IEVENN
España

España | El voto ante la inmigración: «Vox no ganaría si no hubiera extranjeros»

Torre del Burgo (Guadalajara) es el municipio con mayor porcentaje de inmigrantes de España -el 88% de sus 502 habitantes son extranjeros- y uno de los pocos en los que no se hace campaña electoral. Nadie diría que dentro de unos días se elige al alcalde. No hay carteles de los candidatos en las calles, ni eslóganes, ni mítines. La cabina de votación instalada en el Consistorio es la única señal de que va a haber elecciones. La mayoría de los vecinos son búlgaros y, pese a que pueden votar en las municipales y en las europeas como miembros que son de la UE, dicen que no van a ejercer este derecho. ¿Por qué? «Porque me da igual quién salga. Aquí no vota casi nadie porque no estamos acostumbrados y, además, no nos informan. Yo en Bulgaria sí voto, a los demócratas», responde Nikolai Georgiev tras bajarse del tractor en una finca de la empresa familiar Hortisola.

«Yo no voto porque no soy de esa gente que espera que otros le arreglen la vida», reflexiona Gheorghe mientras sirve unos refrescos en el bar Sopetrán, el único comercio en un pueblo donde tampoco hay colegios, ni bancos, ni oficinas. El municipio es tan pequeño que para comprar cualquier cosa hay que ir al Sopetrán o esperar a que Alberto haga el reparto del mediodía con su furgoneta. Las calles están vacías porque casi todos los vecinos están en las fincas cortando espárragos.

Rosa Radeva, que trabaja limpiando casas y lleva 13 años en el pueblo, sí que vota. Dice que quien no lo hace es «porque viene y va». José Carlos Moreno, el alcalde -del PP- desde hace ocho años, explica que muchos de los búlgaros no saben español y están de paso. «Sólo hay 50 que residen de forma permanente. El resto viene a trabajar tres meses en la campaña del espárrago y después se mueve por otras provincias recogiendo fruta. El arraigo que tienen es relativo; desde que comenzaron a venir, en 2003, ninguno ha pedido la nacionalidad española y no tienen casas en propiedad».

La maestra nos dijo: ‘Si queréis que vuestra hija progrese, sacadla de aquí’

Juan Manuel Manzano, presidente de la Comunidad de Regantes Cuatro Vientos

A diferencia de lo que ocurre en localidades cercanas, donde todos los políticos se pelean por atraer el voto inmigrante, aquí el PP y el PSOE están sumidos en una especie de apatía preelectoral. No promueven el sufragio entre los búlgaros. Y lo que ocurre, en la práctica, es que el destino político del municipio se decide entre la minoría de españoles.

El INE muestra que hay 404 búlgaros empadronados en Torre del Burgo frente a 60 españoles. En las municipales de 2015 sólo votaron 53 personas y ganó el PP. En las generales del 28-A acudieron a las urnas 44 vecinos y salió Vox, con el 36%. Sí: la formación de la derecha radical, que apuesta por poner límites a la inmigración, ha sido la más votada en un pueblo donde hay siete veces más extranjeros que españoles.

Vox no se presenta en las municipales en Torre del Burgo, pero si lo hiciera y se mantuviera la baja participación electoral de los búlgaros, probablemente obtendría la Alcaldía. Los españoles aprecian a sus vecinos búlgaros, pero el alcalde cuenta que se han producido «problemas de convivencia» con los más jóvenes, los integrantes de la llamada segunda generación. «Hay conflictos con los hijos de los que han prosperado. No van al instituto y conducen coches caros a gran velocidad», advierte.

Vasilio Dimitrov es el encargado de Explotaciones Agrícolas Hermanos Urbina. Iba a ir en la lista del PP como candidato a concejal, pero no hizo los trámites a tiempo y finalmente se ha quedado fuera. «Yo no quiero ser alcalde ni me puedo plantear crear un partido político porque trabajo mucho y no tengo tiempo. Lo que buscaba era presentarme a concejal para juntar a los búlgaros y decirles que hay que poner un poco de orden. Algunos beben y dejan las botellas en la calle, fuman porros y van rápido con los coches. Los españoles nos tratan bien y nosotros tenemos que hacer lo mismo».

