IEVENN
Asia

El Ramadán, el mes sagrado en un mundo musulmán convulsionado

El mes de ayuno y recogimiento empieza con muchos obstáculos para algunos musulmanes. La guerra en Yemen, el conflicto interno en Libia, el bloqueo a Irán y la violencia en la Franja de Gaza marcan algunos de los focos de tensión.

En el campamento frente al cuartel general del Ejército sudanés al menos 2000 personas, la mayoría jóvenes, se resguardan en las carpas durante el día de ayuno, desde el amanecer hasta el anochecer, bajo las altas temperaturas. Recitan el Corán y preparan actividades para el mes de reflexión, que inició en la tarde del domingo 5 de mayo y marca el momento en el que Alá reveló el libro sagrado al profeta Mahoma, según la tradición islámica.

El plantón ciudadano, que inició el pasado 6 de abril para oponerse al Gobierno de Omar al-Bashir, ha continuado pese a la renuncia del mandatario seis días después de la primera movilización. Los manifestantes piden la instalación de un gobierno civil en su país en medio de una dinámica que está siendo alterada por este mes sagrado.

En una parte del campamento se han instalado grandes cocinas en las que se preparan los alimentos con los que los manifestantes rompen el ayuno cada día y que sirve comida todo el día para aquellos que no están obligados a ayunar, como los ancianos, los enfermos o las embarazadas.

Un grupo de manifestantes sudaneses prepara el iftar, la comida con la que se rompe el ayuno diario en Ramadán, a las afueras del Ministerio de Defensa de Sudán, en Jartum, el lunes 6 de mayo de 2019.

Un grupo de manifestantes sudaneses prepara el iftar, la comida con la que se rompe el ayuno diario en Ramadán, a las afueras del Ministerio de Defensa de Sudán, en Jartum, el lunes 6 de mayo de 2019. Mohamed Nureldin Abdallah / Reuters

«Tenemos 13 cocinas para preparar la comida para los que ayunan y otras dos para los que no», explica Sara Omar, miembro del comité encargado de organizar las cocinas. La mujer agrega que vecinos de Jartum y de la vecina ciudad de Um Durman se han ofrecido a preparar comida para los manifestantes, mientras que varias empresas entregan cada día agua y refrescos a quienes participan en el plantón.

«Seguiremos ayunando durante el mes de Ramadán y después de Ramadán, hasta conseguir nuestras demandas», declara Ahmed Hamid, uno de los manifestantes. Si bien los generales se han comprometido a entregar el poder en un plazo máximo de dos años, quieren supervisar la transición, mientras que los civiles exigen tener una mayor participación en el órgano de dirección política del país.

En Libia, el general Khalifa Haftar ordena arreciar los ataques durante el Ramadán

«Oficiales y soldados en nuestras fuerzas armadas y las fuerzas auxiliares, los saludo en este glorioso día y los insto a que, con su fuerza y determinación, le enseñen al enemigo una lección más grande que las anteriores», dijo Haftar en un pronunciamiento difundido el domingo 5 de mayo por sus fuerzas armadas.

Haftar, otrora general de Muamar Gadafi, empezó a atacar Trípoli a comienzos de abril y desde entonces ha intentado quebrar las defensas de las fuerzas que respaldan al gobierno de transición apoyado por la ONU. El Ejército Nacional Libio, comandado por Haftar, controla la zona petrolera al sur de Libia y cuenta con el respaldo de un gobierno paralelo en el este del país.

El domingo 5 de mayo, muchos libios salieron a abastecerse en los mercados del país, a pocas horas del inicio del Ramadán.

El domingo 5 de mayo, muchos libios salieron a abastecerse en los mercados del país, a pocas horas del inicio del Ramadán.

El domingo 5 de mayo, muchos libios salieron a abastecerse en los mercados del país, a pocas horas del inicio del Ramadán. Esam Omran Al-Fetori / Reuters

El mensaje del domingo llegó unas horas después de que el secretario general de la ONU António Guterres pidiera una semana de tregua luego de un mes de combates. Esta semana, el primer ministro del Gobierno de Acuerdo Nacional, Fayez al-Sarraj inició una gira por Italia, Alemania y Francia para buscar un apoyo contundente de Europa en contra de la ofensiva de Haftar.

«Nuestras batallas en contra del terrorismo en Bengasi y Derna no se detuvieron en el mes sagrado de Ramadán, sino que incrementamos nuestra determinación y fuerza en este mes sagrado», añadió Haftar en la grabación publicada el domingo.

Franja de Gaza: el Ramadán empezó en medio de bombardeos

El lunes 6 de mayo los palestinos en la Franja de Gaza pudieron salir a las calles luego de dos días de bombardeos. Su primera tarea: remover escombros y levantar los cuerpos debajo de los edificios colapsados por los ataques provenientes de Israel.

Una pareja de palestinos buscan lo que queda de sus pertenencias luego de que su casa quedara destruida tras los bombardeos. Ciudad de Gaza, mayo 7 de 2019.

Una pareja de palestinos buscan lo que queda de sus pertenencias luego de que su casa quedara destruida tras los bombardeos. Ciudad de Gaza, mayo 7 de 2019.

