IEVENN
Tenis

Federer se reivindica ante Nadal y disputará la final contra Djokovic

Venció por 7-6 (3), 1-6, 6-3 y 6-4, 11 años después de ceder ante el español el considerado como el mejor partido de siempre.

Federer alza los brazos tras lograr la victoria ante Nadal. DANIEL LEAL-OLIVAS AFP

Once años después de perder en la final de 2008 el considerado por muchos como el mejor partido de la historia, Roger Federer se reivindicó ante Rafael Nadal, el mismo rival de entonces, y le derrotó tras tres horas y dos minutos, en un duelo que ni mucho menos desmereció la larga rivalidad compartida por ambos. El suizo buscará el domingo ante Novak Djokovic su noveno título de Wimbledon, el vigesimoprimer Grand Slam, tras una confrontación en la que dejó patente su colosal categoría. Federer logró su cuarta victoria ante Nadal en 14 partidos de los majors, y lo hizo en un momento importantísimo de su carrera, cuando el tiempo apremia y las oportunidades se agotan. [Narración y estadísticas (7-6 [3], 1-6, 6-4 y 6-4)]

Decidido, arrojado, con el tenis que le distingue desde hace más de tres lustros, el suizo terminó con su principal adversario de toda la vida, que deberá seguir esperando para levantar un título que se le niega desde 2010. Al igual que sucedió el pasado año, en aquella ocasión ante Djokovic, Nadal varó en semifinales. Tampoco puede decirse que no venda cara su piel.

Bajo la fisonomía que lleva mostrando todo el torneo, Nadal disputó un primer set frenético, obligado a aceptar las condiciones propuestas por Federer. Era un auténtico partido de Wimbledon, con intercambios breves y veloces, escaso el margen de intervención más allá del servicio o el resto. El suizo estaba en su salsa en la esencia de su tenis y aplicaba con acierto la norma de buscar más adentro su revés, que le permitió ganar los seis últimos duelos ante Nadal en superficies rápidas. Fue él quien hizo asomar la primera pelota de rotura, 30-40 en el octavo juego, cuando dominaba 4-3. Envió un revés a la red después de uno de los peloteos más largos, que incluyó varios golpes de Nadal cerca de las líneas. Sin mayores insinuaciones en el marcador, el parcial se decidió en el desempate, con un Federer atento y vigoroso.

Sucesivas alternativas

Era difícil de sostener la vivacidad del juego y a Federer, en plena mocedad hasta apuntarse el primer parcial, parecieron caerle demasiados años encima en la reanudación, después de que Nadal volviese a escena tras pasar por el vestuario. Muy distinto fue el segundo parcial, donde aparecieron sucesivas alternativas. Pudo escaparse ya Nadal 2-0, pero salvó el pellejo el helvético, siendo él quien dispondría poco después de otras dos pelotas para situarse con ventaja. Convirtió las suyas el zurdo en el siguiente turno de resto y se escapó hasta equilibrar el partido ante un rival errático, que había perdido acierto con el servicio y vagaba por la pista desnortado.

Deliberada o no, seguramente impuesta por los arreones de Nadal, el tercer set evidenció que se trataba de una tregua. Con el breaken el cuarto juego, Federer dejó claro que estaba en la pelea. Supo incluso adaptarse a un tenis más locuaz, donde la bola viajaba con frecuencia por encima de la cinta. Suyo fue el tercer set, con una actitud que invitaba a la ilusión de sus feligreses. La grada, respetuosa con el extraordinario valor del partido, se dividía en trincheras muy parejas, de pasión exaltada en algunos lances.

Con el break en el tercer juego del cuarto set, el suizo abocó a su rival a una situación delicadísima. Nadal estaba obligado a explotar al máximo algunos de los valores que le han convertido en uno de los más grandes deportistas de la historia. Perdía dos sets a uno y se encontraba con desventaja de saque en el cuarto ante el ocho veces ganador del torneo, el tenista por excelencia sobre la hierba.Cómo no podía ser de otra manera, apuró su suerte hasta el extremo. Salvó dos pelotas de partido al servicio y otras dos al resto y llegó a tener una opción de break, pero Federer, entero, soberbio, supo estar en la situación límite y acabó llevándose la victoria al quinto match point cuando la derecha de Nadal se fue larga.

Federer, de la gloria al desencanto por unos centímetros

Medios

El aura trágica de Federer

Medios

Federer, Nadal y Djokovic: los números de una rivalidad histórica

Medios

Djokovic se 'come' la hierba de Wimbledon: el gesto de autoreivindicación del campeón

Medios

Federer: «Intentaré olvidarlo»

Medios

El español Carlos Gimeno pierde en una hora la final júnior de Wimbledon

Medios

Una admirable Halep arruina la fiesta de Serena Williams

Medios

La reinvención de Federer para su asalto a la novena corona en Wimbledon

Medios

Nadal, tras su derrota ante Federer en la semifinal: «No pude estresarlo»

Medios

Djokovic doblega a un encomiable Bautista y buscará el domingo su quinto título

Medios

Las horas previas al gran duelo: el aislamiento de Federer y la rutina de Nadal

Medios

Bautista, en busca de un tercer 'milagro' este año ante Djokovic

Medios

Dejar Comentario