Federer tiembla y cae ante Nishikori en su estreno en la Copa Masters: “Estábamos algo nerviosos”

Roger Federer se lamenta tras perder uno de los puntos ante Nishikori. GLYN KIRKAFP-PHOTO

La derrota (7-6 (4), 6-3) obliga al suizo a ganar sus dos partidos para estar en semifinales y asegura el segundo puesto del ránking a Rafa Nadal

La victoria del japonés Kei Nishikori sobre Roger Federer por 7-6 (4) y 6-3 en la primera jornada de las Nitto Finales ATP hizo temblar las paredes del O2 londinense, donde el suizo aspira a ganar el título número 100 de su carrera, y donde salió cabizbajo porque aunque lo consiga no podrá arrebatar a Rafael Nadal el puesto de número 2 del mundo al final de año. [Narración y estadísticas]

Nishikori amargó el día al helvético de 37 años, hombre récord de este torneo, con 10 finales disputadas, y seis títulos logrados, con 14 llegadas a las semifinales en 16 apariciones anteriores, totalizando 55 victorias, que sucumbió en una pobre actuación en una hora y 27 minutos.

Federer pagó quizás el precio de disputar tres torneos en cuatro semanas. Ganó por novena vez el título en Basilea, alcanzó las semifinales de París y con solo unos días de descanso se ha presentado en el O2 cerca del Támesis con signos de cansancio.

Su magnífico revés a una mano se esfumó esta vez, con un total de 18 errores no forzados. Su saque se lo quedó Nishikori en dos ocasiones, y sus piernas no respondieron cuando el jugador nipón aceleró en los intercambios, especialmente en el desempate en el que Kei llegó a estar por delante con 6-1.

“Creo que ambos hemos estado un poco nerviosos, sin saber cómo atacar el segundo servicio. Creo que he visto lo mismo con Thiem antes, intentando dar con la tecla. Creo que nos ha costado a ambos”, aseguró el suizo.

La derrota de Federer complica las aspiraciones del suizo para lograr las semifinales pero no está eliminado. El martes se lo jugará contra el austríaco Dominic Thiem, que en el mismo grupo cayó contra el sudafricano Kevin Anderson, por 6-3 y 7-6 (10). De haber ganado, Federer hubiera arañado 200 puntos, en su lucha por atrapar el segundo puesto del español Rafael Nadal, algo que ya no podrá conseguir, porque para eso necesitaba los 1.500 puntos como campeón invicto.

La canción de Kevin Anderson

Antes, en el duelo entre el finalista de Wimbledon y el de Roland Garros este año prevaleció el gran servicio de Anderson, de 32 años, que en una hora y 48 minutos, y sin ceder un solo punto de rotura, se impuso a Thiem, y que al final terminó su exhibición cantando en la pista el ‘Cumpleaños feliz’ a su mujer Kelsey.

Hasta esta temporada, Anderson había dominado con amplitud los seis duelos contra Thiem, pero este año había acabado con esa maldición, al derrotarle en el Mutua Madrid Open y en el US Open.

Pero Londres trae buenos recuerdos al sudafricano. Aquí logró este verano la victoria más importante de su currículo al derrotar a Federer en las semifinales de Wimbledon, en un épico encuentro en el que estuvo dos sets abajo y en el que remontó un punto de partido para lograr las semifinales.

Luego, batalló durante seis horas y 36 minutos contra el estadounidense John Isner, para alcanzar su segunda final del Grand Slam en su carrera (US Open 2017), donde agotado y dolorido en sus pies, cedió fácil contra el serbio Novak Djokovic. En las dos semanas en el All England Club luchó durante 23 horas y 20 minutos.

El austríaco sacó a relucir luego su espectacular revés a una mano en el segundo set, y mejoró su saque, logrando 16 puntos consecutivos con ese arma. Forzó el desempate y tuvo dos oportunidades para llevárselo, pero Anderson no bajó su nivel y con su último ‘ace’ cerró el partido.

También puede interesar

Dejar un comentario