Una pareja de palestinos buscan lo que queda de sus pertenencias luego de que su casa quedara destruida tras los bombardeos. Ciudad de Gaza, mayo 7 de 2019. Mohammed Salem / Reuters

El ejército de este país afirma que durante el ataque impactaron 350 objetivos de Hamás y el Yihad Islámico. Entre estos, según las fuerzas israelíes, se encontraba un túnel transfronterizo, campos de entrenamiento y centros de almacenamiento de armas.

En Shifa, el hospital más grande de la Ciudad de Gaza, los familiares de 21 palestinos que perecieron durante el ataque recibieron sus cuerpos el lunes, 12 de ellos eran civiles. Durante el bombardeo, según el Ministerio de Vivienda de la Autoridad Palestina, cerca de 600 viviendas fueron destruidas o afectadas.

Sumayya Osruf perdió en estos días de ataques a su primo, su esposo y su hijo de cuatro meses, quienes fueron asesinados en un apartamento al norte de la Franja de Gaza. Su sensación resume en pocas palabras el sentir de muchos palestinos en estas fechas: «Este es un Ramadán muy duro. No nos sentiremos festivos».

La guerra en Yemen se traduce en escasez

«El poder de adquisición de las personas se ha vuelto débil con los cuatro años de guerra, el bloqueo económico y los salarios que no se pagan. Las personas compran menos que antes», cuenta el comerciante Mohammed Hussein, quien vende víveres en un mercado de Saná.

El país vive la peor crisis humanitaria del mundo, según la Organización de las Naciones Unidas, en la que cerca de 3,3 millones de personas han sido desplazadas y hay 24,1 millones que necesitan asistencia urgente. Los rebeldes Hutíes, que reciben el respaldo de Irán, se enfrentan a las fuerzas del gobierno respaldado por la coalición liderada por Arabia Saudita. A comienzos de abril, este país ofreció 200 millones de dólares para que la población afectada por la guerra  en Yemen pudiera prepararse para el Ramadán.

En su página web, la organización Mona Relief, una ONG basada en Yemen para ofrecer asistencia humanitaria, afirma que el pasado domingo entregó paquetes de alimentación a 120 familias desplazadas en el campamento de al-Zarqeen, en las afueras de Saná. Según su información, su campaña está dirigida a 2000 familias y fue financiada con donaciones internacionales y «donantes en Kuwait».

Nueva Zelanda: un Ramadán emotivo en Christchurch

En Christchurch se conmemorará el 15 de mayo el segundo mes del atentado en el que fueron asesinados 51 miembros de su comunidad musulmana a manos del supremacista blanco Brenton Tarrant. Para el imam de la mezquita de Linwood, donde ocurrió la masacre, será un mes distinto:

«Será diferente porque ya nos hacen falta algunos de nuestros miembros principales, nuestros participantes que venían, algunos de nuestros fieles que… estaban siempre aquí en Ramadán, desde ya los extrañamos, así que será un poco emotivo, pero hace falta simplemente olvidar el pasado y continuar viviendo nuestra vida», afirmó Abdul Lateef Alabi Zikrullah.

Un grupo de fieles reunidos el 6 de mayo de 2019 en la mezquita de Linwood, donde ocurrió la masacre de Christchurch, Nueva Zelanda, el pasado 15 de marzo.

Un grupo de fieles reunidos el 6 de mayo de 2019 en la mezquita de Linwood, donde ocurrió la masacre de Christchurch, Nueva Zelanda, el pasado 15 de marzo.

Un grupo de fieles reunidos el 6 de mayo de 2019 en la mezquita de Linwood, donde ocurrió la masacre de Christchurch, Nueva Zelanda, el pasado 15 de marzo. Fotograma AFP

En otras regiones del mundo musulmán habrá otras particularidades para la celebración del mes sagrado. En Irán, el bloqueo impuesto por el Gobierno de Donald Trump ha recrudecido la crisis económica en el país y ante el aniversario del retiro de Estados Unidos del pacto Nuclear de 2015, se espera que incrementen las tensiones. En Siria, por otro lado, muchas regiones del país pasarán este mes sin el control del califato por primera vez en muchos años aunque no se hayan silenciado los bombardeos.

Con EFE, AFP y Reuters

Noticias Asia

Ataques en Arabia Saudita: Pompeo pasa de «acto de guerra» a plantear «solución pacífica»

Medios

Israel: Benny Gantz acepta la idea de un Gobierno de coalición, pero sin Benjamin Netanyahu

Medios

Arabia Saudita: respaldo de Irán al ataque contra plantas petrolíferas «es innegable»

Medios

Irán responde a Estados Unidos y niega su implicación en los ataques a la refinería en Arabia Saudita

Medios

Mike Pompeo viajó a Arabia Saudita para preparar respuesta tras ataques a refinerías de Riad

Medios

Túnez a segunda vuelta: un candidato independiente ocupará el Palacio de Cartago

Medios

Israel: la participación en las elecciones parlamentarias supera las expectativas

Medios

Irán y Estados Unidos: la batalla por el discurso

Medios

La cumbre entre Putin, Rohani y Erdogan termina sin acuerdos sobre la guerra de Siria

Medios

Aumenta la tensión por el dominio del petróleo en el golfo Pérsico

Medios

Arabia Saudita descarta que el ataque contra su petrolera fuera desde Yemen y acusa a Irán

Medios

Israel repite elecciones para tratar de superar su división política y formar Gobierno

Medios

Dejar Comentario