'Kichi' reivindica su “piso de currante para poder representar a la gente corriente”

‘Kichi’ y Teresa Rodríguez en el estadio Ramón de Carranza. EL MUNDO

El alcalde de Cádiz, José María González, ha defendido este viernes que el código ético de Podemos “no es una formalidad” sino “el compromiso de vivir como la gente corriente para poder representarla en las instituciones y supone renunciar a privilegios como el exceso de sueldo“, al tiempo que ha asegurado que por eso “ni lo he pensado ni quiero dejar de vivir y criar a mis hijos en un piso de currante en el barrio gaditano de La Viña”.

Así se ha pronunciado González en un comunicado del partido morado en el que informa de que ha donado el 40% de su sueldo de marzo y abril –la cantidad que excede del salario limitado recogido en el código ético de Podemos– a la Asociación de familiares de enfermos duales (Afedu), con problemas de drogodependencia y otros trastornos psíquicos.

Estas manifestaciones vienen tras conocerse que el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y su pareja, la portavoz en el Congreso, Irene Montero, han adquirido un chalé en una zona exclusiva de Madrid por más de 600.000 euros, si bien el alcalde no les menciona en ningún momento.

González, que se comprometió al inicio del mandato a cobrar lo mismo que recibiría como profesor de secundaria, ha afirmado que ni se ha planteado ni quiere dejar de vivir y criar a sus hijos en un piso “de currante” en el barrio de La Viña con su compañera, la líder de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez: “Ya es bastante privilegio vivir en la Viña, en Cádiz y con Teresa, por eso no recibo otros ingresos y por eso no genero más ahorro que el que dono cada mes”, ha apostillado.

Para el alcalde el objetivo de la donación que realizan todos los cargos públicos de Podemos “no es la donación en sí misma, es no parecernos a la casta, es no ser como ellos porque vinimos a desalojarlos a ellos después de que hubieran estado desahuciando por miles a nuestra gente, es no vivir como ellos, es parecernos al pueblo que nos eligió y al que seguimos siendo leales”.

Así las cosas, José María González ha donado este mes un total de 2.630 euros a Afedu, que desde hace 17 años atiende en la ciudad a las personas afectadas por la enfermedad dual que asocia la adicción a otras patologías psíquicas y a sus familiares.

En anteriores donaciones entidades gaditanas de personas sin hogar, comedores sociales, colectivos de trabajadores despedidos, asociaciones solidarias y de apoyo mutuo de familias vulnerables o de enfermedades raras y trastornos infantiles fueron algunos de los depositarios de esta donación mensual del primer edil.

Por último, explica que el regidor, sin sueldo del Ayuntamiento de Cádiz, ha cobrado como diputado provincial un total de 6.577,48 euros entre los meses de marzo y abril, de los cuales ha donado el 40%.

Noticias InternacionalFuente Original

También puede interesar

Dejar un comentario