IEVENN
Gastronomía

La «carne» vegetal no es más sana, advierte el director del principal supermercado ecológico de Estados Unidos

Hamburguesa vegetal LA GULATECA

Si no lo es ya, todo parece indicar que va a ser uno de los productos estrella de la temporada: la nueva generación de «carne» vegetal que está llegando no solo a los restaurantes y hamburgueserías, sino también a los supermercados del país.

De las dos principales compañías promotoras de estas hamburguesas vegetales que aseguran imitar bien la textura y sabor de la carne -y la verdad es que lo consiguen mucho mejor que lo visto hasta ahora-, Beyond Meat ya ha aterrizado en España con una notable acogida entre los clientes. Impossible Foods, por su parte, lo tiene más complicado para llegar por ahora a Europa por el uso de un ingrediente no autorizado por la UE.

Adoptada incluso por grandes cadenas de comida rápida para ofrecer una alternativa vegana, tres son los mensajes que habitualmente se lanzan al hablar de estos productos: reducen el impacto ambiental generado por la ganadería industrial, evitan el sufrimiento animal y permiten reducir el consumo de carne, con lo que permiten una dieta más sana.

Nada que alegar sobre los dos primeros argumentos, pero algunas voces empiezan a cuestionar que estos preparados vegetales realmente sean más sanos que la carne. Y no lo dice cualquiera sino, atención, el máximo responsable de Whole Foods.

Hablamos de la cadena de supermercados de productos ecológicos más importante de Estados Unidos y propiedad de Amazon, además -y aquí viene lo más surrealista del asunto- de uno de los impulsores de Beyond Meat.

Según John Mackey, esta carne vegetal se elabora a base de ingredientes ultraprocesados, lo que obliga a cuestionarse que realmente sean una alternativa saludable a la carne, tal y como muchas veces se da a entender.

Y es que hay que recordar que no estamos hablando de una hamburguesa de legumbres hecha en casa, sino de un producto industrial con una larga lista de ingredientes que permiten reproducir en cierto modo la textura y el sabor de la carne.

«Tienen la misma cantidad de sal y grasas saturadas que la carne», explica Mackey en un arrebato de sinceridad que ha dejado a muchos descolocados.

Ya en su momento, un estudio demostró que las alternativas veganas y vegetarianas que comercializan las cadenas de comida rápida no son más saludables que los platos originales con carne.

Vaya, que si hablamos de salud, el problema de un bol de pollo frito no es el pollo, ni el de una hamburguesa el filete de carne, sino el conjunto. O, mejor dicho, la filosofía que hay detrás de este tipo de alimentos.

Ribeira Sacra, la viticultura heroica tras los vinos de moda

Medios

Galletas de mandarina y chocolate en Thermomix

Medios

La segunda miel más cara del mundo se produce en El Bierzo

Medios

'Pumpkin spice latte', la historia del café que más triunfa en otoño

Medios

Por qué no debes poner los tomates en la nevera

Medios

Receta de pizza con base de coliflor

Medios

Se abre la temporada de setas, manjar del bosque: ¿por qué nos gustan tanto y cómo cocinarlas?

Medios

Dani García: «McDonald's también es cocina popular, no solo las almejas en salsa verde»

Medios

Receta de 'veganesa', la mayonesa casera vegana

Medios

Para pocos bolsillos: qué vinos españoles han conseguido últimamente los 100 puntos Parker

Medios

Nueva York se plantea prohibir la venta y producción de foie gras

Medios

Cola de pescado, el ingrediente oculto de muchas cervezas

Medios

Dejar Comentario