Javier Imbroda Lucha contra el Cáncer, Luchar por la Vida

Javier Imbroda Lucha contra el Cáncer, Luchar por la Vida

Javier Imbroda Lucha contra el Cáncer, Luchar por la Vida – El entrenador internacional de baloncesto Javier Imbroda es autor de una carta en la que describe la exigente enfermedad vivida desde 2016, el cáncer.

Javier Imbroda Lucha contra el Cáncer, Luchar por la Vida

Luchar contra el cáncer es luchar por la vida.

Hace algo más de un año me diagnosticaron un cáncer de próstata. Al principio no lo parecía, y uno que jamás había visitado un hospital, no se lo creía. Pruebas y más pruebas diagnósticas, convirtieron mi estado anímico en una especie de montaña rusa emocional: ahora parece que no es tanto, ahora parece que sí. Hasta que en la segunda biopsia, se confirmó lo peor. Cáncer de próstata de grado 10, el más agresivo y con metástasis en esa zona que no voy a detallar, para qué.

Con el diagnóstico comienza un calvario, sobre todo porque sientes que la muerte te viene a visitar y con intención de quedarse. La vida y su final te recorre la cabeza multitud de veces. Desconoces qué sucederá. Te empiezan a hablar de supervivencia, de retrasar lo que parece inevitable, de nuevas técnicas, tratamientos varios, nuevos fármacos, escuchas y escuchas, y uno pasa automáticamente a pertenecer al mundo de los indefensos pacientes, inconscientes del tiempo que les queda.

Un montón de pruebas diagnósticas sin dar en la tecla al principio, dos biopsias, dos cirugías (una laparoscopia y otra cirugía abierta) de entre cuatro y cinco horas cada una batallando en el quirófano. Postoperatorios durísimos con grave infección incluida, tratamientos de hormonoterapia, seis ciclos de quimioterapia, más pruebas, más análisis, siempre con el pellizco de no saber si te estás curando, si todo lo sufrido tendrán los resultados deseados o no. Actualmente pasada la segunda revisión, todas las pruebas y análisis salen normales. Desconozco como cualquiera qué pasará en el futuro, pero ahora sigo aquí.

Dicho esto, no quisiera con estas líneas reflejar solamente el abatimiento que inevitablemente sufres al saber qué te pasa y qué horizonte vas a tener, si es que vas a tener horizonte. Sino transmitir con un lenguaje cercano, cómo afronté mi enfermedad y cómo le hice frente (y aún sigo). Expresar mi testimonio personal, por si puede ser de ayuda a quiénes como yo, lo sufrimos. Algunos médicos y amigos me pidieron que lo hiciera porque pensaban podría servir de ayuda, y eso hago modestamente, cuando me he visto con fuerzas para sentarme y expresarlo. Mi mujer me decía que este era el partido que me faltaba por ganar, y en ello estoy.

Y esa esperanza, es la que quiero trasladar a todos esos enfermos como yo de cáncer, diciéndoles: Nunca te rindas.

Cada persona es un mundo a la hora de la afección de la enfermedad y sus consecuencias. No todos los cuerpos responden de la misma manera, pero sí mentalmente, podemos responder con la misma fuerza. Tenemos que luchar hasta el último aliento porque se puede salir, aunque todo se vea oscuro. Se puede, ¿cómo no?

Aquí tienes algunas acciones de vida que me están sirviendo para salir adelante:

