El jueves Rick Scott ganaba en los Cayos por un voto. El viernes perdía por 10

Los números que dio a conocer el viernes el Departamento de Elecciones del Condado Monroe muestran que el gobernador Rick Scott perdió su batalla por un escaño en el Senado por un estrecho margen de 10 votos en los Cayos de la Florida, contrario a lo que se pensaba.

El conteo inicial después del día de elecciones indicaba que Scott había ganado en el Condado Monroe apenas por un voto, pero un reporte sumario de las elecciones que se envió el viernes por la tarde demuestra que el senador Bill Nelson recibió 18,036 votos contra los 18,026 que obtuvo Scott, o sea, 10 votos más.

“Llegaron más boletas”, dijo Joyce Griffin, supervisora del Departamento de Elecciones del Condado Monroe. Nelson logró los votos adicionales a su favor de los votantes que viven en el extranjero y de boletas provisionales, dijo Griffin.

Esta pésima noticia para Scott podría deberse a su historial con respecto a los problemas ambientales. Los republicanos de los Cayos tienen antecedentes de priorizar la política conservacionista, y algunos culpan a Scott por las pésimas condiciones de salud de Florida Bay y por la forma en que manejó la marea roja que afectó seriamente a la costa suroeste este verano.

Sin embargo, algunos republicanos como Raschein dijeron que no pueden culpar a Scott de falta de respaldo en los Cayos, y señaló la rápida reacción que tuvo a la hora de enviar recursos tras el devastador paso del huracán Irma en septiembre de 2017.

“Scott siempre nos ha defendido y apoyado en Tallahassee” , dijo Raschein.

En todo caso, Scott nunca ha demostrado ser muy popular en los Cayos, ni siquiera entre republicanos. En su exitosa reelección del 2014 para gobernador obtuvo cinco puntos porcentuales por debajo de Charlie Christ en Monroe.

Tanto Scott como Ron DeSantis enfrentan posibles recuentos estatales, ya que los votos que no contaron han reducido enormemente el margen de diferencia entre uno y otro. Se cree que el sábado se tomará una decisión.

Sin embargo, a diferencia de Scott, DeSantis derrotó sin duda alguna al alcalde de Tallahassee Andrew Gillum en los Cayos con casi 52 por ciento de los votos.

Los resultados de Scott en este sector del sur de la Florida contrastan con los de otros republicanos que aspiran a escaños en este condado, en donde los electores tienden a votar a favor de los republicanos, a diferencia del muy progresista Key West.

Aunque el representante Carlos Curbelo perdió su contienda para ser reelegido para el distrito 26 del Congreso contra Debbie Mucarsel-Powell, los electores de los Cayos lo escogieron con cerca de 54 por ciento de los votos.

Ashley Moody, candidata republicana para el cargo de procuradora general de la Florida, recibió más de un 52 por ciento de los votos de los Cayos por encima de su oponente Sean Shaw. Holly Raschein, representante republicana por Key Largo, mantuvo su escaño para un último término con 20,441 votos y derrotó a su rival, Steve Friedman, que logró 15,442.

También puede interesar

Dejar un comentario