Heurtel lidera a un Barcelona que vuelve a sentirse poderoso ante el Panathinaikos

Heurtel intenta superar la defensa de Lekavicius en el Palau. Toni AlbirEFE

El base (23 puntos) comanda el crucial triunfo del equipo de Pesic (79-68)

El quinto triunfo consecutivo confirma las aspiraciones de alcanzar el top 4

El Barcelona ganó de forma convincente al Panathinaikos en el Palau para dejar a los griegos a tres victorias, enlazar cinco triunfos consecutivos y poner la directa hacia unos ‘playoffs’ que ya no parecen utópicos, en una gran noche de Thomas Heurtel (23 puntos) y Kevin Seraphin (14 puntos y siete rebotes). [Narración y estadísticas (79-68)]

El primero puso la astucia y la sabiduría y el segundo, ‘salvaje’ como nunca, la fuerza y la omnipresencia en defensa y en ataque en la pintura. Fueron la enseña de un Barça que supo sufrir, y lo hizo en varios momentos, pero que sigue de dulce y superando trabas en las que en el pasado se hundía.

Por 11 puntos vencieron los locales, su máxima diferencia aunque la lograron ya en el tercer cuarto (53-42) tras completar un parcial de 14-0. No obstante, Papapetrou, Mitoglou y Lekavicius mantuvieron a los de Rick Pitino en el partido, dejando en un 56-52 la diferencia al término del tercer periodo.

No se arrugó el equipo de Svetislav Pesic, pese a ver de nuevo igualado el choque en el último cuarto (58-58). La orquesta dirigida por Heurtel, con Hanga, Kuric u Oriola anotando, se creyó que su cancha puede y debe ser un fortín. Además del triunfo, el ‘average’ frente al PAO supone todo un alivio para un equipo que se impuso a base de trabajo.

La ayuda del Palau

El cuadro griego se mostró muy físico, enérgico y duro en defensa, donde brilló Papapetrou y Calathes apenas ofreció pinceladas de su inmenso talento. El excelso momento de Heurtel, quizá motivado por la competencia de Pangos, se tradujo en un triple crucial con apenas 90 segundos por delante (75-65).

El estado de gracia parece contagioso y la afición aprieta como antaño, cuando no se soñaba con los ‘playoffs’, sino que se jugaban con idea de disputar la Final Four. Este año, de momento, todo apunta a que se conseguirá el primer paso y que el Barça, con la mano dura de Pesic, volverá a ocupar plaza entre los ocho mejores.

También puede interesar

Dejar un comentario