Habría más respeto e integración si pudieran votar todos los inmigrantes

Mourad El Fadil

Torre del Burgo tiene muchas similitudes con El Ejido (Almería), donde también ganó Vox en las generales y tiene una proporción elevada de inmigrantes (el 30%), aunque en este caso son mayoría de marroquíes y no pueden votar el 26-M. «Vox no ganaría si no hubiera extranjeros», expresan fuentes policiales, que aseguran que, 19 años después de los incidentes racistas que se produjeron en este municipio de 84.000 habitantes, «vuelve a haber tensión y miedo porque las llegadas en patera se han disparado, han aumentado los delitos y los vecinos están cansados».

En el Bulevar de El Ejido los hurtos se han vuelto frecuentes. Una encargada de una franquicia de moda los asocia con la inmigración: «Hay madres que utilizan a sus hijos para sustraer prendas. Es que esto hay que vivirlo en el día a día. No estoy en contra de los inmigrantes, pero vienen muchos y algunos, como no tienen trabajo, roban».

Los vecinos denuncian también que se ha producido una guetificación del centro que ha provocado la marcha hacia Almerimar, en la costa. En las calles Manolo Escobar y Almería el paseante se siente intimidado. Los vecinos muestran bloques enteros en los que se vende droga. «Yo me gasté 80.000 euros en mi piso y ahora se han subastado dos en mi edificio por 20.0000 euros, que se ha llevado un marroquí», dice una madre de 40 años que tiene un negocio en el barrio y que insiste en que «no es racista».

«Vox ha tenido tantos votos porque los ciudadanos piensan que hay demasiados inmigrantes y están viendo que les quitan sus espacios. Durante los 28 años en que ha gobernado la derecha no ha hecho políticas para invisibilizar a la población extranjera ni ha tomado medidas de integración y convivencia», apunta el candidato a alcalde del PSOE, José Miguel Alarcón. El actual regidor, Francisco Góngora (PP), no quiso ser entrevistado.

Juan Manuel Manzano es el presidente de la Comunidad de Regantes Cuatro Vientos y tiene seis hectáreas donde planta pimiento italiano y sandía. Dice que ya no contrata a marroquíes porque le han dado «problemas»: «Me han denunciado dos veces sin motivo. A un amigo se le han declarado en huelga y a otro se le han sublevado y ha tenido que darse de baja como agricultor», relata. También cuenta que su hija iba a un colegio público en el que, de los 20 alumnos que había en la clase, sólo cuatro eran españoles. «Metían niños a mitad de curso que no sabían español. A veces no hacían nada en todo el día. La maestra nos dijo: ‘Si queréis que vuestra hija progrese, sacadla de aquí’. La tuvimos que llevar a un colegio privado».

Alexandru Puscasu, rumano de 29 años que trabaja en una tienda de telefonía, defiende a Vox: «No están en contra de los inmigrantes, sino de la inmigración mala. Todo el que haga cosas malas que se vuelva a su país. Eso no es ser racista». A su lado está Mourad El Fadil, de 48 años, al que los vecinos quemaron el coche durante los incidentes de 2000. Votó el 28-A porque tiene la nacionalidad española. Cree que «habría más integración y más respeto si pudieran votar todos los inmigrantes».

Miel, el partido de latinoamericanos que aspira a entrar en el Parlamento Europeo

Medios

El jurado halla culpables a Roberto y a Davinia de la muerte de Sara, una niña de 4 años de Valladolid

Medios

El recorte de la Política Agraria Común amenaza el futuro del campo

Medios

El mapa autonómico, en el aire: el PP busca retener poder mientras el PSOE confía en gobernar Madrid

Medios

La Policía Nacional interviene 20 millones de dosis de medicamentos ilegales y desarticula la organización criminal que los distribuía

Medios

Ciudadanos: último impulso para liderar la oposición

Medios

PSOE: pendientes de que no pinche la participación

Medios

PP: retener gobiernos para retener Génova

Medios

Vox pincha en el cierre de campaña y avisa a PP y Ciudadanos: «Vendrán cabizbajos y nos reiremos»

Medios

Podemos: Madrid y Barcelona, el todo o nada para Pablo Iglesias

Medios

Directo | Los líderes nacionales se vuelcan en Madrid para poner el broche final a la campaña electoral del 26-M

Medios

Una investigación de una ONG señala que dirigentes de Vox captaron jóvenes para la secta de El Yunque

Medios

Dejar Comentario