IEVENN
España

La batalla municipal (VI) | Madrid: Manuela Carmena, la baza a la que se aferra la izquierda

La batalla municipal (VI)

La actual alcaldesa aspira a revalidar Cibeles, pero lo hace con otra marca y sin podemos. PP y Ciudadanos confían en el ‘sorpasso’.

La candidata de Más Madrid, Manuela Carmena, en un acto electoral. ANTONIO HEREDIA

Después de haber dicho en numerosas ocasiones que no repetiría como candidata y tras meses deshojando la margarita del sí y el no, Manuela Carmena, actual alcaldesa de la capital, desveló el pasado septiembre que se presentaría de nuevo a las elecciones del 26-M para terminar un proyecto que no le ha dado tiempo a culminar «en cuatro años». Ella, que pese a no vencer en las elecciones de 2015 -las ganó Esperanza Aguirre- se hizo, gracias al apoyo del PSOE, con el bastón de mando del Palacio de Cibeles, poniendo fin a 24 años de gobierno del PP, es ahora la principal baza de la izquierda para revalidar la Alcaldía y la que parte como principal favorita.

Sin embargo, el escenario político de Madrid no es el mismo que el de hace cuatro años. Carmena ya no es el factor sorpresa, sino que arrastra una legislatura a sus espaldas, en la que no sólo ha tenido una frontal oposición por parte del PP y Cs, que denuncian que «ha sido una etapa perdida para la ciudad», sino que ha contado también con muchas críticas dentro de su propio equipo municipal. La política urbanística, la imposibilidad de parar los desahucios -asunto que ha irrumpido en la campaña, con escraches a Cs y PP y una protesta ayer mismo contra la alcaldesa-, la operación Chamartín o el conflicto con el Ministerio de Hacienda por saltarse repetidamente la regla de gasto -una polémica que le llevó a cesar a su edil de Economía, Carlos Sánchez Mato– terminaron por dinamitar al grupo de Ahora Madrid que llegó al poder en 2015.

Esa plataforma que conquistó el Ayuntamiento en las anteriores elecciones ya no existe como tal y se ha dividido en dos grupos que competirán el 26-M. Por un lado, Más Madrid, la nueva formación de Carmena, cuya constitución supuso una sonada ruptura con Podemos, el partido que la aupó hace cuatro años. Entre acusaciones de «traición», varios miembros de la formación morada la abandonaron para irse con la alcaldesa, algunos de tanto peso como Íñigo Errejón, que será el candidato de la marca a la Comunidad. Por otro lado, está Madrid en Pie, candidatura encabezada por Sánchez Mato, en la que también van otros ediles críticos.

El tercer protagonista en el espectro de la izquierda es el ex seleccionador de baloncesto Pepu Hernández, elegido por Pedro Sánchez para mejorar los resultados del PSOE en la capital, donde los socialistas sólo conservan en la actualidad nueve de los 57 ediles del Consistorio.

Pero la ilusión que Carmena generó en 2015 no es la que genera en 2019. Hay votantes de Ahora Madrid desencantados y, consciente de eso, esta vez el equipo de la alcaldesa apela principalmente al «voto útil» para que no gobierne la derecha.

La alcaldesa, reforzada

Con todo, pese a las polémicas de la legislatura, la decepción en un sector de su electorado y la fragmentación de la izquierda, la encuesta de Sigma Dos para EL MUNDO (realizada después de las elecciones generales del 28-A) señala que la regidora no sólo no perdería fuelle, sino que saldría reforzada, logrando entre 20 y 22 ediles (ahora tiene 20). Una cifra que junto a la de los socialistas, que obtendrían entre nueve y 10 concejales, permitiría a la izquierda conservar la plaza madrileña. El mayor revés se lo llevaría el PP del candidato José Luis Martínez-Almeida, que de ser la formación más votada en las últimas elecciones pasaría a segunda fuerza, con entre 12 y 14 concejales, insuficientes para gobernar en una coalición de partidos del centroderecha, pues pese a que Cs, con Begoña Villacís al frente, subiría hasta los nueve o 10 ediles (frente a los siete de la actualidad) y Vox, cuyo candidato es Javier Ortega Smith, entraría por primera vez en el Ayuntamiento con cuatro miembros, los números no darían mayoría.

No obstante, en ambos bandos impera la sensación de que no está nada decidido y de que esta campaña será más crucial que nunca para decantar las urnas hacia uno u otro lado. «No hay que confundir una encuesta con el resultado de las elecciones», advirtió la propia Carmena, a la que le preocupa lo ajustado del resultado y pide abiertamente el voto para que no ganen «quienes buscan atrasar al feminismo».

En cambio, tanto en el PP como en Ciudadanos confían en el sorpasso el 26-M. Ambos se presentan como «la alternativa al populismo» y plantean estos comicios como un partido de vuelta, en el que la remontada es posible. Lo que sí tienen en mente todos los grupos es que no vale con ganar -es improbable que un partido pueda gobernar en solitario-, por lo que los pactos jugarán un papel determinante.

El recorte de la Política Agraria Común amenaza el futuro del campo

Medios

El mapa autonómico, en el aire: el PP busca retener poder mientras el PSOE confía en gobernar Madrid

Medios

Ciudadanos: último impulso para liderar la oposición

Medios

PSOE: pendientes de que no pinche la participación

Medios

PP: retener gobiernos para retener Génova

Medios

Vox pincha en el cierre de campaña y avisa a PP y Ciudadanos: «Vendrán cabizbajos y nos reiremos»

Medios

Podemos: Madrid y Barcelona, el todo o nada para Pablo Iglesias

Medios

Directo | Los líderes nacionales se vuelcan en Madrid para poner el broche final a la campaña electoral del 26-M

Medios

Una investigación de una ONG señala que dirigentes de Vox captaron jóvenes para la secta de El Yunque

Medios

Pedro Sánchez puede depender sólo de Coalición Canaria

Medios

Rosa Valdeón niega su 'cambio de chaqueta': «No pido el voto para Ciudadanos»

Medios

Los letrados avalan la suspensión de los diputados presos

Medios

Dejar Comentario