  • La enfermedad no te puede sentir débil. El cáncer no entiende de pausas, va a por ti. No he querido en ningún momento, ni en los peores, cederle a la enfermedad, cuando le puse cara y ojos, ni un centímetro de posibilidades. A las adversidades hay que mirarlas a la cara, una a una. No le he permitido ningún atisbo de debilidad. Fue agresivo conmigo, pero yo también lo fui con él. Quería hacerle ver que se había equivocado de cuerpo.
  • Sé activo. Dentro de mis posibilidades, aquellas que te quedan, tras cirugías y tratamientos, incluso durante ellas, mantener mi ritmo de vida. Es evidente que físicamente quedas maltrecho, pero el mensaje que le estás enviando al cáncer es: ¡¡¡no me vas a postrar!!!, voy a seguir con mi vida. Sí, ya sé, más limitada, pero sigo activo mal que te pese.
  • No leas. Suele ocurrir que cuando tienes la enfermedad, empiezas a leer, escuchar multitud de casos y situaciones, testimonios, fallecimientos, todo relacionado con lo que tienes, cuando antes te pasaba de refilón. No leas, no sientas la tentación de querer entender qué te está sucediendo porque te sumergirás en un pozo, y no solucionarás nada. Hay personas aficionadas a querer saber más que los médicos, y eso es perder el tiempo. Dedica tus energías a curarte y a vivir.
  • Habla con tus células sanas. Como sabemos, el cáncer es como un ejército invasor. Un ejército formado por células que se han cambiado de bando y se han unido al enemigo. No se conforma con atacar un territorio, sino que envía otros destacamentos a conquistar nuevas tierras. Esas células malas, muy bien camufladas, intentan convencer a las sanas y ganarlas para la causa del invasor. Responde esa invasión con el poder de la mente. He tenido y sigo teniendo conversaciones con mis células sanas, para que no se dejen convencer por las malas. Que no se fíen, que están al acecho. Que no se dejen convencer, que luchen por nosotros, que las identifiquen y vayan a por ellas, yo les ayudaré. Nuestra vida está en juego. En esas conversaciones, también las preparé para la quimio. Les expliqué que la toxicidad que la quimio provoca, era necesaria para eliminar a esas células malas, y que lucharíamos para que el organismo se resintiera lo menos posible. Teníamos que entender su necesidad. Esta preparación mental me ha permitido tolerarla muy bien. Y sigo conversando con ellas, no hay margen para la relajación.
  • Haz ejercicio físico, el que puedas. No renuncies a tu ocio, no he renunciado a mi ron y habano cuando ha encartado, a tu risa, a tu vida. Evita follones varios. No te instales en el lamento, no des pena. Adelante. Esto que vives, te da otra perspectiva de la vida. Nunca necesité vivir ningún drama para saber valorar la vida que tenemos. Con más razón ahora. Estamos de paso. La vida es demasiada corta como para penarla y gastarla en menudencias. Echa una mano a los que tienes a tu alrededor dentro de tus posibilidades, y sobre todo, da gracias a la vida.

No quiero terminar estas líneas sin agradecerle a mi mujer sus desvelos por cuidarme, siempre cerca, sufriendo conmigo y compartiendo tantos duros momentos. Pero nunca dejamos de sonreír. Y junto a ella, nuestros hijos, hermanos, resto de familia, en especial mi sobrino, Dr. Romero Imbroda, mi médico de cabecera, y amigos, entre ellos mi ángel de la guarda, Dr. Miguel Ángel Guzmán, una tabla de salvación donde pude apoyarme. Al Dr. Machuca, urólogo, mi cirujano y su equipo, y al Dr. Olmos, oncólogo y su equipo, por velar por mi salud.

Luchar por la vida, no dudes de que es posible.

Javier Imbroda

También puede interesar

31 comentarios

  • Luis Segura 15/12/2017   Respuesta →

    Hermosa carta amigo
    Espero que todos siga bien y que cuando nos veamos de nuevo por Melilla nos echemos unos puros
    Mucho ánimo y abrazo fuerte

    • Emilio Jesús López Gutiérrez 15/12/2017   Respuesta →

      Bravo Javier. La fuerza mental y la positividad mueve montañas. Somos lo que creemos y soñamos ser, por ello nuestra creencia y sueño es gozar la vida con salud y aquí estamos. No al miedo.

  • Emilio Beneitez Cantero 15/12/2017   Respuesta →

    Emilio Beneitez. El paseo por tus palabras le da fuste a la mente , magnifico regalo ! Un abrazo (Emily)

  • Alicia 15/12/2017   Respuesta →

    Así eres tu ! Gracias por no perder tu sonrisa, esa que te hace especial.
    Un abrazo muy fuerte.

  • Jose Rojas 15/12/2017   Respuesta →

    Grande Javier! A seguir luchando en esta batalla y viviendo y sonriendo cada día.

  • Pablo González 15/12/2017   Respuesta →

    Mucha fuerza, Javier. Un abrazo.

  • Habiba 15/12/2017   Respuesta →

    Que grande eres Javi, y cuanto aprendemos de ti siempre. Un beso enorme.

  • Pedro Montiel Gamez 15/12/2017   Respuesta →

    Todo un ejemplo en el deporte y el la vida. Gracias por ofrecernos hermosas palabras, “ alas para volar” por la vida y seguir luchando y disfrutando de los retos, como cuando conseguiste llegar a lo más alto en el deporte o en lo académico. Dr. Imbroda, todo un placer conocerte por muchos años.

