de Contabilidad y Control Financiero y el subdirector general de Contabilidad.

El ejercicio de 2018 será, a efectos financieros, casi tan negativo para las arcas municipales como el correspondiente a 2016, cuando el exceso de gasto fue de 244 millones de euros, aunque en aquel momento estaba al frente del área de Economía el díscolo Carlos Sánchez-Mato, que se había declarado en rebeldía ante el ministro Cristóbal Montoro.

Carmena destituyó el diciembre pasado a Sánchez-Mato y colocó en su lugar a Jorge García-Castaño, que aceptó negociar con el Gobierno popular un Plan Económico y Financiero (PEF) que permitiera levantar el control de las cuentas municipales que había impuesto Montoro por los reiterados incumplimientos del Ayuntamiento. Ahora sabemos que todo fue una estratagema en la que cayó Montoro arrastrando al Grupo Municipal del PP y a su portavoz, José Luis Martínez-Almeida.

Como el PSOE se negó a apoyar el PEF pactado con Montoro y los críticos de Ahora Madrid se ausentaron del Pleno, fueron los ediles del PP los que con sus votos permitieron a Carmena aprobar un PEF que, ahora lo sabemos, era papel mojado. Nunca hubo intención de cumplirlo y el informe de la Intervención lo pone negro sobre blanco. Carmena engañó a Montoro y utilizó a Martínez-Almeida. Algo se podía sospechar en julio, cuando los ediles críticos de Ahora Madrid apoyaron un Presupuesto basado en el PEF que habían rechazado meses antes. Su voto no iba a salir gratis.

También puede interesar

Dejar un comentario