IEVENN
España

España | Las tres fugas de Josu Ternera: un terrorista escurridizo

Siempre se ha pensado que tenía o bien un ángel de la guarda muy solvente o un olfato enorme para detectar policías. Éste ha sido uno de los enigmas que ha rodeado la vida del etarra José Antonio Urrutikoetxea, Josu Ternera, quien fuera uno de los máximos dirigentes de ETA, después negociador con el Gobierno de Zapatero, y que, desde mayo de 2011 hasta el verano de 2013, logró escapar en tres ocasiones, según fuentes galas, del cerco policial al que estaba sometido en Francia.

De todas ellas, probablemente la operación desarrollada en mayo de 2011 sea la que ha despertado mayores suspicacias, porque acabó con los servicios secretos español y francés extrañados e investigando una llamada que el terrorista recibió en el lugar donde se escondía desde una procedencia tan sorprendente como Kenia. El día siguiente había desaparecido.

Según las fuentes consultadas, Josu Ternera eligió la localidad de Saint Gervais, una población pequeña, a los pies del Mont Blanc, para pasar un tiempo con su hijo Egoitz. Éste se encontraba en busca y captura, pero había logrado pasar inadvertido en esa casa apartada en la que su mujer había conseguido trabajo de guardesa. Allí fueron localizados los dos.

La operación estaba siendo dirigida por la DCRI francesa, los servicios de inteligencia dependientes del Ministerio del Interior galo, en estrecha colaboración con el CNI. Se montó una amplia vigilancia sin judicializar durante un tiempo. Cuando Ternera y su hijo lograron huir, los agentes de ambos bandos experimentaron una gran contrariedad. Según se ha sabido ahora, los servicios galos abrieron una información interna en la que sostenían que les parecía que había ocurrido algo extraño. Solicitaron el registro de llamadas telefónicas y dieron con un número marcado desde África hasta el teléfono fijo de la casa justo el día antes de la huida del dirigente de ETA. Barajaron la hipótesis de que alguien le hubiese avisado.

Sus compañeros españoles también intentaron encontrar una explicación al fracaso de un operativo cuyo origen estaba en los datos que ellos habían logrado recabar. Pidieron todo lo relacionado con las llamadas telefónicas pero esa información nunca les fue remitida, de modo que las hipótesis más suspicaces no pudieron ser ni confirmadas ni desmentidas.

Clandestinidad

Pudo ocurrir que Ternera, en alguna de sus salidas para hacer deporte, sospechase de alguno de los paseantes en un lugar tan apartado. Es raro, en las normas de la clandestinidad que él guarda estrictamente, que le avisasen a un teléfono fijo de un lugar en el que él no solía estar. Pero también resultó extraño para los investigadores su sentido de la precisión para huir.

Unos meses después, en octubre, de nuevo logró escabullirse.

El año en el que Josu Ternera logró escaparse dos veces fue un año con momentos muy delicados. Hacía meses que la izquierda abertzale mantenía contactos indirectos con el Gobierno en los que informaba de los pasos que iba a dar a cambio de su legalización.

En enero, ETA declaró un «alto el fuego permanente y general verificable internacionalmente». En febrero, se presentó Sortu, que aspiraba a ser la nueva marca blanqueada de Batasuna en las siguientes elecciones, pero no fue legalizada. Sí pudo presentarse Bildu, que, en los comicios de mayo, alcanzó los 313.000 votos.

Tras esta legalización, se preparó la Conferencia de Ayete con la aquiescencia del Gobierno y con la mediación internacional. Su escenificación, en octubre de 2011, fue previa al comunicado del «cese definitivo» por parte de ETA. Los socialistas, todavía al frente del Ejecutivo, siempre temieron al riesgo de involución de la izquierda abertzale y cualquier movimiento en falso hubiese podido distorsionar la situación. Probablemente por ello, los miembros de la DCRI pensaron que una llamada desde Kenia podía tener sentido.

La tercera fuga de Josu Ternera tuvo lugar el 16 de julio de 2013 en un ambiente mucho menos intenso. En esta ocasión, la operación la llevaban a cabo policías franceses y españoles. Lo localizaron en un pueblecito del Valle de Arán, en Durban sur Aziere, de no más de 200 habitantes. Los lugareños aseguraron que llevaba cinco o seis años viviendo allí, en la casa alquilada a un médico, y que se hacía pasar por profesor de Historia. Se mantenía en perfecta forma. Madrugaba, hacía deporte, andaba por el monte e iba en bicicleta a todas partes.

Los policías intervinieron en el momento en el que su compañera desde los 80, Agnes de Cerlo, titiritera -se gana la vida con un espectáculo de marionetas para niños-, le estaba haciendo una de sus escasas visitas.

Cuando los policías entraron en la casa, el terrorista ya no estaba. Sí estaba Agnes, que sostenía al niño con el que ambos habían sido fotografiados días antes. Ella lo negó, pero la Policía cree que es el hijo de ambos, concebido por fecundación in vitro, técnica a la que se sospecha que se sometió en Noruega cuando su pareja estaba esperando al Gobierno de Rajoy, en 2012, para entablar una negociación que nunca se produjo. Dicen que Durban Sur Aziere es un lugar demasiado pequeño como para que un tipo acostumbrado a la clandestinidad no se diera cuenta de que alguien le había localizado. No había documentación alguna en la casa. Se supone que, antes de marcharse, tuvo la sangre fría de pasar por el zulo donde podía estar guardando dinero para su huida.

El rey Juan Carlos está despierto y ha empezado a ingerir alimentos tras su operación de corazón

Medios

Sánchez lleva la negociación al último momento para presionar con el riesgo de nuevas elecciones

Medios

El recuerdo a los españoles que liberaron París se torna en reivindicación

Medios

A qué hora cierran bares, pubs y discotecas en cada comunidad autónoma

Medios

Concluye la operación a corazón abierto del rey Juan Carlos

Medios

La Lotería Nacional reparte miles de euros en cinco provincias este 24 de agosto

Medios

El rey Felipe y doña Sofía acuden al hospital donde es operado don Juan Carlos: «No sabemos nada»

Medios

Alertan de que la carne de La Mechá comercializada como marca blanca está mal etiquetada

Medios

Al rey Juan Carlos podrían implantarle uno o varios bypass este sábado

Medios

¿Es delito cotillear el móvil de tu pareja?

Medios

Arrancan las huelgas en la vuelta de vacaciones: en Renfe, Iberia y Ryanair

Medios

El rey Juan Carlos, a su llegada al hospital: «Me veréis a la salida»

Medios

Dejar Comentario