  • Victor Mas Rafols 15/12/2017   Respuesta →

    Admirable como te enfrentas a esta maldita enfermedad. Tal como dice tu esposa, éste es el partido más difícil con el que te enfrentas, pero al igual que ocurría en el apartado deportivo, tu planteamiento en este momento es también excelente. Mucho ánimo y sigue adelante con todas tus fuerzas. Te deseo todo lo mejor Javier. Un fuerte abrazo

  • Oliver 15/12/2017   Respuesta →

    Eres una persona admirable en todos los aspectos.
    En la época de entrenador de Mayoral-Maristas, nos pusiste en la senda de la Lucha, haciendo un equipo guerrero, grande, admirado.
    Tú eres un Guerrero…

  • Josep Herrero 15/12/2017   Respuesta →

    Javier, leer tu escrito me produce una sensacion que mi idolatrado Johan Cruyff definia como gallina de piel, eres un campeon y seguramente has ganado el partido mas importante de tu vida.
    Felicidades

  • Domin 15/12/2017   Respuesta →

    Estamos en la misma batalla compañero yo ya llevo con la enfermedad 2 años y opino lo mismo que tú y al final por supuesto no dudes que venceremos por una gran diferencia de puntos, dándola una batuta como decíamos en mi niñez hace 50 años.
    Adelante cada día, mucha fuerza y ánimo y con esas armas a vencer.
    Abrazos

  • José Ramón 15/12/2017   Respuesta →

    Gracias Javier por transmitir tu fuerza para sobrevivir esta maldita enfermedad. Mucho ánimo y toda la fuerza del mundo para ti , para combatir y acabar con ese cancer. Te deseo una total recuperación.

  • Antonio Clavero Barranquero 16/12/2017   Respuesta →

    Querido amigo Javier:
    Desconocía tu situación, si bien es verdad que te veía con menos frecuencia. Yo pasé por tu misma situación hace diez años, pero con mayor fortuna. El grado era mucho menor, no había metástasis, y con una cirugía radical acabó todo.
    Evidentemente, tuvo sus consecuencias en mi vida diaria, pero hice como tú, seguí viviendo a tope dentro de las naturales limitaciones, apoyado por mi maravillosa familia, a alguno de cuyos miembros tú conoces bien, porque lo habrás “sufrido” como árbitro en algún partido.
    Y ya termino, convencido de que, como siempre, saldrás adelante, y aunque discrepe con tu esposa, te digo que el partido ya lo has ganado, como tantos de nuestro equipo de Maristas, ejemplo en el que creo que debiéramos mirarnos todos cuando estemos en dificultades.
    Con todo mi cariño, recibe un fortísimo abrazo.

  • amparo arcas 16/12/2017   Respuesta →

    Querido javi, a través de Maribel estoy al tanto de tu vida. No sabes lo orgullosa q me siento de tener un primo como tu.
    Eres un ser humano de muchos kilates.
    Te recuerdo como un pequeñín q sabías lo q querias. Y asi sigues. Me han emocionado tus palabras.
    Aunque no nos veamos te quiero y te admiro.

  • María José Durán 16/12/2017   Respuesta →

    Muchas gracias por compartir esta reflexión sobre la enfermedad llena de positividad. Muy sabio dejar de leer sobre ella y no caer en sus redes sino mantener la actividad. Animo y deseo sinceramente su recuperación.

  • José Manuel González 16/12/2017   Respuesta →

    Mucho ánimo y fuerza, eres grande Javier, a luchar y a combatir esa maldita enfermedad, seguro que consigues vencerle y esa filosofía de la vida te hace muy grande, animo y pronta recuperación.

  • Txaro.Zamarbide 16/12/2017   Respuesta →

    Ante todo sigue con esa fuerza.y ese animo tan admirable
    Javier tambien conozco algun caso que
    Lucharon y lo han vencido
    Animo

  • Rafael 16/12/2017   Respuesta →

    Grande imbroda ,en la cancha como persona,todos hemos aprendido de ti,sigue luchando campeón SUERTE EN LA VIDA

  • Rafael Mariano 16/12/2017   Respuesta →

    No nos vamos a rendir

  • Poli Gallardo 17/12/2017   Respuesta →

    Querido amigo, admirado entrenador y compañero!A veces tú me decías que en muchas situaciones la vida era injusta, que los seres humanos tenían decisiones incomprensibles, nosotros la sufrimos en el Caja San Fernando de Baloncesto, después de obtener los mayores éxitos Deportivos y de Publico, unos IMPRESENTABLES politiquillos y Sindicalistas, aprovechando las siglas del Partido del que vivían nos despidieron por razones Personales, no podían hacerlo por otra causa argumentada. Ahora el despido era peor y más terrible, afortunadamente esa MALDITA enfermedad no podrá contigo, como tampoco pudieron ellos con nosotros, ahí están sus logros y los nuestros y ahí estará tú Fuerza para vencer como hacías casi siempre en la Cancha. Un fuerte abrazo amigo. Poli Gallardo

  • Elisa 17/12/2017   Respuesta →

    Te he leído gracias al twit de Pablo Laso, y solo quería enviarte un gran abrazo lleno de fuerza, cariño y agradecimiento por transmitir esa fuerza a tantas personas en tu situación.

