La escandalosa prima de comportamiento del PSG: Neymar cobra 375.000 euros por aplaudir a la afición

Neymar, durante un partido reciente con el PSG. CHRISTIAN HARTMANNREUTERS

Lo que puede parecer, en tantos casos, un gesto de pura educación deportiva y agradecimiento, esconde, en otros, una interesante recompensa. Según un documental sobre el París Saint Germain emitido por France 2 (RMC), algunas de las estrellas del equipo parisino cobran enormes cantidades por, entre otras cosas, acudir a aplaudir a su propia afición al final de los encuentros.

Son las primas comportamiento. Y resultan bastante suculentas. Neymar, por ejemplo, percibe 375.000 euros por ello. Es el que más. Thiago Silva, sin embargo, se queda en 33.000.

El PSG ha salido al paso de dichas informaciones, aclarando que la prima por respetar el código ético, incluye otros puntos, como la puntualidad, el respeto a los medios de comunicación o abstenerse de apostar en competiciones en las que participa el club.

Mbappé asegura que él paga sus impuestos

Todo esto ha ocurrido poco después de que Football Leaks haya filtrado las exigencias de Kylian Mbappé para fichar por el equipo de la capital francesa. La joven estrella también ha salido al paso. Asegura que es él quien paga los impuestos que la corresponden por todos sus ingresos, no su club como lo afirman algunos medios, y que todos los abona en Francia.

“Quiero precisar que pago todos mis impuestos en Francia, por todos mis ingresos”, explica Mbappé en una entrevista emitida por la emisora “France Info”, en relación con lo publicado por “Médiapart” en el marco de la investigación de “Football Leaks” sobre las supuestas condiciones que fijó para su fichaje por el PSG en el verano de 2017.

Afirma que “es totalmente falso” que exigiera que el equipo le pagara 10 millones de euros para abonar los impuestos que le corresponderían. “Para mí -añade- lo importante era ver en qué club podía dar lo mejor y continuar mi progresión. Elegí el París Saint Germain de forma natural”.

Una vez que se decantó por la formación de la capital francesa, hubo negociaciones pero todo lo que hizo cumplía las reglas, añade el delantero de 19 años.

Mbappé, que hasta el verano de 2017 jugaba en el Mónaco, fue comprado por el PSG -y no por el Real Madrid, que también lo había intentado-, mediante una operación financiera que incluía un préstamo gratuito el primer año con una opción obligatoria de pagar 145 millones el siguiente y otros 35 más si se prolongaba su contrato.

En un primer momento, se pensó que el escalonamiento del pago perseguía que el PSG no infringiera las reglas del juego limpio financiero de la UEFA, tras haber desembolsado ese mismo año 222 millones por el brasileño Neymar.

Sin embargo, según “Football Leaks”, en realidad ese montaje sirvió para evitar el pago de un impuesto en Francia. Preguntado sobre las revelaciones también de “Football Leaks” de que el PSG utilizó criterios étnicos para fichar promesas para su centro de formación, Mbappé no quiso pronunciarse para “no decir tonterías” porque no estaba al corriente.

También puede interesar

Dejar un comentario