James Bond ha causado 5 millones de euros en daños a vehículos en sus películas

Daniel Craig interpretando a James Bond. MGM

Es uno de los espías más famosos de todos los tiempos, pero James Bond no se caracteriza por el sigilo y la discreción. Es más, a su paso suele dejar un rastro de tiros, explosiones y destrucción, entre otras cosas y para desesperación de Q, el encargado de hacerle los vehículos.

La plataforma Carnage Calculator (la calculadora de la carnicería), creada por la empresa de alquiler de coches AMT, ha calculado la cantidad de daño James Bond ha causado a automóviles y otros vehículos que el personaje ha usado en las 24 películas oficiales que se han hecho sobre el personaje.

En total, James Bond ha causado destrozos por valor de 4,5 millones de libras en total, casi 5 millones de euros, una vez ajustada la inflación. Y a pesar de que el actor Roger Moore es el Bond más destructivo en cuanto a número, destruyendo por completo cinco de sus coches en cinco películas, el más derrochador ha sido el actor Daniel Craig, ya que en las películas en las que interpretó al agente 007 fue el que más gastos por daños produjo, ya que él solo acumula una factura por daños de 3.133.590 libras (3,5 millones de euros) a través de cuatro películas.

De todos los actores que han interpretado al agente secreto británico, Sean Connery es el más cuidadoso en la carretera, manteniendo sus coches intactos en Desde Rusia con amor, Operación Trueno y Sólo se vive dos veces.

El agente 007 ha destruido al menos un coche en 18 películas, con 23 vehículos diferentes siniestrados en total. Carnage Calculator permite ver modelo por modelo, cómo fue destruido y el coste de los daños, así como en qué película y por qué actor se produjeron.

Si se analiza por modelos, se han destrozado nada menos que ocho Aston Martins en 18 películas en las que aparece esa marca, con Daniel Craig de nuevo a la cabeza, siendo su James Bond el responsable de la destrucción de tres modelos de Aston Martin él solo. Un total de 11 vehículos diferentes han sido siniestro total por culpa de Bond, incluyendo el Rolls Royce Silver Cloud II y el famoso autobús de dos pisos AEC Regent.

Tal como era de esperar, el Aston Martin DB10 de Daniel Craig es el vehículo más caro destruido en la franquicia cinematográfica, con 2,4 millones de libras (2,7 millones de euros) en daños. Pero la defenestración de automóviles en esta saga de películas tiene su parte positiva: hace de los vehículos verdaderos clásicos. Por eso Aston Martin está construyendo 25 réplicas del icónico Aston Martin DB5, que se hizo famoso en Goldfinger.

También puede interesar

Dejar un comentario