IEVENN
Evolución del pecho tras la lactancia materna
Portada Salud

Evolución del pecho tras la lactancia materna

Evolución del pecho tras la lactancia materna – Con el fin de promover y fomentar lo que a día de hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS) entiende como mejor forma de alimentar a los bebés, entre los días 1 y 7 de agosto se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna, movimiento activo en más de 170 países.

Evolución del pecho tras la lactancia materna

Según apunta la OMS, la lactancia es el mejor método mediante el que los recién nacidos pueden adquirir todos los nutrientes que necesitan, por lo que se recomienda este tipo de alimentación para todos los bebés con menos de seis meses de vida. Y debe ser una alimentación exclusiva. Es decir, según la OMS, no deben introducirse otros tipos de alimentos hasta pasado al menos, medio año tras el nacimiento.

Además, siguiendo con precisión las recomendaciones, hasta que el niño no tiene los dos años de edad, la madre debería seguir amamantándole de forma intermitente, aunque a partir del sexto mes su alimentación no esté basada exclusivamente en la leche materna.

Beneficios de la lactancia materna

La importancia otorgada a este consejo se debe a múltiples razones.

En primer lugar, la leche materna contiene anticuerpos que protegen al bebé de enfermedades que pueden ser incluso letales para los recién nacidos, como pueden ser la diarrea o la neumonía.

Además, este tipo de alimentación también beneficia a la madre, quien gracias a la lactancia consigue reducir el riesgo de padecer cáncer de ovarios y de mamas.

Según se puede deducir con los datos ofrecidos por la OMS, elegir la leche materna como dieta alimenticia durante los primeros meses de vida de un niño debería ser algo prácticamente incuestionable, ya que se estima que  en el caso de que todos los niños fuesen amamantados, “cada año se salvarían 820.000 vidas infantiles”.

Debido a su importancia evidente, son muchas las mujeres que deciden optar por la lactancia como método de alimentación. Sin embargo, a pesar de los innumerables beneficios que aseguran los profesionales sobre este método nutricional, tanto para la madre, como para su hijo; hay otros factores, como el aspecto físico de la mujer, que pueden verse perjudicados ante la práctica de amamantar

El cambio del cuerpo de la mujer tras superar un periodo de embarazo y dar a luz, es algo prácticamente inevitable.

La evolución o la transformación de la silueta femenina puede ser más o menos brusca en función de los hábitos de vida de cada persona. Una mujer que practica ejercicio moderado durante los 9 meses de embarazo, o que mantiene una alimentación saludable, recuperará su silueta de forma mucho más rápida que otra persona cuya rutina sea menos activa. Sin embargo, existen otros cambios, como el producido en los senos de la madre tras el embarazo y, sobre todo, tras el periodo de lactancia, que no son tan fáciles de controlar a pesar del esfuerzo o la fuerza de voluntad.

Evolución del pecho tras el periodo de lactancia

Así como la pérdida de peso de la mujer tras dar a luz es algo que prácticamente depende de la propia madre, la transformación de las mamas es un proceso que se produce casi de forma matemática, aunque también depende del número de embarazos que haya tenido la mujer y de su fisiología particular.

Uno de los primeros cambios que el pecho experimenta se produce concretamente en los vasos sanguíneos y los pezones. Mientras que los primeros se vuelven más prominentes, el tamaño del pezón cambia para volverse más grande, y su color se oscurece. Pero estos cambios que se producen durante el periodo de adaptación del cuerpo que se prepara para amamantar al bebé no son los que más preocupan a las mujeres, ya que estos son rasgos que tienden a desaparecer con el tiempo.

Lo que realmente altera la tranquilidad de las féminas, es sin duda, los cambios producidos en la forma y la firmeza de los senos, que tal y cómo está comprobado, son aspectos que cambian de forma radical tras el momento del parto.

Así como durante los meses de embarazo el pecho de la mujer se mantiene firme y voluminoso, tras el parto, los pezones quedan agrietados, las estrías se hacen visibles y las mamas tienden a caerse y adquirir un estado flácido. Es esto último lo que principalmente rompe con el canon de belleza establecido socialmente y lo que, en la mayoría de los casos, causa uno de los mayores complejos en el ámbito femenino.

Cirugía mamaria como solución

El descontento con la forma y el tamaño de los senos es algo que preocupa a un sinfín de mujeres cuya inseguridad aumenta y se ve reflejada en su autoestima e incluso sus formas de comportamiento.

La preocupación por este rasgo físico es de tal nivel, que tal y como sostiene un estudio estadístico realizado por la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), la cirugía mamaria es la intervención estética más demandada en España.

Con el paso de los años y el consecuente avance tecnológico, la cirugía mamaria se ha convertido en algo más que habitual, llegando a superar las 16.000 intervenciones anuales solo teniendo en cuenta en territorio español. 

Es cierto que tras una intervención de cirugía mamaría, ya sea para el aumento, disminución o reafirmación de senos, el pecho adquiere la forma y firmeza deseada por cualquier mujer de la sociedad actual, por lo que el amplio número de resultados exitosos han situado a esta cirugía a la cabeza de las listas de deseos femeninos.

Debido a la alta demanda de esta operación, en España existen numerosas clínicas especializadas en la cirugía mamaria. Es el caso del hospital CHIP Wellness de Málaga, que cuenta con un equipo profesional y técnico cuya cualificación y exitosos resultados la han convertido en uno de los centros más reputados.

Gracias al estudio individual que se lleva a cabo en este tipo de clínicas donde se prima la calidad del servicio y el cuidado del paciente, tal y como recomienda la Organización Mundial de Salud, la lactancia se ha convertido en un método alimenticio del que pocas madres huyen. Aunque es cierto que esta forma de nutrición afecta a la apariencia física de la mujer, la prioridad tiende a ser siempre la salud de los más queridos, por lo que el deterioro de los senos es algo que queda en segundo lugar y que además, tal y como demuestran las clínicas de cirugía estética especializadas como Chip Wellness, es algo que tiene fácil solución.

Fuentes:  Organización Mundial de la Salud (OMS), Stanford Children’s Health, Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE)

Un estudio confirma que el uso diario de redes sociales provoca que el sueño en los adolescentes sea «pobre»

Medios

12 alimentos que te ayudan a combatir el envejecimiento

Medios

Cinco juguetes eróticos para probar en pareja

Medios

El Gobierno financiará la pastilla que previene el VIH a partir de noviembre

Medios

Los casos de cáncer de páncreas y colorrectal crecen un 10% en 30 años por el aumento de obesidad y diabetes

Medios

Descubren la posible causa de una enfermedad detectada en 2012 y similar a la polio que afecta a quinientos niños

Medios

¿Es posible comer sano sin gastar mucho dinero?

Medios

Disruptores endocrinos, qué son, dónde están y cómo afectan

Medios

¿Tienen solución las lágrimas de cocodrilo?

Medios

Las razones por las que pocos farmacéuticos han dejado de vender homeopatía

Medios

La vitamina C y el resfriado, mitos y verdades

Medios

Qué hacer si nos muerde un perro

Medios

Dejar Comentario