IEVENN
Injerto capilar: técnicas y edad ideal para realizar la intervención
Portada Salud

Injerto capilar: técnicas y edad ideal para realizar la intervención

Los métodos más novedosos acaban con la necesidad de afrontar los puntos en la operación, la cual debe de realizarse a partir de los 30 años

Injerto capilar: técnicas y edad ideal para realizar la intervención

El injerto capilar es una clara solución eficaz para acabar con los problemas de alopecia tan generalizados en la sociedad actual.

Entre las técnicas más demandadas, destaca el método FUE ( Follicular Unit Extraction), que consiste en extraer unidades foliculares de la zona de la cabeza que aún conserva pelo, para posteriormente trasplantarlas en zonas donde la afecta la calvicie.

El procedimiento seguido durante este tipo de cirugía no requiere la necesidad de realizar puntos, por lo que las personas sometidas a este modelo de implante capilar no sufren un postoperatorio tan duro como el afrontado tras otras intervenciones.

Después un injerto capilar de este tipo, el paciente tendrá que esperar a la aparición del nuevo cabello, pero no tendrá que superar los problemas estéticos de las cicatrices, ni paliar con los cuidados que estas conllevan hasta su cura final.

Los numerosos resultados de éxito de esta técnica han hecho que importantes clínicas de gran prestigio nacional, como Doctor Fuetor presente en Málaga y Madrid, se especialicen en este método y cuenten con un equipo plenamente cualificado para llevar a cabo los implantes.

Además, la demanda casi generalizada ha provocado que, con el paso del tiempo, los precios del injerto capilar no sean desorbitados como podía suceder hace unos años, por lo que prácticamente se acaba con la necesidad de viajar a países extranjeros para frenar el complejo que provocan los problemas de calvicie.

Alternativa al método FUE

Además de la técnica FUE, existe, según explica la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SECPRE), el método FUSS, que a diferencia de la técnica FUE, requiere de un procedimiento más complejo que incluye la necesidad de realizar puntos que pueden derivar en cicatrices.

Para llevar a cabo este tipo de intervención quirúrgica, es necesario afrontar un proceso de recuperación un poco más intenso, ya que los pelos seleccionados se extraen junto a una capa de piel muy fina de la zona lateral o posterior de la cabeza. Este factor hace que el paciente deba esperar entre 12 y 14 días para poder acudir a la retirada de puntos, además de tener que afrontar los posibles problemas estéticos que puede provocar el proceso de cicatrización.

A pesar de que el SECPRE puntualiza que “no hay una técnica mejor que otra”,  ya que las fases de preparación e implantación son exactamente iguales, es cierto que actualmente la técnica FUE es una de las más demandadas debido a su eficiencia y sus buenos resultados estéticos.

Según apunta el SECPRE, los mejores candidatos para el método FUE son aquellos que padecen una pérdida de cabello controlada o en un puntos concretos del cuero cabelludo, mientras que el método FUSS es más recomendable para personas cuya alopecia está totalmente extendida.

A pesar de ello, la mayoría de las personas que sufren un tipo de calvicie generalizada pueden decantarse también por la técnica FUE obteniendo exitosos resultados, siempre y cuando atiendan a los consejos de los profesionales que serán los responsables de indicar el número de unidades foliculares que se deben trasplantar.

Aunque el precio puede variar siendo un poco más elevado para aquellas personas que necesiten un mayor número de injertos, los pacientes sometidos a la técnica FUE evitarán la necesidad de tomar analgésicos y antibióticos para combatir los posibles efectos secundarios o las molestias provocadas por los puntos.

En las clínicas Doctor Fuetor, por ejemplo, la diferencia del precio que tienen que pagar las personas con alopecia extendida con respecto a quienes deben tratar una calvicie en una zona focalizada como puede ser la coronilla, no supera los 600 euros extra.

Candidato idóneo

Al igual que sucede con la cirugía para acabar con los problemas de visión, a la hora de decidir cuándo someterse a una intervención de injerto capilar, existe una edad idílica que favorece a la obtención de resultados exitosos.

Según apunta el SECPRE, lo más recomendable es que el paciente sometido a una de las técnicas quirúrgicas para acabar con la calvicie ronde los 30 o 40 años. Esta edad permite al equipo médico prever de alguna forma la futura evolución que puede presentar la alopecia, lo que ayuda a estudiar el caso de forma individual para combatir el problema a raíz de un estudio previo focalizado en cada paciente de forma subjetiva.

Sin embargo, existen casos de alopecia prematura en las que muchos jóvenes se enfrentan a problemas psicológicos derivados de una gran falta de autoestima que puede ser provocada por el descontento físico. De ser así, es posible realizar la cirugía de implante capilar en jóvenes mayores de 18 años, aunque es posible que la acción de las hormonas provoque futuras pérdidas de cabello, haciendo creer que el trasplante capilar no ha sido tan exitoso. Para estos casos, existe la opción de volver a realizar el mismo proceso y someter al paciente a una segunda cirugía, una vez adentrado en una edad más adulta.

Del mismo modo, se debe evitar alargar demasiado la fecha del implante, ya que según apunta el SECPRE, los candidatos ideales para someterse a las técnicas de trasplante capilar deben disponer de una reserva adecuada de cabellos donde el cirujano pueda realizar las extracciones para el posterior injerto.

Esto hace que no todas las personas puedan someterse al trasplante capilar, ya que son muchos los pacientes que se deciden demasiado tarde.

Por lo general, el implante capilar es un  método altamente efectivo que, atendiendo a las indicaciones profesionales, ofrece resultados muy favorecedores.

Además, el tipo de cirugía que se requiere para acabar con los problemas de alopecia es mínimamente invasiva (sobre todo si el paciente se decanta por la técnica FUE), por lo que la persona sometida a este tipo de operación no tendrá que enfrentarse a una etapa postoperatoria excesivamente dura, ya que podrá recuperar su rutina en un plazo medio de una semana.

Por ello, debido a los progresos tecnológicos en el mundo de la medicina estética, así como la alta capacitación de los equipos médicos profesionales que ejercen en España, la cirugía de implante capilar se encuentra en auge y tiende a ser el remedio contra uno de los problemas físicos que ataca con mayor frecuencia a la sociedad del momento.

Fuente: Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SECPRE)

Simón: «España puede estar detectando más casos de COVID-19 que otros países»

Medios

Así son los ensayos en marcha en España para frenar al coronavirus

Medios

¿Por qué no deberías desenredarte el pelo cuando está mojado?

Medios

¿Cómo funcionan los purificadores de aire y qué tipo de partículas atrapan?

Medios

Crisis del coronavirus: la sexualidad, ¿también en cuarentena?

Medios

QuirónSalud intensifica el proceso de contratación de profesionales sanitarios para combatir la crisis del Covid-19

Medios

10 grandes pandemias de la historia además del coronavirus

Medios

¿Afectarán las altas temperaturas al COVID-19?

Medios

PCR y test de detección de anticuerpos o cómo saber si he pasado el coronavirus

Medios

Doce consejos para abordar con los niños la pérdida de un ser querido

Medios

¿Qué hay que hacer con los fármacos caducados o que sobran?

Medios

Entrevista | «El linfoma de Hodgkin que padece Dani Rovira tiene buen pronóstico en personas jóvenes»

Medios

Dejar Comentario