IEVENN
Grandes competidores: valorar ganar, saber perder - Manuel Povea
Baloncesto IEVENN

Grandes competidores: valorar ganar, saber perder – Manuel Povea

Cursos Online Habbility.com

Finaliza el encuentro por la medalla de Bronce y algunos jugadores franceses tardan muy poco en despojar sus cuellos del recién conseguido galardón. Parece haberles sabido a poco, y en términos generales se puede concluir, bastante objetivamente, que tenían equipo para estar en la gran Final. Pero no han estado. Argentina se encargó de ello, aunque pocos comentarios se refirieron a este hecho.

Fournier, magnífico base francés de la NBA, comentó tras la final que no había ganado el mejor equipo. Quizá alguien pueda entender estos gestos y este comentario como ejemplos de un competidor herido en la derrota. Pero para mí demuestran exactamente lo contrario: ausencia de carácter competitivo.

Grandes competidores: valorar ganar, saber perder

Termina nuestra semifinal frente a Australia. Gran campeonato el suyo: defensa, rebote, juego colectivo, ideas claras y dureza, mucha dureza. Después de dominar durante muchos minutos, y con el pase a la Final en las manos de Patty Mills, España les gana tras dos prórrogas. Bogut y el entrenador ayudante Longley realizan comentarios de mal gusto acusando a FIBA de trato de favor hacia España. En los Juegos Olímpicos de Río les ganamos el Bronce, y esta vez les negamos el paso a la Final. Luego, contra Francia, no supieron rematar y se van de vacío tras un gran Mundial, apuntando culpables externos. ¿Es eso ser competitivo?

La Selección Española de Sergio Scariolo celebró el Bronce de Río como un éxito. Han sido los que más finales contra los Estados Unidos han jugado en los últimos años, y han valorado esas Platas también como éxitos, a pesar de intentar todo para ganarles. Y cuando las cosas no salieron bien, el comentario más común fue: no estuvimos a la altura y debemos mejorar.

“No perdimos el Oro, nosotros ganamos la Plata”

Sergio Hernández, entrenador Argentino, entrevistado tras la final, no ofrece ni una sola justificación: dimos lo que teníamos, y ellos fueron mejores. Punto y final. Y remata “no perdimos el Oro, nosotros ganamos la Plata”.

Argentina y España, Hernández y Scariolo, no estaban en la final por casualidad. Tampoco porque le echaron más… corazón, que es lo que parece entenderse cuando se habla de ser competitivos. Creo que no, amigos; fueron competitivos porque creían que podrían llegar, porque diseñaron una manera de hacerlo y creyeron en ella ciegamente, y porque como grandes competidores – de los de verdad – valoraron cada victoria como un éxito, y supieron aceptar la derrota porque nada tenían que reprocharse.

Lo vemos en el deporte de formación, y en muchos niños: ante un fallo, tras perder en un juego, aparece el enfado, la rabieta desmedida. Alguien, a tu lado, que presencia esa determinada situación comenta: “es que es muy competitivo”. Desconoce, ese alguien, que nada más lejos de ser competitivo que mostrar ese tipo de reacciones. Preocupa – o debería preocupar – que confundamos los términos, dando un barniz positivo a lo que, en mi opinión, es una barrera a la inquietud por ser mejor.

¿Habrán entendido Bogut o Longley por qué no jugaron la Final y acabaron cuartos? Con razón o sin ella, ¿encontró explicación Fournier al hecho de que el mejor equipo no ganara?

Un competidor vive pensando en mejorar para ganar. Convierte la decepción de la derrota en motivación para entrenar más. Asume que el otro fue mejor, porque de otra forma no se concluye que necesitas prepararte más para la siguiente ocasión.

Cuando pierdes, y sabes que lo diste todo, no hay espacio para la queja o la frustración. Tu rival fue mejor y reconocerlo acorta un poco la distancia con ese adversario; es el primer paso para elevar tu nivel. Y cuando piensas así, ganar es siempre una seria posibilidad. Porque saber competir es un arte, al alcance solamente de los verdaderos ganadores.

Manuel Povea

Grandes competidores: valorar ganar, saber perder - Manuel Povea

OMS se reunirá tras el avance del coronavirus chino

Películas del Studio Ghibli en Netflix

Mariángel Paola Álvarez

Premios Grammy 2020 llegan entre destituciones y acusaciones de plagio para Ariana Grande

Mariángel Paola Álvarez

Instagram prueba en su versión web el uso de los mensajes directos

Mariángel Paola Álvarez

Nominados a los premios Oscar 2020

Mariángel Paola Álvarez

Derbis vasco y catalán, en cuartos de la Copa de la Reina

Medios

Madonna abre Madame X Tour 2020 en Lisboa

Mariángel Paola Álvarez

Compañeros de viaje – Bely Llamas

Bely Llamas

Madrid y Barça se cruzarían en una hipotética semifinal

Medios

Quien ha contribuido con las víctimas de los incendios en Australia

Mariángel Paola Álvarez

‘Happy hour’ S-Market, ¿la solución filandesa al exceso de desechos?

Paola Bandera

Javier Arizabalo, el lado más humano del arte

Paola Bandera

Dejar Comentario