IEVENN
Futbol

Fútbol | Viaje al pueblo de Iago Aspas: un Porsche, comida con la suegra y partida con la pandilla

Así es la vida del delantero del Celta, uno de los grandes protagonistas de esta Liga

Iago Aspas celebra el ascenso del Celta a Primera en la temporada 2011-2012.

En plena Semana Santa, cuando media España lloraba por la lluvia que inundaba sus calles mojando a sus vírgenes y cristos, en la Ría de Vigo se superaban los 26 grados, ni una nube empañaba el cielo y más de uno se atrevía con las frías aguas del Atlántico. «En Galicia siempre llueve», dicen. Mentiras de tiempos pasados que el gallego agradece mientras observa por televisión los atascos de la A-3.

El sol se agradece especialmente en los pueblos que miran de frente a Vigo, en una ría que separa en paralelo dos realidades completamente opuestas. La gran ciudad de casi medio millón de habitantes y los pueblos que sólo conocen el ruido de las olas al romper en la costa. Abandonar Vigo por el puente de Rande, con las Cíes a la izquierda y la isla de San Simón a la derecha, es cambiar de dimensión. Una puerta a otro mundo en el que huele más a todo. La carretera secundaria se abre paso entre el mar y el campo de la parroquia de Domaio, siempre a través de una montaña rusa de curvas que descubren, en poco más de diez minutos, cómo emerge la ensenada de Meira. Es el umbral de entrada a Moaña, un pueblo pesquero de 20.000 habitantes. Es el umbral de entrada al hogar de Iago Aspas, el hombre de la Liga, uno de ellos al menos.

Quizás por todo esto se entienda que el mejor jugador en la historia del Celta nunca haya vivido en la ciudad que le idolatra. Que el primer apartamento que se compró fuera en el centro, pero de su pueblo -«e iba sólo a dormir», dice su hermano Jonathan-, y que por las tardes se le pueda encontrar tranquilamente jugando a las cartas con su pandilla de amigos cual marinero que espera la hora de partir.

«De pequeños vivíamos en una casa humilde en Moaña. Iago siempre ha querido vivir aquí», explica de nuevo a EL MUNDO su hermano Jonathan, cinco años mayor, que debutó en el Celta en 1999 y llegó a jugar 81 partidos. «Él tiene una pandilla de treinta amigos, todos de la misma edad, futboleros, padrinos unos de los hijos de los otros».

Café con los amigos

La vida de Iago, salvo el detalle de ser la estrella de un equipo de fútbol de LaLiga, no es muy distinta a la de cualquier treintañero del pueblo. «Salvo algún día raro, casi todos los días hace lo mismo. Desayuna en casa y por la mañana, va a entrenar, vuelve para comer y después se toma el café con los amigos echando una partida de cartas. Eso es lo que le gusta», cuenta Jonathan. Aunque Iago, ya como novio y padre, tiene excepciones: «Los jueves le toca comer en casa de mi madre y los viernes en casa de la suegra», bromea.

Iago Aspas, con su familia en su casa de Moaña.

Al 10 celeste le pierden los camarones y todo el marisco posible, como buen hijo de su pueblo. Guarda todavía su primer coche, un Golf que acompaña en el garaje con varios de gama alta, entre los que hay un Lamborghini y un Porsche. Las cuatro ruedas son su otra gran pasión, tanto que le gustaría probar el mundo del rally. «Messi es un Lamborghini y yo soy un Golf», explicó el propio Iago.

Al Messi de la clase media española, camino de su tercer Trofeo Zarra al maximo goleador nacional (estaría a uno de igualar a David Villa), se le puede ver por el parque de Moaña con su hijo Thiago, mezclado como uno más con el resto de padres pese a ser el centro de atención de los niños, sabedores de que tienen enfrente a ese chico que sale en la televisión y que marca todos los goles de su equipo. El mismo que de niño gritaba en la Televisión de Galicia: «Yo quiero jugar en el Celta de los mayores y marcar un gol bonito». «Es una persona humilde y sencilla, que convive en igualdad con todos y que no es ajena al pueblo. Es uno más. Es un orgullo que le llamen El Mago de Moaña», reconoce Natalia Alonso, alcaldesa de Moaña, que antes de las elecciones ha recibido una propuesta de la Peña Iago Aspas para ponerle su nombre al campo de fútbol. «No sé si en un futuro también tendrá una calle, porque eso es algo que deciden los vecinos, pero méritos sí que ha hecho».

Una estatua, una calle…

Cuentan sus amigos más cercanos que, además de «volver al equipo de su vida», la gran razón del regreso de Aspas al Celta tras su paso por Liverpool y Sevilla fue «vivir en Moaña», con todo lo que ello implica. «Siempre ha hecho lo posible por vivir aquí. Se escapaba cuando podía, se apartaba del mundo. Le tiraba mucho». Después de marcar seis goles en sus últimos cuatro partidos, Aspas ha disparado al Celta lejos de la zona de descenso (de hecho, podría salvarse si gana los dos partidos de esta semana). «Es el mejor jugador que tuvo el Celta, uno de los grandes delanteros de Europa. Se ha echado al equipo a la espalda y, además, es una grandísima persona», reconoce Abel Caballero, alcalde de Vigo, que en las últimas semanas recibe con curiosidad los comentarios de la ciudadanía pidiendo una estatua, una calle o el cambio de nombre a Balaídos. «Tiene una flor», bromea su hermano. «Cuando estuvo en Inglaterra había una estatua en cada campo, eso te hace sentir orgulloso, sería bonito».

Durante meses, Iago sufrió la presión de una ciudad entera. Lesionado en diciembre, forzado, recaído y recuperado para la causa ante el Villarreal. Su hermano resume lo que pasó: «Para él fue durísimo porque todo el mundo le paraba para preguntarle, quería acortar los tiempos como fuera». En ese tiempo rechazó una oferta millonaria de China y ahora acaba de renovar hasta 2023, año del centenario del Celta. Nada es casual. «Él sabe que no es un futbolista más», admite Jonathan. Y no lo es.

Ingeniosa presentación del nuevo refuerzo del Betis: ¡lo hizo Woody!

Medios

Zidane, inflexible: Kubo va a prueba médica y será cedido al Mallorca

Medios

Tremenda oferta, con James incluido, que le rechazaron a Real Madrid

Medios

James sigue afinando puntería: su nuevo golazo con el pie derecho

Medios

Las claves de Yerry Mina para su buen presente en el Everton

Medios

Salah enciende las críticas y rechaza el uso del VAR en el fútbol

Medios

Mundial de Fútbol en Qatar – ¿Progreso real o promesa vacía?

IEVENN

Asensio, dos semanas de operación y así camina para recuperarse

Medios

Situación crítica del 'Cucho' Hernández: incertidumbre y preocupación

Medios

James toma fuerza como candidato para sustituir a Luka Modric

Medios

¿Está listo? Video muestra la intensidad con la que entrena Messi

Medios

Así sorprendió Philippe Coutinho en su primer entrenamiento con Bayern

Medios

Dejar Comentario