IEVENN
TV/Cine

Katherine Heigl consigue otra oportunidad para volver a la cima de Hollywood

Tras ser la novia de América por un breve período y de repente convertirse en una de las actrices más odiadas de Hollywood, Katherine Heigl tiene una nueva oportunidad. Y de lo más prometedora. Aquella actriz que sigue siendo recordada por su papel de la Doctora Izzy Stevens en Anatomía de Grey -que llegó a hacer más locuras por amor que la mismísima protagonista- acaba de fichar por Netflix para protagonizar su propia serie.

Se trata de la adaptación de la novela de Kristen Hannah, Firefly Lane, en donde compartirá protagonismo con otra actriz. Heigl dará vida a Tully Hart y será una de las productoras ejecutivas del proyecto que contará de una temporada de 10 episodios.

Según The Hollywood Reporter, su personaje es “magnético, ambicioso y leal” con una historia que gira en torno a Tully y Kate, dos niñas que se hacen inseparables durante 30 años de vivencias y altibajos, hasta que una traición las separa.

Tras darse a conocer con remakes como Mi padre ¡qué ligue! (o Las chicas crecen en Hispanoamérica) junto a Gérard Depardieu o series juveniles como Roswell (1999-2002), Heigl se acomodó en los hogares del mundo como la bellísima pero caprichosa Izzie en la serie médica. Aquel papel, que jugaba entre lo romántico y los clichés, le abrió las puertas de Hollywood y tras dos temporadas tuvo el primer y mayor blockbuster de toda su carrera: Lío embarazoso (2007, o Ligeramente embarazada).

En aquella comedia de Judd Apatow, interpretaba a una joven que se quedaba embarazada tras pasar la noche con un desconocido. En este caso, un chico inmaduro, adicto a la marihuana sin grandes proyectos de vida al que interpretaba Seth Rogen. La cinta fue un éxito de taquilla con 191€ millones de euros ($219 millones) cosechados en todo el mundo, a partir de un presupuesto de 23€ millones ($27 millones). Desde ese momento, no dejaron de lloverle ofertas y poco después la vimos como la dama de honor eterna en 27 vestidos (2008, 140€ mil. – $160 mill).

Katherine tiene una facilidad natural para la comedia romántica, englobando los clichés hollywoodenses de antaño de picardía, una bonita sonrisa, un cabello de ensueño y un rostro que fuera perfecto para el marketing. Y no se le daba mal. Y si bien su talento interpretativo no destacaba en esas películas, sí tenía ese hueco en Anatomía de Grey donde podría explorar su faceta más dramática, conquistando a la audiencia, la crítica y premios en el camino.

Pero su fama de difícil comenzó a circular entre los pasillos de Hollywood. Y ella misma tuvo la culpa de su caída cuando hizo público su deseo de que su interpretación en la serie no fuera considerada para los Emmy -a pesar de haberlo ganado el año anterior- porque creía que el material que le habían dado para esa temporada no era digno de premio. Y la cosa empeoró enfureciendo a los guionistas y productores de Anatomía de Grey. Y así, tras seis temporadas, su personaje desapareció de la historia.

Se creó una imagen de diva con aires de superioridad que no pudo quitarse de encima durante mucho tiempo. Recuerdo que cada vez que me tocó entrevistarla me costaba creerme los rumores. Siempre se mostró amable y agradable en nuestras charlas, pero claro, estaba promocionando películas que necesitaban promoción. Pero si a eso le sumamos que también criticó a la comedia que la lanzó al estrellato diciendo a Vanity Fair que “si bien disfrutó trabajando con sus compañeros, le costó mucho disfrutar de la película” llamándola “un poco sexista” por “pintar a las mujeres como arpías, sin humor y tensas y a los hombres como adorables y divertidos”; y que hizo películas malas como la comedia misógina La cruda realidad (2008) o el desastre de taquilla Killers (2010), la cosa se le fue de las manos.

Criticar públicamente el trabajo de un peso pesado del género como Judd Apatow o a una de las guionistas más solicitadas de la televisión como la creadora de Anatomía, Shonda Rhimes (quien curiosamente acaba de fichar por otra serie para Netflix también), no fue una buena idea porque estaba enviando un mensaje de compañera difícil. Y aunque tuviera razón en algunos casos, la hizo parecer desagradecida y un riesgo para quien quisiera apostar por ella.

En los últimos diez años, la taquilla no ha vuelto a sonreírle. Ni tampoco la crítica. Incluso fue nominada a la Peor Actriz de los Golden Raspberry (los enemigos de los Oscar) por su trabajo en Hogar no tan dulce hogar (2015) y su siguiente película, La boda de Jenny, tuvo que hacer una campaña en Indiegogo para conseguir los fondos suficientes para poder terminar la postproducción. Y como sucedió con la mayoría de sus películas en los últimos años, fue directa a los servicios de venta online. El mundo de la televisión fue el que decidió darle otra oportunidad con series como Asuntos de estado (2014-2015) y Duda razonable (2017), pero ninguna superó la primera temporada. Y este año fue la encargada de tomar el lugar de Meghan Markle en la última tanda de episodios de Suits.

A pesar del camino de espinas que ha tenido en la última década en Hollywood, la actriz es madre de tres niños (dos adoptadas como su hermana) y ha fundado varias organizaciones benéficas, una en honor a su hermano fallecido en un accidente automovilístico en 1986 y otras dedicadas a la protección y adopción de perros. En 2012, firmó una carta a los miembros del gobierno de Utah pidiéndoles que rechacen un proyecto de ley que pretendía hacer una ofensa criminal la grabación secreta en granjas factoría. Y ha formado parte de varias campañas de donaciones de órganos y lucha contra el cáncer, debido al sufrimiento que padeció su madre con la enfermedad.

La gran legión de fans de Suits aceptó con los brazos abiertos la incorporación de la actriz, y ahora Netflix le ha dado un hueco para seguir sembrando su camino hacia la cima de nuevo. ¿Lo conseguirá?

La transformación del niño de 'Billy Elliot' para interpretar a un neonazi

Medios

Preguntas sin respuesta sobre el nuevo servicio Apple TV+

Medios

Santiago Segura: «He conseguido no estar metido en ningún chat de padres»

Medios

Bonanza: a sesenta años del estreno de la legendaria serie que definió un género y acompañó a varias generaciones

Medios

GH VIP 7: Jorge Javier Vázquez se queda en shock tras las acusaciones de Raquel, madre de Noemí Salazar

Medios

Telecinco contra todos: enfrenta 'Got Talent' contra 'La Voz Kids'

Medios

J.J. Abrams y WarnerMedia cierran un acuerdo millonario para crear contenidos para televisión, cine y HBO Max

Medios

Martín Fierro de Cable 2019: una noche para los mejores de la televisión argentina de cable

Candela Mazzone

Martín Fierro de Oro en Cable se lo llevó Adrián Suar con El Host

Candela Mazzone

Martín Fierro de Cable 2019: todos los nominados y ganadores

Candela Mazzone

El apasionado beso y la emotiva dedicatoria de Diego Latorre a Yanina, al ganar su Martín Fierro de Cable

Medios

Las fotos de los ganadores de los premios Martín Fierro de Cable 2019

Medios

Dejar Comentario