El País Vasco celebra el Día de la Memoria sin unidad y con varios actos diferentes

Este sábado 10 de noviembre se celebra el Día de la Memoria, una fecha elegida por ser el único día en el calendario en el que no ha habido personas que han sufrido atentados terroristas mortales.  Se instauró en memoria de las víctimas en 2010.

Y un año más se ha vuelto a celebrar sin unidad. Por una parte el  acto del Gobierno Vasco, organizado por el Instituto Vasco de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos, Gogora, se ha celebrado en el Palacio Miramar de San Sebastián. 

Lo ha presidido el lehendakari, Iñigo Urkullu, quien ha destacado que “todas las víctimas merecen un reconocimiento y una reparación” y ha defendido “tres criterios” para unir a la sociedad y reconocer a los damnificados: “no diluir, no legitimar y no excluir”. También Urkullu ha hecho una lectura crítica de la actitud que tuvo la sociedad vasca hacia las víctimas del terrorismo. 

En el acto, al que ha asistido el delegado del Gobierno en el País Vasco, Jesús Loza, han intervenido cinco hijas de asesinados por organizaciones terroristas y por la violencia policial que cuentan con reconocimiento legal.

Entre ellas la hija de Manuel Zamarreño, Naiara, concejal del PP asesinado por ETA en 1998; la de Eugenio Olaciregui, Ainara, un trabajador de una empresa de bicicletas al que la banda etarra mató en 1997, y de Isaías Carrasco, Sandra, víctima de ETA fallecida en 2008. 

También ha transmitido sus vivencias la hija de Juan Carlos García Goena, Maider, asesinado por los GAL en 1987, y de Alfredo San Sebastián, Jaione, al que un guardia civil de paisano tiroteó en 1975.

El lehendakari Iñigo Urkullu con cinco hijas de víctimas EFE/ JAVIER ETXEZARRETA

El acto del Parlamento Vasco, que ha contado también con la presencia de Urkullu y de la presidenta de la Cámara, Bakartxo Tejeria, se ha desarrollado como cada año frente a la puerta principal, donde se ubica el monumento a las víctimas del terrorismo “Brújula de medianoche”, y ha contado con la presencia de representantes de los grupos del PNV, EH Bildu, Elkarrekin Podemos y PSE-EE.

Los populares organizan su propio acto

En la primera edición del Día de la Memoria celebrada en el Parlamento Vasco en 2010, se recordó sólo a damnificados por el terrorismo, pero a partir de 2011 se incluyeron también víctimas de violencia de motivación política y de abusos policiales, lo que provoca que desde ese año el PP haya optado por no acudir.

Y en esta ocasión los populares se han vuelto a desmarcar de los actos organizados por el Parlamento y el Gobierno Vasco y han organizado el suyo propio en Irún (Gipuzkoa), donde han reivindicado el “profundo significado político” de la memoria de los asesinados por ETA.

El PP vasco ha celebrado un homenaje a las víctimas del terrorismo en el que ha intervenido el presidente de este partido, Alfonso Alonso, quien ha pronunciado un breve discurso en el que ha abogado para que las víctimas de ETA tengan su “espacio específico” y ha rechazado la memoria que pretende “blanquear” la acción de los asesinos con el objetivo de “recuperar el proyecto político por el que empuñaron las armas”, ha dicho.

El PP ha celebrado su propio acto en el Día de la Memoria en el que ha intervenido Alfonso Alonso EFE/JAVIER ETXEZARRETA

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo Covite también rechazó el planteamiento del Día de la Memoria promovido por el Gobierno Vasco al entender que “blanquea las responsabilidades criminales de ETA” y supone un “ejercicio de cinismo” por no exigir la condena expresa del terrorismo a todos los invitados. 

Otros actos del Día de la Memoria

Media hora antes, en el exterior del Parlamento, la asociación de familiares de presos de ETA ha celebrado su propio acto del Día de la Memoria, al que han asistido varios cargos públicos de EH Bildu, para reclamar el reconocimiento como víctimas de los muertos en accidentes de tráfico en los desplazamientos a las cárceles para visitar a los reclusos.

Otras instituciones como las Juntas Generales de Gipuzkoa o los ayuntamientos de Bilbao y San Sebastián, éste último con el apoyo unánime de la corporación, han convocado hoy sus propios actos, mientras que el consistorio de Vitoria y las instituciones forales de Álava se han adherido a los actos del Parlamento y el Gobierno Vasco.

La conmemoración del Día de la Memoria en Euskadi arrancó el viernes con el acto institucional organizado en Vitoria por el Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo en el que siete víctimas recordaron con sus testimonios a “los que ya no tienen voz”. 

Ciudadanos Euskadi se sumó el viernes a esta ceremonia y explicó en un comunicado que también se “desmarca” de los actos organizados por el Gobierno Vasco dado que, en su opinión, “no se deben mezclar diferentes tipos de violencia y equipararlas ante la opinión pública”. 

También puede interesar

Dejar un comentario