IEVENN
Deporte

La cláusula | Griezmann: el adiós más pequeño de un jugador grande

La cláusula

Opinión

Antoine Griezmann, durante un partido con el Atlético. Albert Gea REUTERS

Cuando has sido uno de los mejores futbolistas que ha vestido la camiseta del Atlético y tu marcha genera indiferencia en buena parte de la afición, algo se ha hecho mal. Tú, Griezmann en este caso, el primero. Pero no el único. El adiós del francés deja la sensación de que sólo le duele realmente a Simeone, que ha hecho una apuesta pública por su continuidad que ahora queda en fracasado intento a la desesperada. A él le trastoca gravemente los planes, pero el resto de protagonistas dormirán plácidamente hoy.

Griezmann porque es la crónica de un adiós anunciado. Seguramente el más anunciado que se recuerda, pese a ese giro argumental del documental tras la presión a toda cancha de las dos personas que más influían en él: Godín y el Cholo. Esta vez sólo quedaba uno de ellos y no ha sido suficiente. El francés es un gran futbolista y un chaval estupendo, alegre y sin mucho más interés en la vida que divertirse (que no es poca cosa), pero en esa virtud vital reside un defecto profesional: Daenerys sobrevolando Desembarco del Rey es un prodigio de estabilidad a su lado. Griezmann no es una veleta porque una veleta a veces está quieta. Se quedó por no discutir y una relación basada en la estabilidad y no en el amor nunca llega muy lejos.

El club tampoco es inocente desde el momento en que accedió a renovar con una cláusula que al año bajaba de 200 a 120 millones. Esa decisión no le indica el camino hacia la puerta, sino que se la abre de par en par y le lleva hasta ella en calesa. Hace meses que desde las oficinas se deja caer a quien quiere escuchar que su sueldo ha forzado otras salidas (falso, a Lucas se le hizo una oferta muy competitiva y decidió irse igual y el problema con Godín fue de años y no de dinero) o que no merece ganar tanto. Es el modus operandi clásico del Atlético cuando ve con buenos ojos vender a su estrella; allanar durante meses el camino pintándole como un traidor y al final fingir una ofendida sorpresa como el capitán Renault en Casablanca: «¡Qué escándalo! Aquí se vende».

Un amplio sector de la afición, en lo que parecía injusto y hoy resulta profético , nunca se fio de él tras sus flirteos públicos con el Manchester United hace dos veranos. La tensión fue constante la temporada pasada, desembocando en los célebres pitos del partido posterior a ganar como héroe la Europa League, y ni siquiera esa disculpa pública que pretendió ser La decisión cerró del todo esa herida. Pese a su impecable compromiso sobre el campo, para muchos atléticos Griezmann jamás fue de la familia. No se equivocaban.

A diferencia de lo que sucedió con Torres, Agüero, Falcao, el primer Diego Costa o Arda, el Atleti afronta esta vez sólo una ruptura futbolística y no emocional. Sobre el césped, el agujero es grande, porque aunque Antoine nunca se sentó en la mesa de Messi y Cristiano sí estuvo más cerca que ningún otro jugador rojiblanco. No en la misma mesa, tampoco en la misma habitación, pero sí tal vez en la misma casa. O en la del vecino, como lejos. Pero en la caseta y en la grada, el agujero es apenas un picotazo. Se llenará fácil.

Y así, con la frialdad de quien tira a un pez por el desagüe en lugar de con el desconsuelo con que se despide a un querido perro, se marcha un futbolista tremendo. No la más vistosa de las recientes figuras rojiblancas, pero sí la que mejor entendió el juego y quien con más fe compró el modelo del Cholo. Nunca un futbolista tan grande tuvo un fin tan falto de emociones, buenas o malas. Sólo llora Simeone. Que no es poco.

Entrevista | Quique Setién: «Yo no vendo humo»

Medios

Ciclismo | Markel Irizar, el abuelo del Giro que venció al cáncer

Medios

Natación | Mireia Belmonte: «Necesitaba estar aislada»

Medios

Giro | 'Santa Alianza' contra Roglic en las cumbres alpinas

Medios

Fútbol | La pena de Cillessen

Medios

FIFA | El Mundial de Qatar, con 32 selecciones y no con 48

Medios

La 'Penya' cae en Vitoria y no cierra su billete para el 'playoff'

Medios

La FIFA descarta la participación de 48 equipos en el Mundial de Catar

Medios

Gainza ve peligrar su corona como 'Rey de Copas'

Medios

La F1 llega a Mónaco con Lauda en el recuerdo

Medios

Ter Stegen se pierde la final de Copa

Medios

Giro de Italia | Roglic, señalado por un ex compañero: «¿Por qué nadie puede seguirle?»

Medios

Dejar Comentario