IEVENN
Baloncesto

Emociones – Manuel Povea

Quinto y definitivo partido de la serie. Jugamos en casa, y todos sentimos que, en las dos derrotas sufridas, cometimos errores evitables. Algunos de esos errores tienen que ver precisamente con la dificultad para seguir el plan trazado, o para que la situación no influya en la toma de decisiones.

Decía el mítico Bobby Knight que “los planes deben prevalecer sobre las emociones”; pero el ser humano es proclive a dejarse arrastrar por ellas. Ira o tristeza, abatimiento o euforia, es siempre más fácil surfear a lomos de esa ola emocional, que aferrarse a un plan trazado.

En cada partido, el jugador lucha contra el adversario, pero también contra sus dudas, sus temores o su pasado. Quiere dar lo mejor como figura individual, pero debe hacerlo dentro de un esquema colectivo. Disponer de un plan y enfocarse en él es una herramienta útil y necesaria para conseguir una victoria, sin embargo, no siempre se consigue.

Al comienzo de la temporada, pido a mis jugadores que cumplan con tres premisas: enfoque, intensidad y disciplina. Parece, en principio, algo sencillo de cumplir, sin embargo a medida que avanzamos, alguno de los dos, jugadores o premisas, van a fallar o cuando menos, a bajar el nivel. Cuando los resultados no acompañan, o las actuaciones individuales son peores, cuando disminuyen los minutos de juego o la competición se vuelve más complicada, en esos momentos la emociones intentan tomar el control.

Emociones - Manuel Povea

“Contrata personalidad, entrena habilidad”

“Contrata personalidad, entrena habilidad”. Cada vez estoy mas convencido de que la clave para acertar cuando se ficha reside en esta máxima. Es indudable el valor de la pericia para conseguir resultados de calidad, pero es el carácter, la personalidad, lo que va a definir la medida en la que esas habilidades se podrán rentabilizar.

He visto jugadores de enorme talento diluirse en momentos cruciales del juego, mientras otros, menos dotados, se volvían imprescindibles. Cuando se reúnen ambas cualidades, solemos estar en presencia de una estrella. Por eso, en cada nueva incorporación, en cada posible cambio de jugadores, invierto cada vez más tiempo y esfuerzo en conocer lo mejor posible esas otras facetas del jugador, más allá de sus capacidades deportivas. Porque van a ser esas cualidades las que ayudarán a mantener el rumbo durante las posibles turbulencias de la temporada, aquellos con el carácter adecuado serán los que mejor respondan a las crisis o al momento de los retos.

Anoche ganamos ese quinto partido en una prórroga de tremenda igualdad. Con el campo lleno hasta la bandera y con cada jugada volviéndose crucial, es más sencillo observar ese carácter que emerge para fortalecer el juego, y aquél que adolece de fragilidad. A veces, en los más jóvenes, podrá formar parte del proceso de maduración del individuo. Pero nadie es campeón sin personalidad.

Manuel Povea

Convivir con Michael Jordan – Manuel Povea

Manuel Povea

Coach, ¿qué haces con tu tiempo? – Manuel Povea

Manuel Povea

Y la defensa en baloncesto ¿pa’ cuándo? – Manuel Povea

Manuel Povea

Grandes competidores: valorar ganar, saber perder – Manuel Povea

Manuel Povea

España gana Argentina final Copa Mundo Baloncesto 2019

IEVENN

¿Qué les ha pasado a Serbia y Estados Unidos? – Manuel Povea

Manuel Povea

Scariolo tenía un plan – Manuel Povea

Manuel Povea

El Mundobasket habla español – Manuel Povea

Manuel Povea

España en China Copa Mundo Baloncesto – Manuel Povea

Manuel Povea

Jóvenes y tiradores – Manuel Povea

Manuel Povea

Baloncesto – Españoles en los Raptors – Manuel Povea

Manuel Povea

Convertirse en ganador – Manuel Povea

IEVENN

Dejar Comentario