  • Paco P.- 17/12/2017   Respuesta →

    Has luchado y sigue luchando. Mucha salud y suerte, y sobre todo, ánimo, mucho ánimo.
    Dá gracias a Dios y a la Ciencia por todo.
    Saludos.

  • Unbekannt 17/12/2017   Respuesta →

    Estimado ex-profe,

    Probablemente no te acuerdes de mí, pero yo mucho de ti. Me diste clase en 1° y 2° de EGB en los Maristas. Fuiste mi profe “Don Javier”. Ya desde entonces transmitías una gran energía, alegría y fuerza de voluntad que estoy seguro de que fue la culpable de que poco después te llevara a lo más alto tanto a ti como a aquellos bajo tu batuta. Es muy probable incluso que esa determinación tuya pusiera en mí su granito de arena y me marcara de algún modo desde el principio. Por todo ello te digo: GRACIAS.

    Ahora es momento de que focalices esa energía en ti, para ganar el partido de tu vida. Mucho ánimo. Estoy seguro de que lo vas a conseguir. Un abrazo desde Alemania.

  • Jalid El Uarty 17/12/2017   Respuesta →

    Has sido siempre un ejemplo como jugador,como entrenador, y sobre todo como persona.Ahora eres un ejemplo de vida. Se que este partido lo vas a ganar,porque siempre lo has hecho.Un abrazo de un amigo

  • Rosa Surroca de Villegas 17/12/2017   Respuesta →

    No nos conocemos ,pero admiro tu fuerza y la de tantos enfermos que lucharon con la mejor de sus sonrisas

  • Mario Moreno 18/12/2017   Respuesta →

    Animo Javier.
    Tú eres un ganador y vas a lograr vencer como en tantas ocasiones.
    Dejaste huella hasta en los chavales de Balonmano Maristas.
    Un abrazo, suerte y en los momentos de bajón recuerda los logros que has conseguido.
    Mario Moreno.

  • Joan Pons 18/12/2017   Respuesta →

    Javier Imbroda, un crack en las pistas y una gran persona fuera de ellas, no tengo la suerte de conocerte personalmente pero tu carta es impresionante es la pura realidad de la vida. Vive lo maximo y disfruta siempre q la vida te respete se siempre el q quieras ser pero se TU. Javier seguro que tienes la jugada ultima en tu cabeza para ganar esta partida tan dura y estoy seguro q sera asin, mis maximos apoyos a ti y a toda tu gente. Un afrazo campeon recuerda tienes la ultima jugada y la ganaras. Un abrazo lleno de victoria.

  • Carmen 24/12/2017   Respuesta →

    Querido Javier , tienes vena de campeón y se que esta batalla la vas a ganar . Tienes una base sólida y formidable y eso ayuda mucho cuando un Cancer llama a tu puerta……conozco ese sentir y esa fuerza que no se de donde nos llega ……. Bueno si lo intuyo, algo de lo más alto y el resto del afan por vivir por los nuestros y por nosotros mismos. No hay nada mejor que la vida , y cuando esta esta en juego, salen las fuerzas de lo mas profundo de nuestro ser . Fuerza, esperanza y Feliz Navidad ! Cariñoso abrazo.

  • Gabriel 25/12/2017   Respuesta →

    Creo en lo que me dicta mi alma, es la única verdad de cada persona, leyendo al sr Imbroda, escribo lo que siento, me parece un hombre integro,sincero y lleno de Amor,
    para el y su familia mi mas sincero afecto, deseo que su carta , sirva a otros enfermos para tener la misma entereza y puedan curarse,

  • Emerito Nuñez Amado 04/01/2018   Respuesta →

    Acabo de leer tu carta. Yo también tengo cáncer y también fui entrenador de baloncesto y admirador tuyo en el baloncesto. Coincido en casi todo contigo con respecto a esta enfermedad. En lo que no coincido es que yo no soy un luchador. Simplemente es que no le tengo respeto al cáncer. Nunca me va a limitar mis ganas de vivir y por eso no le tengo respeto. Creo que es la mejor manera de tratarlo. Cuando alguien te intenta hacer daño lo mejor es obviarlo. Simplemente se trata de pensar que si no has vivido 61 años con esa persona, puedes vivir otros 61 sin tenerla en cuenta. Y eso me pasa a mi con mi cáncer. Pienso en vivir otros 61 años sin tenerlo en cuenta. Un gran abrazo para ti y para todos los que están en nuestra situación .

Dejar un comentario